Miércoles 17 DE Julio DE 2019
Nación

Capturan al diputado Christian Boussinot en puesto de registro policial de carretera a El Salvador

Abuso de autoridad, peculado por sustracción y extorsión son los delitos imputados al congresista del partido Todos, como parte de la investigación por la existencia de plazas ‘fantasma’ en ese organismo.

Fecha de publicación: 08-08-17
Foto: Jose Miguel Lam
Por: Tulio Juárez

En un puesto policiaco de registro a inmediaciones del kilómetro 19, en las cercanías de Fraijanes, ha sido capturado a primera hora de hoy el diputado Christian Boussinot Nuila. El congresista del partido Todos perdió la inmunidad luego de ser acusado de manejar plazas ‘fantasma’ en el Legislativo.

El Ministerio Público y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala, lo sindican de haber cometido delitos al contratar personal en el Parlamento, pero para su servicio privado, y quitarle parte del salario presupuestado. Se le acusa de abuso de autoridad, peculado por sustracción y extorsión.

 

Informes preliminares dan cuenta que recién había salido de su residencia en dirección a la capital, cuando en el retén de seguridad lo interceptaron. Al identificarse ante los agentes, estos comprobaron que en el sistema había una orden de captura en su contra, por lo cual procedieron a ejecutarla.

Vestido de traje completo y engrilletado, Boussinot Dávila ha sido inmediatamente trasladado en un autopatrullla hacia la Torre de Tribunales, donde se procedió a ficharlo –incluso sobre su pecho con el cartel de número de aprehendido–. No obstante, en principio se ha limitado a indicar a los reporteros que no ofrecería declaraciones.

El pasado 28 de junio, la Corte Suprema de Justicia (CSJ) lo despojó de la inmunidad parlamentaria que el cargo le otorgaba, por lo cual la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI) continuó la investigación del caso con que lo vinculan y, además, gestionó la orden judicial de aprehensión en el órgano jurisdiccional contralor del expediente.

El MP y la CICIG detectaron, según las pesquisas preliminares, que el legislador hizo que en el Congreso le contratara personal para su servicio con jugosos salarios de los que él supuestamente se quedaba con el 80 por ciento del total, pero en lugar de llegar a trabajar la gente lo hacía en sus empresas o las de la familia.

De esa manera, Boussinot se suma a la ya larga lista de diputados o exdiputados sujetos a proceso penal –y encarcelados– a consecuencia de la práctica ilegal de plazas “fantasma” en dicho organismo del Estado y entre quienes se encuentran personajes acusados de delitos como peculado por sustracción y abuso de autoridad.