Jueves 19 DE Abril DE 2018
Nación

MARN anuncia que el Ejército limpiará la playa contaminada por el Motagua

Honduras evaluará la voluntad de Guatemala para solucionar contaminación del río. A finales de octubre pasado, el Gobierno hondureño fijó un plazo de cinco semanas para que sus homólogos en Guatemala mostraran su buena voluntad y evitar que la corriente siga llevando basura a sus playas.

Fecha de publicación: 13-11-17
En octubre pasado, las autoridades hondureñas se quejaron de la basura que afectaba uno de sus principales sitios turísticos. Por: Rony Ríos/ Luisa Paredes elPeriódico
Más noticias que te pueden interesar

Desde finales de octubre, medios de comunicación de Honduras comenzaron a reportar acumulaciones de grandes cantidades de basura en el río Motagua, provenientes de varios municipios de Guatemala y que afectó en su mayoría la Bahía de Omoa, en dicha nación. Esto provocó que el Gobierno hondureño reclamara acciones para resolver el problema de contaminación que mostraran resultados en cinco semanas.

En una entrevista al diario El Heraldo, la vicecanciller de Honduras, María del Carmen Nasser, dijo que se reunieron con autoridades guatemaltecas, no se abordó el tema de sanciones o indemnizaciones, pero sí entregaron una serie de disposiciones a cumplir como establecer el compromiso de las comunidades que están en contacto con las cuencas, redoblar el personal de limpieza, reemplazar biobardas, e implementar un mecanismo de alerta temprana para evitar que vuelva a suceder.

El viceministro de Ambiente de Guatemala, Alfonso Alonzo, explicó que no existe un conflicto entre ambos países; sin embargo, indicó que Honduras realizará una evaluación para verificar la voluntad de Guatemala por solucionar el tema de la contaminación.

Ejército viajará a Honduras

Una de las primeras soluciones es la limpieza de las playas contaminadas en Honduras por parte del Ejército. El Viceministro  indicó que este viernes viajarán con representantes del Ministerio de Relaciones Exteriores y de la Defensa hacia Honduras, para evaluar la cantidad de basura que se encuentra en las costas y obtener las autorizaciones necesarias para movilizar la maquinaria y al personal de la entidad castrense y realizar la limpieza.

De acuerdo con Alonzo, en el acuerdo de la Fuerza de Tarea Maya Chortí se incluye un apartado en temas ambientales lo que permitiría que los  militares puedan ocuparse del tema.

Aproximadamente dos bobcats (máquinas excavadoras pequeñas) y tres picop serán llevados hacia el país vecino, para realizar la limpieza de las costas hondureñas. “Es necesario crear conciencia entre la población, ya que el río Motagua pasa por más de cien municipios y va acumulando desechos que van a parar al océano”, enfatizó Alonzo.

De la evaluación se podrá determinar cuántos militares serán necesarios para la limpieza de las playas hondureñas.

Aumentarán biobardas

“Nos pidieron duplicar la cantidad de biobardas y lo vamos a cumplir”, señaló Alonzo.

El Viceministro aseguró que desde el año pasado trabajan para darle una solución integral a la contaminación del río Motagua, por lo que implementaron las biobardas, para que sirvieran de filtro y retuvieran la basura. Una vez detenidos los desechos, los miembros de los Consejos Comunitarios de Desarrollo (Cocodes), se encargan de extraerlos y reciclarlos.

“Hemos implementado todo un sistema que además de limpiar el río, permita crear conciencia entre los miembros de las mancomunidades y evitar que sigan tirando la basura. Este problema no es nuevo, tiene más de 50 años y desde el año pasado lo habíamos controlado”, dijo.

Asimismo, indicó que durante casi un año las playas de Honduras no recibieron la basura de Guatemala, pero con el invierno recién pasado se rompieron las biobardas y los desechos siguieron junto con el caudal.

“Aprovechando que ya terminó el invierno podremos volver a colocar las biobardas y para cumplir con la petición del Gobierno hondureño, se duplicará su número. Antes teníamos 26 sobre ese río y ahora colocaremos entre 50 y 90”, indicó Alonzo.

Una de las soluciones que buscan ante la problemática, es la implementación de una trampa de basura, la cual funciona como un filtro de todos los desechos que lleva el agua y además genera electricidad; es un modelo utilizado por las hidroeléctricas que se puede replicar para contener los sólidos y limpiar el río, aseguró Alonzo.

La trampa de basura estaría lista antes de los primeros 15 días de agosto, por lo cual se montarán los eventos de licitación.

“Ayer una comisión técnica de ambos países realizó un recorrido donde constató la visible disminución de dichos sólidos, tanto en el río como en la playa. Este es un importante avance en la solución de esta problemática común”, aseguraron desde la cancillería guatemalteca.

Consecuencias económicas

Phillip Chicola, analista político, indicó que de no resolverse el problema por medio de negociaciones, Guatemala podría enfrentar consecuencias económicas por una posible demanda de reparación de daños, debido a que Honduras podría utilizar mecanismos incluidos en acuerdos firmados por ambos países, como el Sistema de Integración Centroamericana (SICA) el Tratado de Libre Comercio República Dominicana – Centroamérica – Estados. Unidos (DR-CAFTA) que contienen secciones sobre el medio ambiente.

El SICA estipula que los Estados parte deben desarrollar estrategias comunes que protejan recursos naturales y controle la contaminación, aunque no menciona consecuencias por infracciones. Mientras que el DR-CAFTA contempla en su capítulo 17 que “cada parte podrá incluir sanciones y acciones civiles y penales tales como acuerdos de cumplimiento, penas, multas, medidas precautorias, suspensión de actividades y requerimientos para tomar medidas correctivas o pagar por el daño ocasionado al ambiente.

 

Según el MARN, varias biobardas se rompieron tras el pasado invierno.

Bardas no se dan abasto

A pesar de que los gobiernos locales en Puerto Barrios han implementado bardas con material reciclable (biobardas) para filtrar el agua del río Motagua y reducir la contaminación, las mismas no se dan abasto cuando llueve en la región.

Según el alcalde auxiliar de la aldea El Quetzalito, Puerto Barrios, Marcos Dubón, se tomaron acciones en coordinación con el MARN para reducir la contaminación del río, por medio de las biobardas y la construcción de una bodega para almacenar el plástico que se recupera cuando flota en el agua.

“Se construyó una bodega donde se compactará todo el plástico y llevarlo a una empresa recicladora”, dijo Dubón.

Dubón también señaló que dentro de los trabajos con el MARN se habilitaron 15 plazas laborales para la recolección y limpieza de la basura en los 14 kilómetros de playa en la bocabarra del río Motagua, pero que han tenido dificultades con la movilización de los trabajadores, ya que a la embarcación que utilizaban se le arruinó el motor, por lo que lo realizan con pequeñas lanchas.

Otra de las dificultades que encuentran los encargados de la limpieza es en la temporada de lluvia. “Lamentablemente cuando hay inundaciones toda la basura vuelve, como que si no hubiéramos hecho nada. Aquí hay que buscar otra mecánica para erradicar el problema”, aseguró el alcalde auxiliar.

Asimismo, los pobladores de El Quetzalito aseguraron que en la bocabarra también hay aproximadamente siete kilómetros de contaminación del lado de Honduras, y que ellos también arrojan gran cantidad de desechos.

Por su parte, el guardarecursos del Consejo Nacional de Áreas Protegidas (Conap), Miguel Maldonado, señaló que semanalmente son retiradas alrededor de 120 toneladas de basura en el área de la playa.

Soluciones a largo plazo

La disputa ente Guatemala y Honduras no es un problema nuevo, debido a que las autoridades del país vecino han documentado desde el 2014 la contaminación en algunas de sus playas. A mediados del año pasado, el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN) pidió a 19 municipalidades, cuyos caudales desembocan en el Motagua, que implementaran programas de saneamiento, sin embargo, este año el problema volvió a resurgir.

César Barrios, director de Comunicación de la Fundación para el Ecodesarrollo y la Conservación, dijo que Guatemala debe reconocer que no hace la mejor labor en el manejo de desechos sólidos y el caso con Honduras es una clara consecuencia de ello, que tiene mayor relevancia porque se volvió un tema internacional porque afecta más allá de las fronteras.

La colocación de biobardas soluciona un problema inmediato, pero según Barrios, es necesaria una solución a largo plazo. Para ello las instituciones gubernamentales y la sociedad civil deberían trabajar en una estrategia integral que se enfoque en dos cosas, la educación y la legislación.

Indica, que el Congreso debería tener voluntad política para aprobar normas que solucionen el manejo de los desechos sólidos como la Ley de Aguas, para la Regulación de Bolsas Plásticas y Reducción de Contaminación Ambiental producida por el plástico Pet, que no han progresado en el Legislativo.

Necesidad de plantas de tratamiento

El Viceministro de Ambiente resaltó la necesidad de tener plantas de tratamiento en los municipios, no solo para cumplir con la normativa que los autoriza a hacerlo hasta 2019, sino para beneficiar el medio ambiente. Es importante para el país contar con esas plantas para encontrar una solución a la problemática ambiental.

50

o 90 biobardas esperan colocar en el río.