Jueves 18 DE Julio DE 2019
Nación

Fontierra recibirá fincas extinguidas al narco-traficante Mario Ponce

Fecha de publicación: 16-11-17
Los bienes inmuebles pertenecieron al capo de la droga, quien fue extraditado a Estados Unidos por narcotráfico.
Por: Cindy Espina cespina@elperiodico.com.gt

El Consejo Nacional de Administración de Bienes en Extinción de Dominio (Conabed) aprobó el martes donar al Fondo Nacional de Tierra (Fontierra) cuatro fincas ubicadas en Izabal. Estas propiedades son parte de los bienes extinguidos al narcotraficante, Mario Ponce y que según fuentes de la Secretaría Nacional de Administración de Bienes en Extinción de Dominio (Senabed) se encuentran invadidas por familias que trabajaban para Ponce y que “hombres muy bien armados” impiden el ingreso a los terrenos.

La única vez que la Senabed ingresó a los terrenos que eran de Mario Ponce lo hizo con la ayuda del Ejército, esto como medida de protección por las personas que custodian el lugar, el cual se ubica en Morales, Izabal y se encuentra en un área fronteriza con Honduras. Desde el segundo semestre de 2015 la Secretaría hizo las solicitudes de desalojo de todas las propiedades de Ponce al Ministerio Público (MP), pero hasta ahora ninguna se ha ejecutado.

Según investigaciones, la mayoría de las propiedades que pertenecían a Ponce se encuentran en el área conocida como Playitas, en Morales, el cual era uno de sus centros de operaciones para el trasiego de droga.

La donación de estas fincas fue autorizada por el presidente, Jimmy Morales según informó el vicepresidente, Jafeth Cabrera, quien es el que dirige este Consejo. Esta instancia también está integrado por los ministerios de Gobernación, Finanzas Públicas, de la Defensa Nacional, MP y Organismo Judicial.

El objetivo de los terrenos

El objetivo de que Fontierra tenga estas fincas, es que provea de tierras a familias que pertenecen a organizaciones indígenas y campesinas o que hayan sido desalojadas, explicaron los miembros de Conabed. El gerente general de Fontierra, Axel López Anzueto dijo que la solicitud de estos inmuebles se dio después de que organizaciones como Plataforma Agraria, el CUC y Cenoc demandaran terrenos para ubicar familias, las cuales recibirían la extensión de una manzana en promedio.

Las extensiones de los terrenos entregadas al Fondo van desde dos caballerías y media hasta solo media manzana.

López Anzueto indicó que desconoce a quién pertenecen las fincas, que ese dato no lo incluían en los cuadros que dan información sobre las propiedades. “Uno de los requisitos para aceptar las fincas es que estén limpias”, añadió el gerente general de esa institución para explicar que los inmuebles no debían estar ocupados por otras personas.