Jueves 15 DE Noviembre DE 2018
Nación

“El Taquero” confirma el control de Byron Lima Oliva en Pavoncito

Lima tenía puestos de control para evitar que se ingresaran productos ilícitos al centro carcelario, según la declaración de “el Taquero”.

Fecha de publicación: 24-10-17
El narcotraficante utiliza un marcador y un pizarrón ante la jueza para indicar los lugares más importantes de la prisión. Por: Rony Ríos rrios@elperiodico.com.gt
Más noticias que te pueden interesar

En la audiencia de primera declaración por el asesinato de Byron Lima Oliva, Marvin Montiel Marín, alias el Taquero, señaló ante el Juzgado A de Mayor Riesgo a cargo de Claudette Domínguez, que el Capitán temía por el caso del asesinato de monseñor Juan Gerardi.

Según Montiel, Lima le había manifestado que tenía problemas grandes, de años atrás, cuando decapitaron a Obdulio Villanueva, quien había sido condenado a 30 años de prisión, por lo que contaba con un equipo de seguridad que siempre portaba armas.

“Me dijo, mirá casi me voy yo en la voladora porque estábamos juntos y nos separamos, si no me voy yo también”, declaró Montiel.

Cuando la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI) interrogó a Montiel, este aseguró que por lo menos 10 personas formaban parte de la seguridad del reo asesinado, a quienes describió por medio de apodos o apellidos. En la declaración Montiel señaló a una persona de apellido Portillo, quien se mantenía cerca de Lima, portando una Mini Uzi, aunque reconoció que todos portaban armas de fuego.

Además,  el Taquero dijo que esas confesiones se las había hecho porque era su único amigo en la prisión, a pesar de tener a más de 90 personas trabajando para él. También me contó que tenía problemas con los mareros de Pavoncito, porque Lima había llegado a tener gran poder ahí.

Monopolio de ilícitos

Lima tenía el monopolio de licor, de ingresos de privados de libertad y de cualquier actividad dentro del centro de reclusión, puntualizó Montiel. Tenía grupos de seis personas distribuidos en varios puntos de Pavoncito, para evitar el flujo de ingreso de ilícitos, salvo los que el Capitán avalaba y por los que cobraba.

El control en la prisión fue confirmado por Héctor Revolorio Ramos, expropietario del lugar conocido como la carpintería y ferretería La Bendición, señalado por el Ministerio Público como el punto de ingreso de armas y municiones para ejecutar a Lima. Revolorio declaró que Lima autorizaba la extensión de un carné con el que se autorizaba la visita de los internos.

Conflicto entre Lima y Montiel

Sara Cruz, cónyuge de Montiel, declaró ante la judicatura que el único momento incómodo vivido entre Lima y su pareja fue durante una fiesta (las cuales realizaban cada fin de semana o cada dos semanas) pero fue culpa de la colaboradora eficaz, Alejandra Reyes (viuda de Lima).

“Alejandra estaba tan borracha que comenzó a dedicarle canciones de despecho, algunas en portugués y esas palabras estaban lastimando a Byron, entonces le quería pegar y Marvin se metió a defenderla y decirle que era su esposa y que era mujer… fue la única vez que los vi discutir”, señaló Cruz.

En las fiestas de Lima siempre había licor y mujeres, “yo un día llegué a visitar a Marvin, pero no le avisé y cuando lo vi tenía un montón de mujeres, entonces me enojé y lo dejé de visitar por dos semanas”, aseguró la esposa de el Taquero.

La jueza Domínguez suspendió la audiencia de primera declaración de los 17 señalados por el asesinato de Lima, la cual se reanudará el lunes 30 de octubre a las 13:00 horas.

Licor en caletas

En su declaración Montiel aseguró que Lima le había pedido abrir agujeros en el área que utilizaba para ocultar varios toneles con licor y así evitar que los ilícitos fueran detectados en las requisas que Lima había anticipado. “Como mi cuarto era de tierra, lo usaron para encaletar el alcohol y cada vez que tenían que vender algunas botellas, llegaban y las desenterraban”, aseguró el Taquero.

17

Son los señalados por el caso del asesinato de Lima Oliva.

Etiquetas: