Domingo 23 DE Septiembre DE 2018
Nación

Dos magistradas titulares de la CC piden medidas cautelares a la CIDH

Gloria Porras y Dina Ochoa requieren protección de la CIDH por hechos distintos, que consideran amenazan su independencia.

 

Fecha de publicación: 31-07-17
Ochoa y Porras, magistradas de la Corte de Constitucionalidad, que han denunciado amenazas y acoso. Por: Evelyn Boche elPeriódico
Más noticias que te pueden interesar

Llamadas telefónicas de un número desconocido, que muestra un arma como fotografía de perfil, son algunas de las intimidaciones que ha sufrido la magistrada Dina Ochoa Escribá, durante su gestión como titular de la Corte de Constitucionalidad (CC). Por esa y otras razones, solicitó medidas cautelares a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

La magistrada planteó su caso ante la delegación de la CIDH –encabezada por su presidente, Francisco Eguiguren–  que ayer sostuvo una reunión con los togados de la CC. La misión de la CIDH tiene como objetivo observar el cumplimiento de los derechos humanos.

Ochoa, magistrada titular designada por el mandatario Jimmy Morales, confió a elPeriódico que el pasado 22 de mayo denunció ante el Ministerio Público una serie de eventos que considera como amenazas a su independencia como integrante del máximo tribunal. La Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) está al tanto, apuntó la togada.

Uno de los hechos que más le preocupó, señala, fue un incidente que causó que volcara el vehículo en el que se conducían sus guardaespaldas, minutos después de que su hija había descendido por un cambio de planes. “Personas que conocen del tema de seguridad establecieron que pudo haber sido un atentado en contra de mi integridad física o de mi familia”, declaró la magistrada Ochoa.

A los pocos días de integrar la CC, Ochoa comenzó a recibir obsequios que considera como mecanismos de presión psicológica: “Me mandaron como regalo la llave de un ataúd, otra ocasión tierra de muerto y una cajita con forma de esfinge”, detalló.

Al consultar sobre la asistencia de las autoridades locales, Ochoa indicó que esta semana tiene una reunión en la Fiscalía de Derechos Humanos que da seguimiento a su denuncia. De la oficina del Procurador de los Derechos Humanos no ha tenido ningún acompañamiento, señaló, pese a que acudió a dicha instancia el pasado 24 de julio para requerir las medidas cautelares.

Ochoa es la segunda magistrada que denuncia presiones que atentan contra la independencia de su función constitucional y que han requerido medidas precautorias a la CIDH.

denunciada sin sustento

La magistrada Gloria Porras también solicitó la protección de la CIDH debido al acoso que percibe ante las denuncias en su contra que considera infundadas, interpuestas por sujetos inconformes con sus votos en la alta corte.

El titular de la PDH,  Jorge de León, confirmó que hace tres semanas elevó la petición a la CIDH ante los “constantes ataques”, contra la magistrada Porras, aunque no detalló los hechos por reserva de confidencialidad.

En mayo pasado, Porras denunció que se sentía víctima de acoso, derivado de acciones penales en su contra presentadas por abogados inconformes con resoluciones en las que ha participado y, concretamente por un recurso de exhibición personal interpuesto por la Fundación contra el Terrorismo. Dicha acción pretendía que un juez verificara el estado de salud de la togada, pese a que estaba laborando en su oficina.

El analista independiente Marco Canteo, considera que el nivel de relevancia de las intimidaciones es un factor que sopesa el PDH para requerir las medidas y la CIDH para otorgarlas. “Cuando un magistrado es denunciado penalmente o se requiere un antejuicio en su contra, que posteriormente es declarado sin lugar por carecer de sustento, queda en evidencia que su objetivo es únicamente fue el desgaste del funcionario”, manifestó.

En todo caso, manifestó que es conveniente acudir a la CIDH para que llame la atención al Estado y responda a las demandas de protección ante las amenazas contra los operadores de justicia.

En cuanto a la petición de Porras, el Estado debe informar a la Comisión sobre el caso para luego determinar si otorga las medidas, y por ende, le conmina para que se le brinde la protección y garantías necesarias. Mientras, la solicitud de Ochoa se dio por recibida, según se lo indicaron durante la cita con los delegados de la CIDH.

Visitas oficiales

El encuentro con el presidente Jimmy Morales se cuenta entre las primeras citas de la delegación de la CIDH. La comitiva también tuvo un acercamiento con la fiscal general Thelma Aldana y la fiscal de Derechos Humanos, Hilda Pineda, entre otros funcionarios del Ministerio Público.

Presidente de la CC externa apoyo

El presidente de la Corte de Constitucionalidad, Francisco de Mata Vela, por medio del portavoz Santiago Palomo, externó su apoyo a las magistradas que han requerido medidas a la CIDH. Además, manifestó la importancia de resguardar la integridad de cada uno de los miembros del Tribunal, especialmente de las togadas Dina Ochoa y Gloria Porras.

“Todos los jueces y juezas necesitan ejercer su función libre de toda presión y amenaza”.

Marco Canteo, analista.

Etiquetas: