Jueves 19 DE Octubre DE 2017
Nación

El puente en Chinautla que no lleva a ninguna parte

Una obra de emergencia valorada en Q24 millones, a cargo de Fonapaz, lleva siete años sin cumplir con su propósito: unir dos poblados en las riberas del río Chinautla.

Fecha de publicación: 02-10-17
En total se desembolsaron Q24 millones para construir el puente que nunca sirvió y que queda solo como evidencia de otro caso de impunidad. Por: Evelyn Boche elPeriódico
Más noticias que te pueden interesar

Siete años después, un puente Bailey instalado “por emergencia” en el río Chinautla, San Antonio Las Flores, continúa sin ser funcional. Se trata de un proyecto por Q24 millones, contratado el 6 de septiembre de 2010 por el disuelto Fondo Nacional para la Paz (Fonapaz) con la compañía Pretecsa.

El puente no conecta a ningún sitio debido a que no se construyeron los aproches, un compromiso que había adquirido la Municipalidad de Chinautla, de acuerdo con el informe especial de auditoría efectuado por la Contraloría General de Cuentas(CGC) a obras contratadas por Fonapaz entre 2010 y 2011.

“Con relación a la instalación del puente sobre el río Chinautla, ubicado en la aldea San Antonio Las Flores, municipio de Chinautla, Guatemala, se pudo comprobar que existen deficiencias técnicas”, cita el documento.

Concretamente, refiere que no se contemplaron los renglones de trabajo para las estructuras para aproximar el puente provisional hacia la carretera. En la evaluación de trabajos extra tampoco se tomó en cuenta “la curva de la carretera al ingreso al puente y la altura de los aproches, ya que para suavizar la curva se tendrá que ocupar parte del terreno particular”, detalla el informe.

Se le consultó al contralor Carlos Mencos sobre el seguimiento a la auditoría, de las sanciones de los responsables por dejar inconclusa la obra y que no tenga ninguna utilidad ni beneficio para la comunidad.

El funcionario indicó que se consultará a la Dirección de Infraestructura sobre el seguimiento que se le ha dado a dicho proyecto. Si procede, se presentarán las acciones legales que correspondan, añadió.

El informe de auditoría fue presentado en noviembre de 2012 incorpora recomendaciones con el fin de que se efectúen los trabajos para que la obra sea funcional.

Sin embargo, el 7 de enero de 2013, el expresidente Otto Pérez Molina anunció la clausura de Fonapaz, ante innumerables señalamientos por corrupción.

Hasta la fecha, ningún exfuncionario de Fonapaz ha sido señalado judicialmente por algún hecho de corrupción.

La Contraloría, analiza todavía si procede presentar acciones penales a los responsables de dejar inconclusa la obra.

Acuerdo con Medrano

En los documentos de descargo, los entonces funcionarios de Fonapaz señalan que la planificación de las obras no era atribución de dicha entidad. Los estudios topográfico, hidrológico y geotécnico se requirieron y fueron elaborados por Pretecsa, el contratista.

Además, en aquella oportunidad, los técnicos explicaron a la Contraloría que las autoridades superiores de Fonapaz llegaron a un acuerdo verbal con el alcalde de Chinautla, Arnoldo Medrano, para que la comuna complementara los trabajos para el puente, situación que se incumplió.

Sanciones económicas

El informe de supervisión de la obra detalla que la comuna de Chinautla incumplió con los trabajos para habilitar el puente durante una emergencia.

La Contraloría emitió sanciones por Q10 mil para tres funcionarios de Fonapaz, responsables por la contratación. Otros tres, encargados por la supervisión de la obra, fueron sancionados con Q5 mil cada uno.

Q24

Millones costó la instalación del puente, según la Contraloría.

“La obra se encuentra inconclusa e inhabilitada”.

Informe de la Contraloría.