Viernes 21 DE Septiembre DE 2018
Nación

Lima apoyó al PP y a cambio le dieron control de presidios

Dos camionetas blindadas y guardaespaldas, además de artículos promocionales, fueron patrocinados por el recluso que después cobró a sus compañeros miles de dólares por un traslado.

Fecha de publicación: 19-10-17
Lima lideraba la Cooperativa Torre Fuerte que desde el penal producían artículos para partidos políticos. Por: Evelyn Boche elPeriódico
Más noticias que te pueden interesar

Cuando el Partido Patriota ganó las elecciones, Byron Lima se puso feliz, según la declaración de su pareja, Alejandra Reyes. Corría 2011, el capitán cumplía la condena por la ejecución extrajudicial del obispo Juan Gerardi y había acumulado capital –producto del tumbe de drogas y nexos con el narcotráfico– que le permitió apoyar la campaña del partido que, cuando llega al poder, le entrega el control del Sistema Penitenciario.

“Cuando gana el PP, Byron hace una gran (enfatiza) fiesta y estaba feliz”, señaló Reyes ante el Juzgado D de Mayor Riesgo. Entonces, su esposo le dijo: “Mirá, (Mauricio) López Bonilla me dice que qué quiero de regalo, entonces, yo le pedí el Sistema Penitenciario”, precisó.

Lima, según Reyes, entregó dos camionetas blindadas, una Prado y una Tahoe, para que los presidenciables del PP –Otto Pérez y Roxana Baldetti– se movilizaran. Algunos muchachos que se encargaban de la seguridad de la familia Lima cuidaron al binomio durante la campaña, según el testimonio.

Además, Lima también habría coordinado bloqueos para impedir que algunos vecinos acudieran a votar por Manuel Baldizón. En una ocasión, Reyes escuchó que el capitán le dijo a su hermano, Luis: “¿Mirá, ya fuiste con Lobo? –Lobo era López Bonilla– Andá a casa Capri y vas a recoger Q350 mil que te van a dar porque hay que bloquear todo, las carreteras para que no llegaran a votar por Baldizón… y hacen quemazones, porque después Byron empezó a alardear de eso con sus amigos”, según Alejandra.

De salón de belleza  a oficina de empleo

Tras la ganancia electoral del PP, el salón de belleza que gerenciaba Alejandra, en la zona 10 capitalina, se convirtió en la oficina de reclutamiento para el personal del Sistema Penitenciario.

Entre las estaciones de manicura y corte de cabello, desfilaron los personajes que posteriormente dirigieron presidios. Según la declaración de Alejandra, fueron Luis Alberto González Pérez (nombrado director de presidios); Edy Fisher (subdirector de Operaciones); Edgar Camargo (que sustituyó en la dirección a González); Roxana Gallardo; Roxana Paredes; Sharon Cardona… “un montón de gente”.

González fue compañero de promoción de Lima y en la guardia presidencial, era su “cuaz”, según Alejandra. “Desde que conocí a Byron siempre vi al coronel llevándole tamales”, añadió.

Y dos de sus guardaespaldas –Ostilio Novegil y Mario Cachupe– fueron nombrados en el departamento de análisis penitenciario. Erson Godoy, otro guardaespaldas, fue designado como seguridad de González cuando fue director. Una asistente del salón también se quedó con una plaza, de acuerdo con Reyes.

Pago por traslados

Además de entregarle el control de presidios, a Byron Lima también le dieron autorización para efectuar 150 traslados, por los que cobró miles de dólares o quetzales, o recibió gran cantidad de bienes, entre vehículos e inmuebles. Algunos aún se vinculan con sus dueños originales, como el caso de un Mercedes Benz que recibió como pago de Kevin Overdick, hijo del capo Walter Overdick, alias el Tigre.

Q350

Mil  habría recibido LIma para bloquear carreteras.

Etiquetas: