Sábado 20 DE Julio DE 2019
Nación

“La tolerancia de la impunidad está terminando en este país, quizás 2015 todavía no ha dado todos sus frutos”

El jefe de la misión diplomática de la UE habla sobre los proyectos de cooperación que han sido financiados durante 20 años en Guatemala. También se refiere a las prioridades de los países europeos, y sobre el apoyo para el funcionamiento de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), al Ministerio Público (MP) y sobre la importancia de continuar con la lucha contra la corrupción que se inició hace más de dos años.

Fecha de publicación: 15-07-17
Stefano Gatto, embajador de la Unión Europea (UE) en Guatemala

¿Cuáles son los sectores que apoya la Unión Europea en el país?

– Hicimos un balance de lo que conseguimos en 20 años. Hemos ayudado a comunidades desplazadas durante el conflicto armado a restablecerse y volverse productivas. Otro ejemplo son las concesiones forestales en Petén, donde impulsamos ese modelo de producción. Actualmente tenemos tres grandes prioridades: gobernanza, seguridad y lucha contra la desnutrición –en la que también se incluye el impulso de las micro, pequeñas y medianas empresas–.

Para el periodo de 2014 hasta 2020 se contempló un presupuesto de €186 millones en donaciones para Guatemala. Ahora estamos trabajando con el Gobierno en diferentes programas, pero estimamos aportar €65 millones, en los próximos tres años, para un programa contra la desnutrición, pero no lo hemos confirmado todavía.

¿Hay programas que generen oportunidades de desarrollo?

– Para programas económicos, alrededor de €40 millones irán para pequeñas y medianas empresas; la idea es ayudar a los pequeños para hacerse medianos. Además, en el ámbito de gobernanza, a solicitud del presidente Jimmy Morales la Unión Europea financiará la encuesta de empleados públicos, el Banco Mundial hará el trabajo y también estará presente la Oficina Nacional de Servicio Civil (Onsec) y el Instituto Nacional de Estadística (INE). Pero no se trata solo de identificar plazas fantasma, sino que haya más transparencia.

¿Qué piensa de los casos de corrupción que se han revelado?

– La lucha contra la corrupción es una tarea que no se limita a Guatemala, en todos los países del mundo hay corrupción. En unos más, en otros menos, pero es un problema internacional.

Hay buenos avances. La lucha no está terminada, pero está claro que el factor clave es eso: la cooperación internacional y voluntad política. Ambas cosas son importantes, la cooperación internacional allí está, pero tiene que haber la voluntad política.

¿Qué pondría en riesgo las investigaciones contra la corrupción? 

– Está claro que la batalla no está ganada todavía, claro que puede haber fuerzas ocultas que no les interesa la transparencia y la derrota de la impunidad, pero la mayoría de guatemaltecos piensan diferente, y quieren un país limpio, donde puedan tener confianza en la justicia y donde no necesiten de contactos ni apoyos para recibir justicia en un juzgado. Es inevitable que haya contraofensivas.

¿Qué espera del nombramiento del nuevo Fiscal General del MP?

– En todo nuevo nombramiento de funcionario con cierta posición estratégica… se darán candidaturas apoyadas por fuerzas que no quieren lo mejor, pero la confianza que tengo es que eso no vaya a prosperar porque la sociedad guatemalteca se ha vacunado contra ello.

Por ejemplo, me parece que el proceso de elección del PDH ha dado buenas señales. Tengo entendido que cuando se eligió a la actual Fiscal General la gente pensaba: “va a estar apoyando a quien la nombró”, pero no fue así. Creo que la tolerancia de la impunidad está terminando en este país, quizás el 2015 todavía no ha dado todos sus frutos, tal vez fue una reacción incompleta, pero no creo que el viento del cambio pueda revertirse.

¿Cómo apoyan el trabajo de la CICIG?

– Acabamos de dar €5 millones para la Comisión, la Unión Europea es el primer donante de la CICIG, hemos dado más de €73.3 millones desde que empezó. Es un apoyo que hasta 2019 lo tenemos asegurado. Creemos que la CICIG ha conseguido resultados muy buenos; evidentemente su tarea no estará completamente terminada hasta que, el sistema de justicia en Guatemala no sea capaz de incorporar estas lecciones y además extender su presencia en el el país.