Sábado 18 DE Noviembre DE 2017
Nación

Corte de Constitucionalidad anula aplicación de la pena de muerte

La única ley vigente en el país que aún contempla la pena capital es el Código Militar (Decreto 2014).

 

Fecha de publicación: 27-10-17
Los magistrados emitieron la resolución sobre la pena capital el martes 24 de octubre, en la cual anulan la aplicación de dicha pena para los delitos de cinco artículos del Código Penal. Por: Ferdy Montepeque elPeriódico
Más noticias que te pueden interesar

Con la sentencia emitida por la Corte de Constitucionalidad (CC) el pasado 24 de octubre, dicho órgano dejó sin efecto la aplicación de la pena de muerte para quienes sean hallados culpables de parricidio, ejecución extrajudicial, plagio o secuestro, desaparición forzada y por la muerte del presidente o vicepresidente de la República, y de los demás organismos del Estado. La Corte, además, expulsó del ordenamiento jurídico la pena capital para los culpables de la muerte de una o más personas como consecuencia de los delitos contemplados en la Ley Contra la Narcoactividad.

De acuerdo con la resolución dentro del expediente 5986-2016, los magistrados de la CC declararon inconstitucionales los párrafos de los artículos 131, 132 Bis, 201, 201 Ter, y 383 del Código Penal y de la Ley Contra la Narcoactividad en los que se normaba la pena de muerte como sanción máxima; porque estos riñen con los artículos 17, 46 y 149 de la Constitución Política de Guatemala, los cuales se refieren a que en materia de Derechos Humanos, los tratados y convenciones ratificados por el Estado tienen “preeminencia sobre el derecho interno”.

En la sentencia del máximo órgano constitucional, también consta que los artículos que se refieren a la pena de muerte además contravienen la Convención Americana de Derechos Humanos –Pacto de San José– ratificada por el Estado de Guatemala, porque se valora la “peligrosidad” del imputado en los casos sobre delitos de parricidio, ejecución extrajudicial y caso de muerte de alguno de los presidentes de uno de los tres poderes del Estado.

La CC expuso en la resolución que peligrosidad “es un concepto que resulta absolutamente inaceptable desde la perspectiva de los derechos humanos, al ser incompatible con el principio de legalidad y, por ende, contrario a lo establecido en el artículo 17 de la Constitución, 9 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos”.

La Corte, además, citó la resolución de febrero de 2016 con la que se anuló la pena de muerte por asesinato; la cual se fundamentó con el mismo argumento que utilizaron en esta ocasión.

Otros artículos anulados

Mientras que en los artículos 201 y 201 Ter del Código Penal, también se determinó que son inconstitucionales porque a su vez violan artículos de la Convención Americana sobre Derechos Humanos y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, porque el Estado de Guatemala legisló, con posterioridad a la suscripción de los acuerdos internacionales, para extender la ampliación de la pena de muerte.

Dicha violación quedó evidenciada en el caso Raxcacó Reyes versus el Estado de Guatemala, en el que se aplicó el artículo 201 del Código Penal (reformado por el Decreto 81-96) con lo cual se había ampliado la pena de muerte a acciones no previstas, antes de ratificar los acuerdos internacionales.

No es abolición

A criterio de Javier Monterroso, investigador del Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales (ICCPG), la pena de muerte no se ha abolido en Guatemala, y que la CC lo que hizo fue dejar sin efecto “los supuestos para imponer esta pena” al declararlos inconstitucionales porque no solo son contrarias a la Carta Magna, sino que también al Pacto de San José. “Solo había dos países en América Latina que tenían vigente la pena de muerte: Cuba y Guatemala”, indicó.

Marco Antonio Canteo, analista independiente, consideró que, con esta sentencia, se deja sin materia alguna la medida legislativa que pretenda reinstaurar la pena capital en el país, “para poder realizar esos cambios y añadirles la pena de muerte se tendría que denunciar al Pacto de San José”, aseguró.

Aunque en el Código Militar –que data del gobierno de Justo Rufino Barrios– está vigente la pena de muerte para varias violaciones a dicha legislación, el código es “no positivo” porque no se aplica desde hace varios años, indicó Canteo.

Proponen eliminación

La propuesta del nuevo Código Penal elimina la pena de muerte para los siguientes delitos: desaparición forzada, parricidio, magnicidio (que se le priva de la vida a algún dignatario) y ejecución extrajudicial. Se eliminan porque actualmente, básicamente, se entiende que no están contemplados, ya que somos parte del convenio de la Convención Americana de Derechos Humanos. En el caso del magnicidio, todos somos iguales, y no vale la diferenciación, explicó ayer el presidente de la Comisión de Legislación del Congreso, Cornelio García.

“Sólo había dos países de América Latina que tenían vigente la pena de muerte: Cuba y Guatemala”.

Javier Monterroso, investigador.