Lunes 23 DE Octubre DE 2017
Nación

Sala de Apelaciones rechaza antejuicio en contra de Álvaro Arzú

La jueza Silvia Morales recomendó en su informe pesquisidor que no era necesario someter a una investigación al funcionario.

Fecha de publicación: 13-08-17
El alcalde capitalino Álvaro Arzú se presentó por primera vez a una judicatura el pasado 4 de agosto, luego de varias citaciones a las que se negó a asistir. Por: Julio E. Santos [email protected]
Más noticias que te pueden interesar

La Sala Segunda de la Corte de Apelaciones del Ramo Penal, presidida por el magistrado Gustavo Dubón, rechazó retirarle la inmunidad al alcalde de la ciudad capital, Álvaro Enrique Arzú Irigoyen, por lo que no podrá ser investigado por el supuesto delito de incitación a la violencia, solicitado por el Ministerio Público (MP).

Los magistrados que integran esa sala consideraron en su resolución que el discurso que profirió el funcionario ante los comerciantes de la Plaza El Amate, el 9 de junio del año pasado, fue en “son de broma”, y no hubo mala intención.

“Las frases que profirió se estima las hizo en son de broma, ya que con las mismas lo que causó en el auditorio fue risas y aplausos, y no con el ánimo de incitar a la violencia y llevarla a la práctica, ni en forma alguna su intención fue crear grupos armados ilegales como dice la denuncia”, se lee en la resolución.

La Sala agrega en su fallo que el jefe edil “formuló frases sin intención de causar daño y de hecho no se causó daño a ninguna persona con las frases que expresó”.

El origen

El caso en contra de Arzú se originó por de una denuncia que presentó el ciudadano Luis Alberto Véliz Luna. El denunciante aseguró que el alcalde, durante la celebración del VI aniversario de esa plaza comercial ubicada en la zona 1 capitalina, incitó a los comerciantes a actos violentos.

“Pero ojo, también se nos están metiendo ahí otros, entonces, si la policía municipal los saca a garrotazos es violación de los derechos humanos, pero si lo hacen ustedes mismos, ahí parte sin novedad. Entonces les voy a dar unos sus leños de este tamaño y un chaleco de la Muni para que los vayan a sacar a morongazos, me van a ayudar a mí en eso, ¿estamos?, cuento con eso”, dijo Arzú ese 9 de junio frente a los vendedores.

La Fiscalía de Derechos Humanos del MP dio trámite a la denuncia y presentó la solicitud de antejuicio a finales de 2016.

No obstante, para Dubón y los magistrados vocales Rolando Isaías Chávez Pérez y Eduardo Galván Casasola, no existen motivos para antejuiciar al funcionario.

“La frase pronunciada no fue dicha con el ánimo de instar a los participantes de ese evento a realizar actos contrarios a la ley. Pues además de proferir las palabras objeto de la denuncia, ni personalmente, ni a través de tercero, se proveyó a los participantes del evento de objetos para poder asumir la actitud aparentemente inapropiada”, concluyeron.

Silvia Morales, nombrada como pesquisidora del caso, recomendó que no era procedente retirarle la inmunidad al jefe edil.

El recorrido

Esa misma Sala, en diciembre pasado, aceptó darle trámite a la solicitud de antejuicio presentada por el MP. Nombraron a Silvia Morales como jueza pesquisidora, la que citó al funcionario edil en más de tres ocasiones. Arzú decidió no presentarse y en su lugar envió a sus abogados.

En una cuarta vez, la jueza lo requirió y el alcalde decidió ampararse ante la Corte de Constitucionalidad para evitar su comparecencia. Ese máximo órgano constitucional denegó el amparo y ordenó su presencia ante la jueza. Morales ante la negativa de Arzú presentó su informe pesquisidor sin la comparecencia del señalado, pero la Sala lo devolvió y le dio un plazo de diez días para que lo citara y presentara de nuevo el informe.

 

El fallo de la Sala señala que el jefe edil hizo sus declaraciones “en son de broma”.