martes 12 septiembre 2017
Nación

Investigan pago “extraordinario” del Ejército de Guatemala a presidente Morales

Por: AFP
La Contraloría General de Cuentas de Guatemala (CGC) inició este martes una investigación al Ejército por el pago de unos 53,300 dólares (Q50 mil) al presidente Jimmy Morales en “bonos extraordinarios de responsabilidad”, informó la institución fiscalizadora.

“Se ha delegado una comisión de auditoría para que se determinen las circunstancias en las que se efectuó” el pago de los bonos, dijo a periodistas Carlos Mencos, titular de la CGC, fiscalizadora del gasto público.

La noche del lunes, el periódico digital de investigación Nómada publicó que las fuerzas armadas entregaron en marzo pasado 6,600 dólares a Morales, adicionales a los 19,300 dólares de su salario como presidente.

El vocero del Ministerio de la Defensa, coronel Oscar Pérez, explicó a medios locales que se trata de ocho pagos mensuales en cheques desde enero por 53,300 dólares que se otorgan a Morales “por su alta investidura y la responsabilidad del cargo” de presidente y comandante general del Ejército.

Según Pérez, el pago está “basado en ley”, aunque expresidentes consultados por la prensa local afirman que durante sus gestiones no recibieron bonos similares.

Los pagos del Ejército a Morales salen a luz luego de que el presidente evadió el lunes una investigación por supuesta corrupción en fondos de campaña, luego que el Congreso rechazó levantar sus fueros y dejarlo expuesto a las indagaciones.

El pasado 25 de agosto, la fiscalía y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala  (CICIG), un ente adscrito a la ONU, pidieron quitar la inmunidad a Morales para investigar indicios de financiamiento ilegal en el partido derechista FCN-Nación, que lo llevó al poder en 2015.

Dos días después, el presidente declaró “non grato” y ordenó la expulsión del titular de la CICIG, el exmagistrado colombiano Iván Velásquez, acusándolo de injerencia en asuntos internos.

La medida fue detenida por la corte constitucional, pero sumió al país en una crisis con protestas callejeras de apoyo a Velásquez y la demanda de renuncia de Morales por intentar destituir a uno de los personajes claves en una inédita lucha contra la corrupción en Guatemala.