Martes 18 DE Septiembre DE 2018
Nación

Pérez Molina y Roxana Baldetti van a juicio por el caso La Línea

Para ese caso el MP utilizó la declaraciones de los colaboradores, Juan Carlos Monzón, Salvador Estuardo González y Jorge Guillén.

Fecha de publicación: 27-10-17
Pérez Molina y Baldetti se retiran de la Sala de Audiencias luego que el juez anunciara que deben enfrentar juicio. Por: Julio E. Santos jsantos@elperiodico.com.gt
Más noticias que te pueden interesar

El expresidente Otto Fernando Pérez Molina enfrentará a un Tribunal de Sentencia, al ser enviado a juicio por los delitos de asociación ilícita, casos especiales de defraudación aduanera y enriquecimiento ilícito. Este sería el primer debate oral y público que enfrente el exmandatario, luego de estar involucrado en tres procesos penales sindicado de actos de corrupción.

El juez Miguel Ángel Gálvez consideró que Pérez Molina incurrió en esos ilícitos al haber consentido que personas ajenas a la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) se inmiscuyeran en temas de recaudación en las aduanas, además, por aceptar dádivas producto de los sobornos que la estructura le cobraba a los importadores.

 

El juez Gálvez fue custodiado por guardias del OJ al finalizar la audiencia.

De igual manera, la ex vicepresidenta Ingrid Roxana Baldetti Elías fue enviada a juicio por los mismos delitos. Según las investigaciones que dieron lugar a este caso, la ex Vicepresidenta sería la responsable de dirigir las operaciones de la red criminal por medio de su secretario privado, Juan Carlos Monzón Rojas, quien, al inicio del proceso se convirtió en el principal colaborador eficaz del Ministerio Público (MP).

Para Baldetti este sería su segundo debate de cuatro procesos penales que pesan en su contra. El primero es por su implicación en el fraude cometido hacia el Estado, cuando pretendía limpiar el lago de Amatitlán con una “fórmula mágica”, que al final se comprobó que era una combinación de agua con sal.

Carlos Muñoz, exjefe de la SAT, fue capturado en abril de 2015.

Junto a Pérez y Baldetti, Gálvez envió a juicio a 28 de los 30 sindicados. Solamente para Mónica Jáuregui y Gerbert Francisco Cabrera Castellanos les fue dictada una clausura provisional de los tres delitos. Programó para el 28 de febrero del próximo año, la audiencia para que el MP presente una nueva acusación en contra de ellos dos.

La resolución final

El titular del Juzgado Primero B de Mayor Riesgo indicó que originalmente la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI), del MP, presentó el delito de cohecho pasivo para el exbinomio presidencial, sin embargo, debido a la jerarquía que ambos tenían en el gobierno se les modificó al de enriquecimiento ilícito, el cual de encontrarlos culpables, tendrían una pena de cinco a diez años de prisión.

Mientras que para asociación ilícita, la Ley establece una pena máxima de ocho años de prisión, y en el de casos especiales de defraudación aduanera sería de diez años de prisión.

El juzgador aclaró que durante la audiencia de etapa intermedia no valoró la prueba presentada por la FECI, sin embargo, analizó cada uno de los documentos, declaraciones y testimonios, para “recrear las acciones” cometidas por el exbinomio presidencial y por los otros 28 sindicados.

Omar Franco, jefe de la SAT durante 2014.

“No concibo cómo siendo Presidente pudo aceptar que otros le dijeran que era lo que tenía qué hacer o no. Además, que sabiendo que lo que supuestamente pasaba en las aduanas, haya confiado el trabajo a una persona ajena al gobierno”,  dijo el juez al referirse a Salvador Estuardo González, alias Eco.

La audiencia de etapa intermedia duró tres meses y tres semanas, durante su desarrollo fue interrumpida en varias ocasiones por una infinidad de recursos legales que presentaron los abogados de la defensa de los 30 implicados, principalmente los de Pérez Molina, que en seis ocasiones intentaron separar al juez Gálvez de ese proceso penal.

Según la FECI, durante los dos años y seis meses desde que inició el caso, los abogados presentaron no menos de 75 recursos, lo que hizo que la diligencia de etapa intermedia se atrasara un año.

El caso La Línea fue desvelado por el MP y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), el 14 de abril de 2015; tres días después inició la audiencia de primera declaración de los primeros implicados. En mayo, renunció Baldetti, y el 3 de septiembre de ese mismo año, Pérez Molina dejó la Presidencia y fue sometido a la audiencia de primera declaración.

Monzón frente a frente

Alexis Calderón, abogado defensor de Juan Carlos Monzón, presentó ayer un memorial solicitándole al juez que programe una audiencia para que el colaborador eficaz declare en anticipo de prueba, con el fin de que su declaración pueda ser utilizada por el MP como prueba sustancial en el debate.

 

Etiquetas: