Domingo 23 DE Septiembre DE 2018
Nación

Guatemala ordena capturar al exembajador en EEUU por financiamiento electoral ilícito

Julio Ligorría, que ocupó el cargo en Washington entre 2013 y 2015, es acusado de organizar reuniones para financiar ilícitamente la campaña electoral de 2011 en una trama que incluye las principales telefónicas del país.

Fecha de publicación: 14-07-17
Más noticias que te pueden interesar

A continuación un artículo integro de Univision Noticias acerca de el ex embajador perseguido por la ley Julio Ligorría:

“Conoce a tu enemigo, conócete a ti mismo y conoce el terreno, y no temerás el resultado de 100 batallas” es una de las citas de Sun Tzu preferidas por el consultor político Julio Ligorría Carballido en sus publicaciones sobre estrategia política.

El poder, la política y los negocios no son un terreno desconocido para él, durante 35 años ha navegado adentro de la política guatemalteca, y más tarde latinoamericana como un intermediario entre el poder político y económico de la región.

En esta ocasión, sin embargo, su papel como eminencia gris es indagado por la justicia guatemalteca que lo coloca en el centro de una trama de corrupción y financiamiento ilícito de campañas electorales.

La acusación contra Ligorría surge de una investigación de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad del Ministerio Público y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala sobre empresas vinculadas al excandidato presidencial y ministro del Partido Patriota (PP), Alejandro Sinibaldi, actualmente prófugo por otro caso de corrupción.

El seguimiento de los pagos recibidos por estas empresas condujo a los investigadores hasta el gerente de Telgua (Claro Guatemala) en 2011, Julio Carlos Porras Zadick, a quien interrogaron por el destino de Q15 millones (US$2.05 millones) en cheques destinados a la campaña del PP en 2011. El gerente confesó que el pago había sido girado por Telgua para solventar con el nuevo gobierno una disputa comercial con la empresa telefónica Tigo, por la cual enfrentaba un reclamo de US$400 millones en compensaciones.

Según el testimonio de Porras, dado a conocer por la fiscalía, este se reunió con Ligorría para buscar una forma de solventar el millonario reclamo.

El consultor le presentó al empresario una estrategia en varias etapas: en la primera le brindó un análisis en el cual presentaba al gobierno en el poder, del partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), como financiado por la empresa telefónica Tigo, a través de su propietario Mario López. Ligorría le indicó a Porras que tenían que igualar o superar la influencia de Tigo, pero que esto no sería posible con este gobierno, por lo que debía apostar por el siguiente, el PP, cuyo binomio presidencial, formado por el general Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti lideraban las encuestas.

 

El siguiente paso consistía en amedrantar a Tigo, para llegar a una conciliación en su disputa millonaria, mostrando una cercanía entre los candidatos del PP y Carlos Slim, propietario de América Móvil, dueña a su vez de Telgua, para esto Ligorría garantizaría una reunión entre los candidatos y el magnate mexicano. El comisionado de la CICIG, Iván Velásquez, explicó en conferencia de prensa: “Ligorría tomó fotografías de la reunión que fueron publicadas en medios guatemaltecos con lo que se enviaba a Tigo el mensaje de que existían muy buenas relaciones entre Telgua y los futuros gobernantes de Guatemala”.

Durante una conferencia de prensa en el Ministerio Público Velásquez mostró los facsímiles de los cheques depositados por Telgua, extractos de la declaración de Porras y las fotografías entre Slim, Pérez Molina y Baldetti. La estrategia dio resultado, confesó Porras, y Tigo prefirió negociar antes que enfrentarse a un probable gobierno adverso.

 Un estratega en las sombras

“¿Cuántas veces se subestima o sobrestima a los competidores o nuestra propia fuerza? ¿Por qué se incurre tan frecuentemente en ignorar el ambiente? O bien, ¿por qué se desdeña el inmenso valor de la comunicación en el ejercicio del poder?”, se preguntaba Ligorría en su libro Estrategia política.

En la negociación con Telgua, según Porras, el consultor político se presentaba como futuro canciller del gobierno del PP, aunque más tarde fue el embajador de Guatemala en Estados Unidos entre agosto del 2013 y septiembre de 2015. Ligorría disfrutaba codearse con el poder y conocía a la perfección los mecanismos que movían la política guatemalteca.

Por sus servicios el exembajador incluso suscribió un contrato con Telgua, relata el exgerente de esta empresa. En sus publicaciones Ligorría presumía de haber intervenido en el manejo de crisis de activos de sus clientes por “más de US$5,500 millones”.

Entre 1988 y 2013 a través de su empresa Interimage Latinoamericana S.A., registrada en Miami, Ligorría brindó asesoría en manejo estratégico de crisis a los presidentes Alejandro Toledo del Perú, Alfredo Palacio de Ecuador y para los Ministerios de Relaciones Exteriores de Panamá, Nicaragua, Costa Rica y Guatemala.

Entre sus socios en Interimage Latinoamericana S.A., se encontraba además el exministro de Gobernación del gobierno del PP, Mauricio López Bonilla, vicepresidente de esta compañía hasta 2003. Este exfuncionario, junto a la exvicepresidenta Roxana Baldetti, han sido requeridos por la justicia estadounidense para enfrentar los delitos de asociación delictuosa y conspiración para el tráfico de drogas.

Tras la caída del gobierno de Pérez Molina en 2015 Ligorría continúo su carrera como lobista y en enero de este año se reunió, junto a otros expertos latinoamericanos, con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

En declaraciones a medios locales Ligorría indicó que le había dicho al mandatario que Latinoamérica “requiere de políticas públicas firmes en la lucha contra la corrupción y el fortalecimiento de los sistemas de justicia como mecanismos que faciliten el desarrollo de los sectores más vulnerables”. En allanamientos realizados este viernes en Guatemala la policía no pudo dar con Ligorría, quien según los investigadores podría encontrarse en Estados Unidos.

 

CORTESÍA DE UNIVISION 

Etiquetas: