Martes 25 DE Septiembre DE 2018
Nación

La gran bodega del crimen organizado

Fecha de publicación: 27-09-17
Mapa de rutas de tráfico ilegal Colombia-Ecuador-Venezuela-Centro América. Guatemala es el principal destino: 90 por ciento de la cocaína y la heroína con rumbo a EE. UU. tiene como última bodega a Guatemala por diez días en promedio. No aparece en el mapa, pero el cien por ciento de los precursores químicos provenientes de China tienen por bodega a Guatemala por diez días en promedio antes de salir para EE. UU. Por: Jose Rubén Zamora
Más noticias que te pueden interesar

Reiteradamente he expresado que nuestra democracia experimentó una metamorfosis siniestra, reduciéndose, a la elección de un clepto-presidente cada cuatro años, que gobierna en alianza con el crimen organizado, fundamentalmente del narcotráfico, y sus financistas de campaña.

Desde 1982, ex altos oficiales de la inteligencia militar han ejercido el control de las aduanas portuarias, aeroporturias y terrestres. Son quienes han entregado nuestra soberanía nacional al crimen organizado transnacional. Léase: narcotráfico, trata de personas, tráfico ilícito de armas y contrabando en general. Sobre bienes lícitos, la defraudación tributaria alcanza Q 11 millardos cada año. Ese Ciacs (cuerpo ilegal y aparato clandestino) de fronteras tiene diferentes nombres: Cofradía, Grupo Salvavidas, red Moreno y, recientemente, La Línea.

El mapa muestra las rutas del tráfico ilegal de drogas con origen en Colombia,

Venezuela y Ecuador, de tránsito en Guatemala y con destino final en los Estados Unidos de América. Es evidente cómo, gracias a quienes ejercen el control de las aduanas, el 90 por ciento de la cocaína y heroína, se consolida en Ecuador, se embodega diez días, promedio, en Guatemala, y se envía a su mercado de consumo en USA.

Adicionalmente, el ciento por ciento de los precursores químicos procedentes de China con destino a USA, empleados en la fabricación de las peligrosas drogas sintéticas, pasa también por Guatemala. El efecto corruptor de estos flujos clandestinos de drogas es formidable, al extremo que ha tenido comprado por décadas al Estado de Guatemala. La cleptocracia chapina, que hace del país un paraíso corrupción e impunidad, es indispensable para el crimen organizado.

Hay que reconocer que el crimen ha tenido éxito confundiendo a buena parte de la opinión pública, que, siguiendo sus valores tradicionales, o no teniendo otras fuentes de información (más que el monopolio de televisión, que a fuerza de cooptación del Estado maneja Ángel González debido a un usufructo vitalicio gratuito que le han prodigado entre la Cofradía y la cleptocracia ), ha creído que la lucha contra la corrupción y la impunidad es una cuestión ideológica, justamente en el país donde la izquierda es más débil por haberle fallado a la sociedad, sobre todo a la más humilde, durante la segunda mitad del siglo XX.

 

Etiquetas: