lunes 14 agosto 2017
Nación

Disparan contra casa de concejal de Zacapa

El ataque se suma a otras amenazas que Guadalupe Hernández, junto con otros miembros de la corporación, aseguran haber recibido por parte del alcalde Julio Enríquez.

 

Julio Enríquez Sánchez, alcalde de Zacapa, negó los señalamientos que le hizo la integrante de su concejo municipal. (foto: municipalidad de Zacapa) Por: Francisco Rodríguez [email protected]

Ayer, cerca de las 3:00 horas, personas aún no identificadas dispararon contra la casa de la concejal de Zacapa, Guadalupe Hernández. Los agentes de la Policía Nacional Civil que llegaron a la escena contabilizaron al menos 20 disparos contra el inmueble, aunque no hubo ningún herido. Los investigadores que atendieron la denuncia se centrarán en las cámaras de vigilancia que hay en el lugar para encontrar a los culpables.

Hernández, quien se reeligió como miembro de la corporación de Zacapa por la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), asegura que hace algunos meses en las calles del municipio fueron esparcidos volantes en los que la insultaban.

La agredida, junto con Donny Quán, síndico primero; Sergio Cifuentes, concejal primero; Ana Lucía Menéndez, concejal segundo; Moisés Cordón, Concejal tercero; y Carlos Loyo, Concejal suplente, han realizado tres denuncias ante el Ministerio Público y la Procuraduría de Derechos Humanos (PDH) en contra del alcalde Julio Alberto Enríquez Sánchez, y al secretario Municipal, Álvaro Danilo Cerín Bustamante.

Acusaciones

La denuncia contiene distintos hechos que van desde lo administrativo hasta amenazas. El primer hecho señalado es que, después de pedir una auditoría a la Empresa Eléctrica Municipal, el concejo se percató que existía desde 2016 una cuenta distinta a las que administra el fideicomiso de la energía eléctrica, y que es utilizada para que “los grandes clientes” realicen sus pagos.

Ante la PDH, los mismos seis miembros del concejo, de entre los cuales cuatro fueron electos junto con el alcalde, lo denunciaron por amenazas que este ha realizado en su contra.

“Miembros del referido Concejo le solicitaron información de la ejecución del presupuesto de ingresos y egresos… sin embargo, el alcalde los ha amenazado e intimidado con el objeto de que no lo fiscalicen. El referido alcalde porta arma”, se lee en la denuncia.

Por último, las acusaciones agregan que se sospecha del uso que se le ha dado a un préstamo realizado para introducir agua potable a siete comunidades, por un monto de Q6.4 millones.

Al ser consultado, el jefe edil insistió que todo esto se trata de un show para elevar el perfil de los miembros de la corporación que lo denuncia.

“No puede ser posible que hayan denunciado unas amenazas de muerte públicamente, y resulta que el día de hoy les pasaron disparando… todo está arreglado”, aseguró.

Guardaespaldas
Julio Enríquez Sánchez, electo alcalde por el Comité Cívico el Cambio, asegura que no porta armas, aunque admite saber utilizarlas pues en algún tiempo fue guardaespaldas de Julio Girón, quien fue el secretario Privado de la Presidencia en el tiempo de Alfonso Portillo.

Respecto a la denuncia de la cuenta alterna que existe en la empresa Eléctrica Municipal, el alcalde aseguró que es un mal que recibieron de la corporación municipal anterior –de la cual formó parte la denunciante Hernández– y que por eso se han realizado los pagos en esa tercera cuenta.

El jefe edil agregó que realizará una conferencia de prensa para aclarar los hechos de los cuales lo acusan.

“Acá en Zacapa la población está viendo el problema de unos concejales que se venían aprovechando de unos negocios”.
Julio Enríquez Sánchez, alcalde de Zacapa.