Viernes 21 DE Septiembre DE 2018
Nación

Juan Ignacio Florido: “Falsificaron mi firma en un cheque para compra de maquinaria en Nicaragua…”

Socio de Constructora y Agropecuaria El Florido declara esta mañana ante Juzgado D de Mayor Riesgo, en audiencia sobre caso Construcción y Corrupción dentro del Micivi.

Fecha de publicación: 09-08-17
foto: Édgar Pocón Por: Tulio Juárez / Luisa Paredes
Más noticias que te pueden interesar

“Pensé que Alejandro era mi amigo, nunca pensé que me iba a traicionar…”, afirmó hoy Juan Ignacio Florido, socio de la Constructora y Agropecuaria El Florido ante el Juzgado D de Mayor Riesgo, que sigue realizando la audiencia de primera declaración del caso Construcción y Corrupción en el ministerio de Comunicaciones durante la gestión de Alejandro Sinibaldi. Indicó que “falsificaron mi firma en un cheque para la compra de maquinaria en Nicaragua…”

El empresario dijo que es “el padrino de boda de Alejandro”, con quien se conocieron en el 2008. “Ya siendo ministro me citó para hablar de un negocio de compra de maquinaria, me ofreció un sueldo de 15 mil quetzales mensuales y que después repartiríamos dividendos”.

Florido también citó: “Sí firmé cheques en blanco. Por la condición que tenía me tocaba viajar fuera de Guatemala, por lo que firmaba cheques en blanco”. Negó haber hecho negocios en Nicaragua, pero recordó que  en la empresa era “Carlos Ramos el que llevaba los cheques”. “Desconozco quién tenía el control de la constructora, pero estimo, por lo que he leído, que era Alejandro Sinibaldi”, expresó.

La Constructora y Agropecuaria El Florido son investigadas por el Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad (CICIG), debido a que eran de las diversas empresas de cartón utilizadas para el cobro de sobornos por la cancelación de deudas de arrastre a proveedores y contratistas.

Otras expresiones de Florido

–       “Él (Alejandro Sinibaldi) me logra convencer y me dice que se va a comprar maquinaria con plata que él tiene”.

–       “Él necesita que yo lo apoye para hacer las relaciones y negociaciones con bancos, por la posición que yo tenía, y que nos iniciáramos en el negocio”.

–       “El mensajero llegaba a mi oficina y yo veía los cheques, firmaba los cheques y firmaba los documentos”.

–       “Yo veía compra de maquinaria, compra de combustible”.

–       “En algún momento del año 2014 o 2015, el mensajero me solicita la firma de una solicitud para comprar un cheque de caja”.

–       “A los días me llega un mensaje de Alejandro que me indica si me puedo apersonar a firmar una compra de acciones de una empresa, y me solicita que si por un tiempo me puedo quedar como representante legal”.

–       “Vuelvo a ceder creyendo en una persona que consideré mi amigo durante mucho tiempo y firmo el contrato”.

–       “Semanas después vuelve a llegar el mensajero en donde me indica que se hizo un contrato de arrendamiento, y es en donde me doy  cuenta que lo que existía en esa sociedad anónima era una casa que, en su momento, me enteré que era la sede del Partido Patriota”.

–       “En 2016 me indica (Sinibaldi) que se hará una transferencia a Nicaragua para comprar una maquinaria, firmo la transferencia”.

–       “Cuando yo leo el informe de la comisión que he tenido en mis manos estos días, me doy cuenta que a mí me falsificaron la firma”.

–       “Hay una carta que alguien escribió a un banco en Nicaragua y en ese momento me doy cuenta que falsificaron mi firma y que existe un papel o protocolo de la República de Nicaragua donde mencionan a una empresa con mi apellido…

–       “Y quiero dejar constancia que yo estoy asumiendo que ese papel lo firmé yo, (…) nunca he ido a Nicaragua, nunca firme un papel de protocolo, pero cuando veo un papel aunado a la carta en donde me falsificaron la firma, me preocupa mucho”.

Luego de un receso al concluir Juan Ignacio Florido su declaración, otros dos constructores hicieron lo mismo. Fueron ellos Pedro Luis Ramón Rocco Arrivillaga y Roger Marco Antonio Navas, quienes confirmaron haber pagado sobornos al entonces ministro de Comunicaciones.

Rocco dijo:

–       “Empiezo esta confesión”, “confieso que le pagué sobornos por Q10 millones a Alejandro Sinibaldi en 2012. Tuve rabia, fue extorsión.

–       “Me sentía intimidado y en ese momento pensé que Sinibaldi iba a ser presidente y por eso aceptamos”.

–       “Al principio dije: ‘es mejor aceptar 85 por ciento de algo, que 0 por ciento de nada’”.

–       “Y a pesar de que Sinibaldi nos mandó facturas ya no le emitimos cheques, nos fuimos a lo legal”.

–       “Cuando se fundó Covial, entramos a las licitaciones por ser proyectos de un año”.

–       “Entramos, pero luego Covial empezó a atrasarse en el pago por obras de asfalto”.

–       “La secretaria de Sinibaldi, Anaelisse Herrera, me llamó en 2012 a una reunión”.

–       “Ella me dijo que Covial me pagaba la deuda si aceptaba el 15 por ciento de soborno”.

–       “Pavimentos de Guatemala aceptó, pero en 2015 (nosotros) dijimos ya no”.

–       “Después destruí mi celular para no tener contactos con Sinibaldi”.

Etiquetas: