Miércoles 22 DE Mayo DE 2019
Nación

Erwin Sperisen podrá salir de prisión hoy en Suiza mientras espera juicio de apelación en noviembre

Condena a cadena perpetua por la violenta muerte de 10 reos impuesta al exdirector general de la Policía guatemalteca en Ginebra, fue anulada el 29 de junio por el Tribunal Federal.

 

Fecha de publicación: 22-09-17
Por: Por Diego de León (Corresponsal de Cerigua en Ginebra)

El proceso judicial contra el ex jefe de la Policía Nacional Civil (PNC) de Guatemala, Erwin Sperisen, seguirá su curso en Ginebra el próximo 28 de noviembre, luego que el Tribunal Federal, el máximo órgano jurisdiccional de la justicia suiza, anulara el pasado 29 de junio la sentencia a cadena perpetua por la responsabilidad del ex funcionario guatemalteco en la ejecución extrajudicial de diez reos, confirmada en dos instancias previas. El expediente retorna a la instancia de apelación para un nuevo juicio.

El Tribunal Federal, en su decisión de junio pasado, admitió parcialmente un recurso presentado por la defensa de Sperisen en el que reprocha a la corte ginebrina haber violado en las fases previas el derecho de la defensa a ser escuchada y a participar en la audición de ciertos testigos que fueron interrogados por conducto de una comisión rogatoria enviada en 2011 desde Suiza a Guatemala, en la fase de la investigación criminal conducida por el Ministerio Público ginebrino.

A través de ese procedimiento de cooperación internacional entre instituciones judiciales, el Ministerio Público de Ginebra envío a la fiscalía guatemalteca en aquella ocasión una serie de preguntas a ser incluidas en la audición de testigos, interrogatorios que llevaron a cabo en el país autoridades del Ministerio Público guatemalteco; los testimonios fueron posteriormente remitidos por escrito a la justicia ginebrina e incluidos en el expediente judicial.

En aquel momento, la defensa de Sperisen decidió no remitir preguntas ni solicitar que en el juicio de primera instancia se convocaran a algunos de los testigos que fueron interrogados a través de ese mecanismo por escrito; no obstante, en el juicio de apelación, la defensa de Sperisen cambió de parecer y solicitó a la Presidenta del Tribunal que admitiera a algunos de dichos testigos, solicitud que fue rechazada por considerarse que los testimonios ya formaban parte del expediente judicial.

Los abogados defensores, en el recurso presentado ante el Tribunal Federal tras la sentencia a cadena perpetua, cuestionaron la decisión de la corte de apelación de denegar a la defensa la inclusión de tales testigos, argumento que fue admitido y que motivó la decisión del máximo órgano jurisdiccional suizo de retornar el expediente judicial a la fase de apelación en la que se deberá llevar a cabo un nuevo juicio sobre este punto en controversia.

Sin embargo, el Tribunal Federal confirmó aspectos clave de la sentencia, por ejemplo el hecho que los reos fueron ejecutados extrajudicialmente, que no fueron asesinados en el marco de una confrontación, y que en la Operación Pavo Real para la supuesta toma del control del penal Pavón participó una estructura ilegal –un escuadrón de la muerte– en la ejecución de los siete reos que perecieron aquel 25 de septiembre de 2006. Por consiguiente, Sperisen no fue absuelto por el Tribunal Federal, sino que deberá enfrentar un nuevo juicio en fase de apelación.

Las partes procesales podrán presentar testigos que deberán ser escuchados a partir del 28 de noviembre. Según fuentes a las que tuvo acceso Cerigua, el fiscal del Ministerio Público Yves Bertossa solicitó que se incluyan como testigos tres investigadores de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), institución de Naciones Unidas creada en 2007 a través de un acuerdo entre la ONU y el Estado de Guatemala, la cual ha tenido participación en los procesos judiciales relacionados con la ejecución de los reos como parte de su mandato.

La CICIG, según el acuerdo de creación, tiene como propósito “investigar la existencia de cuerpos ilegales de seguridad y aparatos clandestinos de seguridad que cometen delitos que afectan a los derechos humanos fundamentales de los ciudadanos de Guatemala, e identificar las estructuras de estos grupos ilegales (incluyendo sus vínculos con funcionarios del Estado), actividades, modalidades de operación y fuentes de financiación“.

Asimismo, “deberá colaborar con el Estado en la desarticulación de los aparatos clandestinos de seguridad y cuerpos ilegales de seguridad y promover la investigación, persecución penal y sanción de los delitos cometidos por sus integrantes”.

La CICIG aportó pruebas incriminatorias contra el ex Jefe de la Policía respecto de su responsabilidad en la ejecución extrajudicial de los diez reos; además, los investigadores de CICIG participaron como testigos tanto en el juicio en primera instancia como en el juicio de apelación.

Según fuentes judiciales, las nuevas audiencias podrán durar algunos días, toda vez que se baraja la posibilidad que cinco testigos en total sean llamados a declarar; se desconoce por el momento si la defensa de Sperisen llamará a testigos o si presentará nuevas pruebas de descargo de la responsabilidad de su defendido

 

Diego de León Sagot @diego_sagot también escribió desde Ginebra:

La justicia debe liberar a Erwin Sperisen

Antes de su nuevo juicio programado para finales de noviembre, Erwin Sperisen tendrá que ser puesto en libertad, por lo que decidió el Tribunal Federal (TF). Podría ser liberado hoy en la tarde.

El TF aceptó la apelación de los abogados de Erwin Sperisen contra una denegación que había sido rechazada por el Tribunal de Justicia de Ginebra, al que se remite el caso.

Según Mes Florian Baier y Giorgio Campa, las cosas deben ir rápido. Ambos indican que ya han pedido al tribunal cantonal que convocara una audiencia el viernes por la tarde para liberar a su cliente.

Una audiencia en el tribunal se llevará a cabo a las 17:00 horas. Erwin Sperisen debe estar presente y puede ser puesto en libertad al final del ensayo.

“La marcha de Erwin Sperisen hacia el reconocimiento de su inocencia continúa”, dicen los dos abogados de Ginebra en un comunicado de prensa.

Más de cinco años de prisión

En septiembre de 2005, Erwin Sperisen fue detenido en Ginebra hace más de cinco años, a finales de agosto de 2012. El exjefe de la Policía Nacional de Guatemala tiene detención preventiva en la cárcel de Ginebra de Champ-Dollon.

El 29 de junio, la TF aceptó la apelación de Erwin Sperisen contra su sentencia de cadena perpetua por parte de la Cámara de Apelaciones y Revisión Penal. Tendrá que volver a juzgar a los binacionales suizos y guatemaltecos. Su juicio se abrirá el 28 de noviembre.

Cargas menos pesadas

Se convocan cuatro testigos para esta nueva audiencia. Para entonces, todo indica que Erwin Sperisen será lanzado pronto. En una reciente sentencia, el TF enfatiza que “si los cargos contra la persona nombrada permanecen, han disminuido desde la sentencia de 29 de junio de 2017”.

“Teniendo en cuenta que Erwin Sperisen ha pasado más de cinco años en prisión preventiva, medidas menos incisivas que la detención pueden lograr el mismo objetivo que la detención”. La intensidad del riesgo de fuga se ha debilitado, subraya el TF.

Pulsera electrónica posible

El tribunal de Ginebra “pronto” reemplazará la detención por otras medidas. Entre las posibilidades, los magistrados podrían decidir sobre la prestación de seguridad, el arresto domiciliario, la presentación de documentos de identidad o la colocación de un brazalete electrónico.

En otra sentencia, que también acaba de caer, la TF, por otra parte, declaró inadmisible otro recurso de Erwin Sperisen. Este último se opuso a la decisión del tribunal de Ginebra de denegar a la Radio Télévision Suisse (RTS) la autorización de una entrevista grabada en vídeo de su persona en prisión.