Jueves 20 DE Septiembre DE 2018
Nación

El PP le entregó las cárceles a Byron Lima como recompensa

El capitán retirado tuvo el apoyo de todos los directores del Sistema Penitenciario desde que inició el mandato de Otto Pérez Molina.

Fecha de publicación: 03-08-17
Alejandra Reyes dio datos al MP y a la CICIG sobre la situación de Lima días previos al ataque armado. Por: Julio E. Santos jsantos@elperiodico.com.gt
Más noticias que te pueden interesar

Alejandra Saraí Reyes Ochoa, expareja del fallecido Byron Lima Oliva, se convirtió en testigo protegido del Ministerio Público (MP) en la investigación por la muerte del capitán retirado acusado del asesinato de monseñor Juan Gerardi. En su declaración, aseguró que los dirigentes del Partido Patriota (PP) le entregaron el control del Sistema Penitenciario como recompensa por haberlos apoyado durante la campaña de 2011.

Reyes Ochoa, quien es madre de una de las hijas de Lima Oliva, indicó que cuando Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti Elías ganaron las elecciones presidenciales, le preguntaron qué era lo que quería a cambio de su apoyo.

“Cuando ganó el PP, a Byron le dieron como su cuota de poder, porque él ayudó mucho a ese partido. Tenía buena relación con Mauricio López Bonilla, y yo con la esposa, con Yubisa Palma. Gana el Patriota y López Bonilla pone a escoger a Byron y le pregunta qué es lo que quiere, y él escoge el Sistema Penitenciario. Por eso, y en ese tiempo, es cuando tuvo muchísimo poder y también dinero”, dijo la testigo.

Relató que parte de la ayuda que Lima Oliva le dio al PP, fueron unas camionetas blindadas que utilizaron los candidatos a la presidencia, así como dinero en efectivo en grandes cantidades para la compra de promocionales de la imagen de Pérez y Baldetti.

“A él (Byron) le pagaron por hacer el bloqueo en las votaciones de la primera vuelta, le pagan a Byron para que él bloquee a los votantes del partido Lider, que queme carro y evite que ellos fueran a votar. Byron me contó que le pagaron por eso Q350 mil”, puntualizó.

Supuestamente, quien le entregó ese dinero fue López Bonilla por medio de su hermano.

Reyes Ochoa declaró en anticipo de prueba en este caso denominado por el MP como La Sexta, en noviembre de 2016. Ayer durante el primer día de audiencia de primera declaración de los 16 sindicados por esa muerte, los fiscales reprodujeron sus declaraciones como parte de los indicios probatorios. En total, el MP cuenta con la declaración de siete testigos, pruebas documentales, científicas y periciales.

Socio de “el Fantasma”

La testigo dijo al principio de su declaración que su expareja sentimental mantuvo relaciones de trabajo con el narcotraficante, Marlon Monroy, alias el Fantasma. Entre los trabajos que Lima le hizo a el Fantasma, fue un asesinato que nunca ejecutó pero que sí cobró.

 “Me enseñó un video donde le cortan la cabeza a alguien, pero me dijo que todo fue un montaje, él cobró US$30 mil por asesinar a esa persona que era un colombiano, pero no lo hizo y le pagó para que se fuera del país”, dijo.

Declaró que los conflictos con Marvin Montiel, alias el Taquero, –supuesto autor intelectual del asesinato de Lima Oliva–, se iniciaron cuando Lima se dio cuenta que Montiel tenía muchos privilegios y poder en la cárcel de Pavón, y se opuso a que este último continuara con el negocio de vender droga en esa prisión.

La discordia entre los dos reos se confirmó, según Reyes, a finales de junio de 2016, cuando Lima Oliva celebró con una “gran fiesta” el Día del Ejército, debido a que el capitán retirado no tomó en cuenta a Montiel y lo mantuvo apartado de su grupo exclusivo de invitados.

Testigo A

 El MP presentó ayer parte de las declaraciones del segundo testigo llamado Testigo A. Esta persona de sexo masculino relató que el día de los asesinatos dentro de Pavón, Lima Oliva caminaba por La Sexta, junto a una mujer (Joana Birriel) y su equipo de seguridad privada.

“Estábamos afuera cuando se escucharon varios disparos. Vi tirado con varios disparos a Byron y gente de el Taquero disparando y amenazando con que iban a matar a todos los trabajadores de Lima. Unas personas llevaron el cuerpo de Byron de donde cayó a otro lado”, subrayó el segundo testigo.

Según Reyes Ochoa, fue el mismo Lima Oliva quien le autorizó a el Taquero, el ingreso de las armas de fuego al penal.

Joana y Jason

 Alejandra Reyes, expareja de Lima reveló, que Joana Birriel, la modelo de origen argentino que falleció junto al capitán, era amante del reo. “Su hermano (Luis Lima) me dijo que Byron trajo a Joana y Jason (novio de Joana) tres meses antes de su muerte, y que les compró un apartamento cerca de donde yo vivía. Después me enteré que era su amante”.

Jason, a quien no identificó con apellido, era uno de los que administraba el dinero de Lima.

También se conoció que Byron Lima tuvo conflictos con Guayo Cano, porque supuestamente había asesinado a su jefe, quien era de origen mexicano. Además, con Alejandro Jiménez, alias el Palidejo, con quien tuvo negocios millonarios de importación de electrodomésticos; trata de mujeres y propiedades.

Etiquetas: