Domingo 18 DE Noviembre DE 2018
Nación

La Plaza se llenó y gritó: “Aquí están tus 20 tuiteros”, “afuera corruptos”

Miles de manifestantes pidieron la renuncia del Presidente y de 107 diputados, así como la reforma a la Ley Electoral.

Fecha de publicación: 20-09-17
Por: Ríos, J. Santos y E. García elPeriódico
Más noticias que te pueden interesar

Manifestantes con pacartas en las cuales aseguraban que no tenían miedo y pedían a la ciudadanía no ser indiferentes.

 

La noche llegó a la Plaza de la Constitución y los manifestantes continuaban ayer bajo la lluvia gritando contra el jefe del Organismo Ejecutivo, los 107 diputados que votaron por dos decretos que les aseguraban la impunidad y a favor de la lucha contra la corrupción.

“Aquí están tus 20 tuiteros”, era una de las consignas que se repetían y se leían en varias pancartas de los manifestantes en alusión a las declaraciones del jefe de la bancada del partido oficial FCN-Nación, Javier Hernández Franco.

El legislador fue uno de los que votó por el llamado pacto de la impunidad y dijo el martes pasado que no estaba de acuerdo en retomar la discusión del antejuicio contra el mandatario, porque no podían “atender presiones solo por 20 tuiteros que apenas tenían 200 seguidores”.

Los manifestantes respondieron a los 107 diputados y a Jimmy Morales con su presencia en la Plaza por varias horas y por largas filas de estudiantes de varias  universidades, organizaciones sociales, grupos campesinos, jóvenes de colegios, trabajadores de pequeñas empresas y familias enteras.

“Yo fui a trabajar temprano, y estoy ahora aquí, manifestando contra este gobierno de corruptos”, dijo uno de los asistentes a la Plaza por la noche. Antes de las 13:00 horas la fila de estudiantes que había salido desde  las 9:25 del campus de la Universidad de San Carlos, no lograba llegar frente al Palacio Nacional, la Plaza ya estaba llena.

Los estudiantes sancarlistas se unieron con los de la Universidad Rafael Landívar y del Valle frente a la Municipalidad capitalina.

Congreso cerrado

Las puertas del Congreso se cerraron ayer al paso de la marcha pacífica. Desde temprano se instaló una tarima frente a la entrada principal en la que varios grupos organizados pidieron la renuncia de Morales y de los 107 diputados que votaron a favor de las reformas al Código Penal, derogadas días después.

Los primeros en concentrarse en las afueras del Legislativo fueron los integrantes del Comité de Desarrollo Campesino (Codeca), quienes exigían la “construcción de un nuevo Estado” al cual se sumaban otra serie de peticiones. En medio de ellos, apareció el titular de la oficina del Procurador de Derechos Humanos (PDH), Jordán Rodas, quién calificó de positiva la manifestación cívica.

La lluvia no obstaculizó las consignas. A las 21: horas un grupo de personas aún se mantenía en la Plaza.

“Se ha llevado de forma pacífica y las personas demuestran su sentimiento ante la coyuntura del país”, expresó Rodas, quien se hizo presente en cada sede de las universidades Rafael Landívar y del Valle, Congreso, Plaza de la Constitución y avenida Bolívar en la que se dirigía la Universidad de San Carlos de Guatemala (Usac).

Estudiantes, padres de familia y personal docente del Liceo Javier, personal de la Fundación Educativa Fe y Alegría, Sindicato de Maestros de Chimaltenango, y personas de forma individual coincidieron como punto de reunión en el Congreso, donde además de las renuncias de Morales y de los diputados, solicitaron que se conozcan las reformas a la Ley Electoral y de Partidos Políticos.

 

Varios padres de familia participaron junto a sus hijos en la manifestación que se inició desde muy temprano.

Comercios de los alrededores del Congreso, aunque abrieron sus puertas, manifestaron su rechazo a Morales, así como al actuar de los diputados. Frailes franciscanos, monjas de la Casa Central, trabajadores de empresas privadas con pancartas y banderas en mano se unieron a la marcha pacífica la cual al cierre de la edición se mantenía.

Desde temprano

A las 6:35 horas de ayer cientos de estudiantes de diferentes centros regionales de la Universidad de San Carlos (Usac) empezaron a concentrarse en la sede central de esa casa de estudios en la zona 12.

A las 8:00 horas el rector de la Usac, Carlos Alvarado, declaró que por primera vez en la historia del país se esperaba la presencia de más del 90 por ciento de la comunidad sancarlista.

“Es una fiesta cívica que exige la transformación de la clase política, hoy demostramos que el pueblo está unido y que pelearemos por los derechos de los guatemaltecos”, dijo el académico.

A las 9:25 horas se inició la caminata con más de 100 mil estudiantes, según las autoridades de dicha universidad. Quienes se encaminaron de manera pacífica por toda la avenida Petapa hasta llegar a El Trébol.

 

A su encuentro, centenares de vecinos apoyaron el paso entregando agua pura, ondeando banderas y expresando su repudio hacia las intenciones de Morales de expulsar a Iván Velásquez como jefe de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala.

“Somos jóvenes, niños, adultos y ancianos quienes estamos diciéndole ya no más a los gobiernos corruptos, más cuando nos vendieron un lema de ni corrupto ni ladrón, o cuando hacen creer que los indignados somos 20 tuiteros con 200 cuentas falsas”, dijo Lenina García, presidenta de la Asociación de Estudiantes Universitarios.

 

Al filo del mediodía la Plaza lucía casi llena, aún faltaba que llegara la fila de manifestantes de la Universidad de San Carlos.

Paralización en el Periférico

Desde antes de las 6:00 horas los representantes del Comité de Desarrollo Campesino (Codeca) se reunieron en El Trébol para marchar sobre el Periférico, para atravesar la avenida Elena y enfilarse hacia la Plaza de la Constitución.

Los representantes de Codeca marcharon todo el recorrido acompañándose de tablas con clavos que eran arrastradas por los últimos manifestantes del bloque. Según los campesinos, era una medida de protección de los automovilistas que no quisieran respetar la manifestación y evitar que ocurriese otro incidente como en el que se vio involucrado Jabes Meda, quien se encuentra en prisión y sindicado por homicidio por atropellar a estudiantes.

Los campesinos desfilaron hasta la Plaza, donde les esperaba el grupo proveniente de la ruta el Atlántico. En ese lugar se comenzaron a gritar consignas en contra de los diputados y el presidente Jimmy Morales, a quienes señalaron de incurrir en actos de corrupción.

Mientras los representantes de Codeca manifestaban, la Plaza de la Constitución se fue llenando de familias completas, grupos de amigos y de ciudadanos cansados de la situación del país.

Asistentes a la marcha

El Procurador de Derechos Humanos indicó que según las estimaciones y datos de dicha entidad, más de 125 mil personas participaron en la marcha de la ciudad capital y unas 80 mil en las marchas departamentales.

Etiquetas: