Lunes 24 DE Septiembre DE 2018
Nación

La FECI abrirá nuevas líneas de investigación sobre los fideicomisos municipales

Fiscal Sandoval revela existencia de denuncias relacionadas con esa clase de instrumentos financieros, por lo cual luego de analizar la información hallada ayer en la comuna capitalina en los allanamientos ejecutados, se definirá lo conducente.

Fecha de publicación: 06-10-17
Por: Tulio Juárez / Rony Ríos
Más noticias que te pueden interesar

Existen denuncias, sí tendría que continuar la investigación” –en relación a otros fideicomisos municipales en la capital–, ha anticipado esta mañana el Fiscal Especial Contra la Impunidad (FECI), Juan Francisco Sandoval  Alfaro, al mencionar que merced a los allanamientos ejecutados ayer en la municipalidad fue ubicada información que permite nuevas líneas de pesquisas.

El jefe de esa unidad del Ministerio Público (MP) amplió la información relacionada con el caso “La Caja de Pandora” que, en forma conjunta con la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), la fiscal general Thelma Aldana y el comisionado Iván Velásquez revelaron ayer y que implica al fallecido reo Byron Lima Oliva, al exministro Mauricio López, a un narco, abogados y otras personas.

Entre otros puntos, el funcionario manifestó en el programa A Primera Hora, de Emisoras Unidas, que ayer cuando se encontraban en plena conferencia de prensa en la sede central de la institución tuvieron conocimiento que en el octavo nivel estaba el jefe municipal, lo cual le fue consultado a Aldana quien autorizó que se le permitiera la entrada, porque es un edificio público y no existía inconveniente.

En sus palabras

–       Ayer, con motivo de los allanamientos en dependencia de la comuna, los fiscales y miembros de la CICIG ubicamos los contratos de trabajo de personas que cobraban salarios, pero en ningún momento llegaban a trabajar.

–       Nos pusimos a localizar la mayor  cantidad de evidencias afuera de la municipalidad porque, por ejemplo, en el caso de la señora (Luisa María) Salas (Bedoya, síndico 1), imagínese que le hubiéramos pedido información sobre el fideicomiso (que ella dirigió).

–       Existen algunas denuncias en la Contraloría (General de Cuentas de la Nación) que son investigadas por la Fiscalía contra la Corrupción.

–       Se localizó información sobre facturación de la Cooperativa (Torre Fuerte, propiedad de Lima Oliva en Pavón) dirigidas a partidos políticos, lo cual  hasta ahí era una situación lícita, pero si aparecía información –sobre pagos por servicios con recursos públicos–, eso eso era un giro.

–       Alejandra Saraí Reyes Ochoa –colaboradora eficaz y expareja sentimental del capitán Lima– inició su colaboración en el 2016. Ella llegó al Ministerio Público a ofrecerla. El requisito consiste en que para aceptarla una persona confirme su decisión en ese sentido.

–       Su declaración fue articulando información al indicar que la comuna de Guatemala pagaba y emitía cheques de uno de los fideicomisos y, en este caso, empezó a brindarnos información sobre que pedidos de la Muni en muchas ocasiones tenían logotipos impresos a favor de partidos políticos

–       Entre las notas de envío e información que ella proporcionó mediante fotografías captadas con su celular, concatenado con intervenciones telefónicas, se constatan pedidos de artículos promocionales (gabachas, gorras, playeras, etcétera)  con logotipos de partidos y de  una alianza política que existía previo a las elecciones de 2015.

–       Los pagos por esos servicios fueron hechos con fondos del Fideicomiso de Apoyo a la Planificación Urbana, lo cual implica que con recursos públicos se estaba pagando una campaña política. Se documentó fotográficamente la facturación en blanco del fideicomiso.

–       Encontramos en la investigación preliminar que las personas quienes emitieron las facturas no se dedican al montaje de eventos ni a la producción de esos artículos (promocionales). Por lo tanto, los allanamientos practicados ayer sí robustecen la investigación.

–       En documentos hallados ayer en las oficinas del fideicomiso se incluyen donativos de diversas personas a un partido político, y al cotejar –mediante cruce de información–  se comprobó que son empleados municipales.

–       En relación a los contratos –plazas “fantasma”– se hacía referencia a que (en el caso de Alejandra Reyes Ochoa y su mamá) solo llegaban mensualmente a recibir el cheque, hay información financiera de que sí se les pagaba, pero nunca brindaron sus servicios –a la comuna–, por lo que no puede justificarlo, no hay controles ni firmas.

–       En febrero  de 2013 Byron Lima fue ligado otro proceso penal y a ella le fue rescindido el contrato. Le habían pedido (a Alejandra) que justificara su trabajo “como que monitoreaba semáforos”.

–       Se trata de totalizar el monto de las facturas (pagadas) mediante el manejo de la contabilidad que hay en el Fideicomiso de Planificación Urbana. Hubo compra de trofeos, productos vinculados a la campaña para reelección de Arzú por parte de Torre Fuerte y otros proveedores. Alejandra Saraí Reyes Ochoa se encargaba de eso.

–       El trabajo de los fiscales es eminentemente jurídico y basado en elementos de la investigación. La mayoría de solicitudes de información financiera por este caso corresponden al  mes  de junio. Yo no soy político. Es apreciación de Álvaro Arzú que tiene derecho a defenderse (cuando dijo que es objeto de persecución política por haber impedido un golpe de Estado)

–       Ayer los fiscales fueron (al Ayuntamiento metropolitano) a cumplir su función. Para ingresar a un recinto público no se necesita una orden de allanamiento, solo el permiso de la persona encargada de una dependencia. Así accedimos a una oficina municipal en Jardines de Cayalá.  Se tardaron varias horas, pero finalmente lo permitieron.  Ahí ejercía funciones Soraida Henricks (una de las capturadas el jueves).

–       Cuando tengan (los medios de comunicación en audiencia de primera declaración de los detenidos) acceso a los audios  –de las escuchas telefónicas– verán cómo se relacionan pedidos de una funcionaria municipal para requerir productos promocionales con propaganda para partidos políticos.

–       Llamó nuestra atención que se hace una burla de la corrupción en el Estado y el sarcasmo de posible corrupción en la municipalidad. El sarcasmo provenía de un particular que tenía una conversación con el funcionario municipal.

–       Hay movimientos financieros en los fideicomisos por esos pagos o hacia personas que daban las facturas por supuestos servicios prestados. Incluso hablan del “descontón” –descuento– ya que los eventos no eran publicados en Guatecompras porque eran de Q10 mil.

(Notas relacionadas)

Etiquetas: