Lunes 12 DE Noviembre DE 2018
Nación

Insólito e inaceptable

Fecha de publicación: 12-10-17
Por: Jose Rubén Zamora
Más noticias que te pueden interesar

“Quiero darles una buena noticia: En el caso de Odebrecht, hemos llegado a un feliz acuerdo. Ellos –Odebrecht– manifestaron que no tienen ningún inconveniente en que pueda liquidarse prematuramente el contrato. Por lo tanto, no van a reclamar daños hacia el Estado de Guatemala”. Esto dijo textualmente el Ministro de Comunicaciones a la Comisión de Finanzas del Congreso: o es un imbécil, un pendejo, o francamente un ladrón y cómplice de este asalto a Guatemala. No dijo a quién le daba la buena noticia, pero no fue seguramente al pueblo de Guatemala y en todo caso fue a la empresa mega e hiper corrupta Odebrecht.

Esta declaración estúpida y dolosa es una mala noticia y un asalto para Guatemala y una buena nueva para Odebrecht y sus compinches locales:

  1. Guatemala pagó un 75 por ciento de avance financiero frente a un avance físico del proyecto del 30 por ciento.
  2. Se va a licitar nuevamente el tramo vial solo que ahora con dos carriles, en lugar de cuatro.
  3. Odebrecht no nos dio ni siquiera los planos del diseño de la obra.
  4. A la fecha no se tiene información de costo ni calidad del escaso 30 por ciento de obra que hizo Odebrecht.
  5. Inexplicablemente, producto de inconcebible negligencia, no se ha ejecutado la fianza por incumplimiento del contrato de Odebrecht en favor del Estado de Guatemala.
  6. Es posible colegir, derivado de las estúpidas declaraciones del Ministro, que Guatemala ha renunciado a la persecución penal y a la exigencia de una indemnización de la empresa mega corrupta de nombre Odebrecht.

Solo en Guatemala puede suceder esta estupidez inexplicable, mientras otros países han obligado a Odebrecht a pagar daños al Estado, perjuicios, multas e indemnizaciones millonarias: ¡¡Qué vergüenza de buena noticia!! No solo se ha debido exigir una indemnización multimillonaria a Odebrecht, sino que se le debió haber proscrito para siempre como contratista de la misma manera que a Sigma constructores.

Fundesa debería haber traído al presidente Kuczynski del Perú a su evento anual, dedicado precisamente a infraestructura, para que le explicara al presidente Morales cómo se enfrenta la corrupción de los contratistas inescrupulosos y voraces que viven de asaltar y corromper los Estados nacionales con cinismo y sin vergüenza. Estados Unidos de América, donde Odebrecht no asaltó ni corrompió a nadie, impuso una multa de US$2.4 millardos. No dejan, con espejitos, de vernos la cara de babosos.

Etiquetas: