Lunes 20 DE Noviembre DE 2017
Nación

Al agente canino Bak, la muerte le llegó por el olfato

El agente K-9, se hizo popular   después de que luciera unas  “minizapatillas”, en un operativo de la PNC.

 

Fecha de publicación: 17-07-17
Bak en la inspección de un automóvil cuyo piloto atropelló a tres personas el 29 de mayo. Por: Cindy Espina [email protected]
Más noticias que te pueden interesar

El olfato es el sentido más desarrollado de los perros y hasta podrían ser sus ojos. Por este sentido le llegó la muerte al agente canino antinarcóticos, Bak. Solo tenía tres años de haber llegado al país y era uno de los perros que más figuraba en las acciones de la Subdirección General de Análisis e Información Antinarcótica (SGIAA). Sin su trabajo, está entidad de la Policía Nacional Civil (PNC) tardaba hasta cuatro horas más en los operativos de identificación de drogas ilícitas.

A una semana de su muerte, versiones emitidas por agentes, presentes en el allanamiento del 8 de julio en una vivienda de San Miguel Petapa, así como de autoridades de la PNC dejan más dudas que respuestas. El perro murió unos instantes después de haber incautado cocaína en el inmueble que era habitado por pandilleros que se dedicaban al narcomenudeo.

Según el director de la PNC, Nery Ramos, el agente canino empezó a convulsionar, fue tan fuerte el síntoma, que al veterinario no le dio tiempo de rescatarlo. El Director de la Policía no tiene una explicación para esto, ya que el agente Bak no presentaba ninguna enfermedad, además el guía canino le llevaba el control de su alimentación, trabajo y consultas médicas, no había antecedentes de enfermedad o alguna irregularidad en su comportamiento.

Las contradicciones

El Director y agentes de la PNC del área de antinarcóticos señalan que las convulsiones fueron ocasionadas por una sustancia, la cual no identifican, pero que fue olfateada por Bak.

El Director de la PNC dijo que había pedido al Instituto Nacional de Ciencias Forenses de Guatemala (Inacif) un examen toxicológico y que cuando estuviera listo, daría más detalles sobre las causas que generaron  la muerte del agente Bak.

Sin embargo, el portavoz del Inacif aseguró, que la PNC no ha hecho tal solicitud al Instituto y que ellos no hicieron los análisis de sustancias tóxicas al cuerpo del agente canino.

Ramos añadió que iban a pedir cooperación de la embajada de Estados Unidos para  un  análisis toxicológico.

El veterinario de Vet-Pro, Juan Calderón, dijo que ese tipo de convulsiones solo podrían ser ocasionadas en un perro, si este hubiera olfateado un producto tóxico muy agresivo.

El veterinario no considera probable que la muerte haya sido provocada por cocaína.

En México, la policía federal asegura que algunos grupos de narcos han  puesto precio a la cabeza de los agentes caninos, ya que ningún tipo de tecnología se compara al olfato de los perros para identificar ilícitos.

Una corta vida

Bak era un pastor alemán de tres años que fue donado por EE.UU. a Guatemala en mayo de 2014. Se le entrenó en la Escuela Centroamericana de Entrenamiento Canino de Guatemala de agentes K-9, que se ubica en El Cerinal, Santa Rosa. Bak solo pudo ejercer dos de los 10 años que dura el servicio canino y se hizo famoso cuando en un operativo lució unas zapatillas.

US$10

mil  es el costo del pastor alemán entrenado para agente K-9.