Domingo 13 Agosto 2017
Nación

Querellante del Caso Hogar Seguro pide endurecer acusación

El abogado de 11 de las víctimas objetó que la acusación contra los procesados se base en la negligencia cometida, por lo que solicitó que se considere acusarlos por femicidio y tortura.

La audiencia continúa hoy y el juez a cargo del proceso podría decidir si envía a juicio a los implicados. Por: Francisco Rodríguez [email protected]

 

“Ese día (las autoridades del Hogar Seguro Virgen de la Asunción) tardaron más o menos una hora para decidir qué hacer y optaron por encerrarlas. La acusación que se hace contra ellos indica que es un acto negligente, esto no puede ser así porque un acto negligente es un acto espontáneo. Por haber tomado un tiempo en el que deciden encerrarlas, eso ya es un acto de raciocinio”, aseguró el abogado Edgar Pérez, quien representa a 11 de las 41 víctimas que dejó el incendio ocurrido el pasado 8 de marzo.

Bajo este argumento, el jurista objetó que la acusación se base en la negligencia cometida, y solicitó que se agreguen los delitos de tortura y femicidio a los tres exfuncionarios señalados en ese proceso.

La petición fue planteada ayer en la audiencia previa a que el juez dictamine si envía a prisión a Santos Torres, quien fungió como director del Hogar Seguro; Anahí Keller, quien fue subsecretaria de Bienestar Social; y Carlos Rodas, exdirigente de la misma institución.

A esta petición se sumaron los argumentos de dos abogados querellantes en representación de más víctimas. Rodolfo Tello expuso que fueron las condiciones internas las que obligaron a las niñas y adolescentes a salir del lugar “pero su salida voluntaria no las hacía perder el abrigo que debía dar el Hogar Seguro, después que las retornaron, la institución seguía teniendo la obligación de protegerlas”, aseguró.

Responsabilidad

El defensor Herber Garibaldi, en representación de Reina Guadalupe Nájera, quien tenía 22 semanas de embarazo cuando ocurrió el incendio y resultó con quemaduras de segundo grado en el rostro, expuso el testimonio que la adolescente dio al Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif).

En un fragmento del mismo, se lee: “nos daban la comida shuca, el caldo, todo se le miraba unos gusanitos amarillos, o casi crudo sin sabor… Yo intenté fugarme pero no pude porque me lastimé el pie. Me agarró una monitora y me entró a un cuarto y me pegó, me dejaron sin comer ese día”. El defensor hizo énfasis en la carencia de trato especial dado a una persona embarazada, y que no estaba ahí por haber cometido un delito.

Por su parte, el defensor del exdirector Torres centró su argumentación sobre el hecho que su cliente no era el único presente el día del incendio, por lo que no se le puede hacer responsable de todos los hechos. “La Policía (Nacional Civil) tiene la potestad de retomar al orden, cualquiera los hubiera llamado en un caso así”, argumentó para descalificar la acusación hecha por el Ministerio Público en la que acusan a Torres de incumplimiento de deberes por haber delegado su responsabilidad.

El defensor agregó que aceptaría que su cliente sea procesado por delitos administrativos, pero no por homicidio culposo ni maltrato. La audiencia fue suspendida y continuará en los próximos días.

Delitos actuales

Los exfuncionarios procesados son señalados por los delitos de abuso de autoridad, incumplimiento de deberes, maltrato contra personas menores de edad y homicidio culposo.