Viernes 11 Agosto 2017
Nación

“El Taquero” habría pagado Q100 mil por la muerte de Lima

El presunto asesino material fue el que más incentivó a Montiel para organizar el asesinato de Lima, ya que el capitán lo había hecho de menos por su apariencia física.

La audiencia de primera declaración por el caso del asesinato del militar podría continuar la próxima semana. Por: Rony Ríos [email protected]

En la reproducción de las declaraciones de testigos como anticipo de prueba por la muerte del capitán Byron Lima Oliva y 13 personas más dentro de la Granja de Rehabilitación Pavón, el Testigo D dijo haber escuchado cuando Marvin Montiel Marín, alias el Taquero, le garantizó el pago de Q100 mil a otro interno por matar Lima.

Según la declaración del testigo, Moisés Cardona, alias el Gordo, se acercó a Montiel y le dijo “está hecho jefe, le disparé en la cabeza al capitán” y el Taquero le contestó “Gordo te acabas de ganar Q100 mil”.

Además, en su declaración el testigo aseguró que Cardona habría sido uno de los principales impulsores del asesinato de Lima, pues el capitán lo había rechazado para trabajar en su equipo de seguridad, aduciendo que por sus capacidades físicas no parecía alguien apto para acompañarlo, lo cual lastimó a Cardona. “El Gordo insistía en asesinar al capitán y después de planificarlo, Montiel le entregó un arma”.

Asimismo, el testigo dijo que Cardona también era el responsable de quitar los teléfonos y radios que utilizaba el equipo de Lima para comunicarse dentro del penal.

Colaboración para compra de armas

En la audiencia de primera declaración la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI) también reprodujo la declaración del Testigo F, quien señaló que la sobrina de Sandra Torres Casanova, María Marta Castañeda Torres, le dio a Montiel un aporte de US$200 mil (aproximadamente Q1 millón 458 mil) para la compra del armamento que fue utilizado para asesinar a Lima.

Anteriormente los testigos protegidos habían declarado que Castañeda había ingresado una granada; sin embargo, las nuevas declaraciones señalan que eran entre cuatro y cinco explosivos los que le había entregado a Montiel.

Además, el testigo dijo que Castañeda era la proveedora de droga de Montiel, “la señora -Castañeda- en una ocasión le llevó tres kilos de coca al jefe y le dijo que se lo estaba dando al precio de menudeo de la calle, que él lo vendiera adentro y se quedara con las ganancias”.

Cada vez que los testigos se referían a Castañeda como la proveedora de droga, ella gesticulaba y se reía irónicamente, mientras negaba con la cabeza los señalamientos.

Montiel identifica a testigos C, D y F

Montiel dijo a los medios de comunicación que no era difícil identificar a los testigos protegidos del Ministerio Público (MP), ya que se trataba de Danilo Zúñiga y el Sicarito, dos de sus extrabajadores en Pavón.

El último audio reproducido por la fiscalía fue el del Testigo F, quien Montiel dijo que se trataba de otro interno que trabajó para él. “Carlos estuvo con nosotros, pero los muchachos decían que era un sapo porque le hablaba a Lima”, dijo Montiel.

Según el Testigo F, Lima fue quien le consiguió el trabajo con el Taquero cuando todavía se llevaban bien, pero el 17 de junio del año pasado comenzaron a pelearse porque el capitán no quería que se vendiera droga en el penal, e incluso hubo problemas para que Montiel ingresara algunos ilícitos.

Lima tuvo que subir a hablar con sus hombres para que por única vez dejaran ingresar a la gente de Montiel, con la advertencia de que nadie podía ingresar cosas sin pasar por el registro del grupo del capitán.

Crimen político

Marvin Montiel declaró que la muerte de Lima se trataba de un crimen político, mientras reiteraba que las pruebas en su contra eran fabricadas y solo buscaban un chivo expiatorio, pero que él no tenía motivos para asesinarlo. Además, llegó vistiendo una camiseta con la leyenda “Byron, crimen de Estado”, parecida a la que exhibía Lima en sus audiencias.