Martes 20 DE Noviembre DE 2018
Nación

La comunidad mundial bahá’í está de fiesta

En los escritos bahá’ís se compara a la humanidad con un bello jardín, en el cual existen flores de diferentes aromas, formas y colores.

Fecha de publicación: 21-10-17
Santuario del Bab, precursor de Bahá’u’lláh en Haifa, Israel. Por: redacción El Periodico
Más noticias que te pueden interesar

Los miembros de la Fe bahá’í  se preparan para el 22 de octubre de 2017, en unas 100 mil localidades alrededor del mundo.

Los bahá’ís celebrarán el bicentenario del nacimiento de Bahá’u’lláh, fundador de la religión más difundida en el mundo después del cristianismo.

Con motivo de este acontecimiento, muchos líderes de diferentes países, como el Dalai Lama, el expresidente de Estados Unidos, Jimmy Carter, y el presidente de la República de Austria, Alexander Van der Bellen, han expresado sus felicitaciones a la comunidad, tanto por el bicentenario como por las contribuciones y el rol ejercido por dicha comunidad en la sociedad, explica Parisa Nabili, miembro de la  Fe bahá’ís en Guatemala.

 

Guatemaltecos en la sede Baha’í de Quetzaltenango.

La entrevistada señala que la Fe Bahá’í es la más joven de las religiones independientes del mundo. Es una religión mundial, que gira alrededor de un concepto: el concepto de la unidad. Los bahá’ís creen que existe un solo Dios, creador de todo el universo, una sola humanidad, integrada por las razas y religiones del mundo y una sola religión, la religión de Dios, agrega Nabili. En los escritos bahá’ís se compara a la humanidad con un bello jardín, en el cual existen flores de diferentes aromas, formas y colores. La belleza de este jardín yace en la diversidad de estas flores. De esta manera, la belleza de la humanidad está en la existencia de sus diferentes razas y colores.

Los bahá’ís siguen las enseñanzas de Bahá’u’lláh, quien proclamó la Fe a mediados del siglo XIX.  Enseñó la paz mundial, la unidad de toda la humanidad y la unidad esencial de todas las religiones

Después de la proclamación de Su Fe, Bahá’u’lláh sufrió cuarenta años de exilio, tortura y encarcelamiento. A pesar de las persecuciones, escribió una serie de epístolas a los líderes políticos y religiosos del mundo desde su celda en prisión.

Esas cartas, llamadas Tablas a los Reyes, abiertamente anuncian la estación y misión de Bahá’u’lláh, y advierten a los más prominentes líderes del mundo que la humanidad enfrentaría desastrosas consecuencias a menos que bajen sus armas y se reúnan para unir al mundo y acaben con la guerra.

 

Santuario de Bahá’u’lláh, fundador de la Fe Baha’í en Akká, Israel.

Etiquetas: