Lunes 24 DE Junio DE 2019
Nación

Advierten que medidas del Ejecutivo no tendrán resultados sin transparencia

Según el gobierno, todos los detalles de las compras que se realicen en el Estado de Calamidad estarán disponibles en el portal de Guatecompras.

Fecha de publicación: 20-07-17
El mandatario recorrió junto al Ministro de Comunicaciones el tramo entre Bárcenas, Villa Nueva, y Santa Lucía Milpas Altas, Sacatepéquez.
Por: Cindy Espina cespina@elperiodico.com.gt

El Ministerio de Finanzas Públicas estableció los procedimientos de transparencia para implementar en el Estado de Calamidad Pública en Carreteras, que solicitaron aprobar al Congreso de la República. Estas acciones consisten en hacer público informes que den cuenta de las transacciones que se desarrollen durante el estado de emergencia, en el cual solo se podrán adquirir bienes, suministros y servicios, pero no contrataciones, indica el manual.

Sin embargo, en el acuerdo gubernativo sí se considera la contratación como una solución para la continuación de proyectos no ejecutados o en mantenimiento.

El Estado de Calamidad Pública en Carreteras permitirá a la Dirección General de Caminos y el Cuerpo de Ingenieros del Ejército encargarse de las reparaciones de las obras de infraestructura. Mientras que se mantienen en análisis los contratos con empresas que están vinculadas a casos de corrupción.

Pero analistas y representantes de sectores opinan que este problema no podrá solucionarse solo con cambiar de ejecutor, sino que se tienen que crear e implantar reglas claras que velen por la transparencia de los procesos de contrataciones.

Las posturas

El presidente de Acción Ciudadana, Manfredo Marroquín, opinó que retornar al sistema en el cual Caminos se encargaba de la infraestructura vial es regresar al esquema de hace 30 años y que podría funcionar esta vez si se garantiza transparencia, pero de esto no se tiene certeza y todavía no se cuenta con una propuesta.

A consideración de Marroquín se debe crear un ente independiente que supervise la construcción de la obra pública y que en conjunto con el Ministerio de Finanzas, Ministerio de Comunicaciones, Contraloría General de Cuentas y miembros de la sociedad civil, fiscalicen los convenios de proyectos carreteros.

En cuanto a esto, el presidente de la Cámara de Construcción, José González dijo que el problema no es quien realice la obra, sino la institucionalidad y las reglas en torno a la ejecución. González explicó que con esto quiere decir, que se necesitan leyes que vigilen el proceso de contratación y que den las herramientas de transparencia necesarias para fiscalizar el proceso. “A mí me parece que es importante que el Ejecutivo tome decisiones, aunque nosotros no estemos de acuerdo”, expresó el presidente de la Cámara de Construcción sobre la propuesta de fortalecer al Cuerpo de Ingenieros para la construcción de carreteras.

El empresario añadió que ellos habían propuesto desde 2016 al presidente Jimmy Morales el establecimiento de una mesa técnica en donde se encontrara la solución al estado crítico en que se encontraban las carreteras, ya que a su consideración, “la calamidad” no es algo reciente.

Por su parte, Francisco Quezada, analista del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN) indicó que el Gobierno actualmente no es el más apto para hacer construcciones porque no tiene el equipo necesario, por lo que sólo serviría para hacer obra pequeña. Aunque se cambie de nuevo al Estado por principal ejecutor, eso no es garantía que el “fantasma de la corrupción desaparecerá”, pero lo que sí se requiere es más acompañamiento de la Contraloría General de Cuentas, para que actúe de forma preventiva.

Colapsa carretera

Ayer se hundió un tramo de 35 metros de largo en el kilómetro 188 de la carretera que va de Retalhuleu a Quetzaltenango de la CA-2 Occidente. Esto provocó que la vía se cerrara, solo permitió el paso de vehículos pequeños, por lo que el transporte pesado tuvo que tomar vías alternas. El presidente Jimmy Morales estuvo presente en el inicio de reparación de la carretera entre Bárcenas, Villa Nueva, y  Santa Lucía Milpas Altas, Sacatepéquez, donde el paso vehicular es clausurado por las tardes.

22

contratos  de infraestructura con seis empresas están en la cuerda floja. Dichas firmas están vinculadas a casos de corrupción.