Lunes 24 DE Septiembre DE 2018
Nación

“El Taquero” asegura haber identificado al Testigo B

Fecha de publicación: 10-08-17
Marvin Montiel Marín asegura que era imposible acercarse a Lima, ya que el militar tenía tres anillos de seguridad que lo protegían. Por: Rony Ríos rrios@elperiodico.com.gt
Más noticias que te pueden interesar

El sospechoso de coordinar y ordenar el asesinato del capitán Byron Lima y 13 personas más, Marvin Montiel Marín, alias el Taquero, aseguró que el título de Testigo B que la fiscalía le dio a uno de los colaboradores en el caso La Sexta correspondía al interno Edwin Roderico Matías Rodríguez, quien era el cocinero de ambos dentro de la Granja de Rehabilitación Pavón.

“Un privado de libertad lo que busca son beneficios y el cocinero no puede saber lo que pasó porque estuvo conmigo, acababa de cocinar y no vio lo que sucedió. Él a las 9:00 horas estaba en la cocina, cuando yo salí para la carpintería. No es creíble que una persona estando a dos metros no le va a pasar nada”, dijo Montiel.

A pesar de las declaraciones de el Taquero, el Ministerio Público (MP) evitó comentar.

Lima, quien guardaba prisión por el asesinato de monseñor Juan Gerardi, fue asesinado el 18 de julio de 2016. Junto a él murieron 13 personas más.

Por este caso fueron capturadas el 2 de agosto pasado, siete personas y vinculados 10 reos. Entre los detenidos figuran la esposa de el Taquero y María Marta Castañeda Torres, sobrina de la excandidata presidencial Sandra Torres. El primer testimonio presentado la semana pasada cuando empezó la audiencia de primera declaración, fue el de la pareja sentimental de Lima, Alejandra Reyes.

Los testimonios

Como parte del anticipo de prueba el representante de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI) reprodujo la grabación de la declaración del Testigo B, en donde fueron señaladas personas cercanas a Montiel, incluida Castañeda Torres. “Ella (María Marta) llegaba a su casa y también lo visitaba en Pavón, pero hablaban a diario”.

Según ese testimonio, Castañeda y Montiel tenían un negocio de tráfico de drogas e incluso en una ocasión los escuchó hablar sobre empeñar un inmueble que describió como “bien valioso” y con el dinero que obtendrían iban a financiar un cargamento que iba a ser traído desde Nicaragua y Costa Rica. Además, el testigo advirtió de la posibilidad de que los dos sindicados sostuviesen una relación sentimental.

Durante su declaración, el Testigo B identificó al círculo cercano de Montiel, contenidas en 49 páginas con fotografías, donde también reconoció a Sarita, Sara Elizabeth Cruz Mansilla (esposa de Montiel), a quien describió como una buena persona, pero que por estar junto a el Taquero “se le pegaron algunas mañas”. “Si Montiel le pedía algo, ella se encargaba de conseguirlo, le llevaba televisiones, droga o cualquier cosa que él pidiera”, declaró.

Otra de las personas identificadas dentro de las fotografías fue Lestin Lara a quien señaló como el chofer de Montiel. “Era el encargado de llevar e ingresar a las patojas prepago de el Taquero, pero también llevaba algunas cosas ilícitas”, indicó el testigo.

En la audiencia, la fiscalía también comenzó con la reproducción de la declaración del Testigo C, quien afirmó que dos internos se acercaron a Montiel para asegurarle que el trabajo “ya estaba hecho”; mientras que el Testigo B dijo que el Taquero se acercó a ver el cadáver de Lima para cerciorarse de ello.

Riesgo de ataque en contra del hermano del “Capitán”

En la declaración como anticipo de prueba que reprodujo el MP en la audiencia de primera declaración en contra de los 17 posibles implicados en el asesinato de 14 personas en Pavón, el Testigo B dijo que el interno Juan Castillo dirige un grupo de sicarios, quienes podrían atacar al hermano de Byron Lima.

Asimismo, recomendó a Luis Alberto Lima Oliva que se cuidara por el riesgo de atentado en su contra. El posible ataque buscaba separar de la investigación y el proceso penal, al hermano del capitán.

90 personas cuidaban a byron Lima

Según declaraciones brindadas por Montiel a los medios de comunicación, asesinar a Lima de la forma que las autoridades lo describen era imposible, ya que este contaba con 90 personas que se encargaban de su seguridad.

Los 90 internos que cuidaban a Lima se encontraban divididos en tres anillos de seguridad, por lo cual para tener acceso a él, primero se tenía que pasar por tres revisiones, detalló Montiel.

Además, el Taquero dijo que no contaba con el suficiente poder para retirar a los dos custodios del Sistema Penitenciario (SP) que tenía asignados Lima desde que llegó a Pavón, por lo cual se consideró como “el chivo expiatorio” de la investigación.

Exhibición personal para uno de los sindicados

Jesús Ariel Morales, sindicado en el caso, aseguró temer por su vida, pues la noche del miércoles fue atacado por otros internos en la Cárcel de Máxima Seguridad, Fraijanes II. Según su declaración, el ataque con una tabla le provocó laceraciones en la cabeza y traumas en brazos, piernas y costillas, por lo que la Jueza de Mayor Riesgo A resolvió que se realizara una exhibición personal para garantizar que sus derechos no sean vulnerados.

El expediente

La investigación del país norteamericano permitió establecer que entre 2010 y 2015, Mauricio López Bonilla proveía información a las organizaciones de narcotráfico sobre operativos de las autoridades del orden público que podrían afectarles.

La acusación de Estados Unidos contra López Bonilla se refiere a este como un guardián de narcotraficantes, una actividad contraria a sus funciones como ministro de Gobernación.

El exfuncionario aceptó dinero de organizaciones dedicadas al tráfico de drogas, entre estos el Cartel mexicano Los Zetas, a cambio de usar sus influencias y autoridad como Ministro de Gobernación para facilitar las operaciones en Guatemala de dichas estructuras, de acuerdo con los señalamientos que sustenta la solicitud formal de extradición.

Etiquetas: