Jueves 9 DE Julio DE 2020
Nación

Ex superintendente Carlos Muñoz intenta recuperar más de Q8 millones embargados en cuentas de bancos y propiedades

Jueza desecha solicitud de uno de los sindicados en el caso La Línea de defraudación aduanera y fija plazo de dos años a fiscalía para concluir investigación y dictaminar sobre el particular.

Fecha de publicación: 11-07-17
Por: Tulio Juárez

 

Inútil ha resultado el intento hoy del ex superintendente de Administración Tributaria (SAT), Carlos Enrique Muñoz Roldán, para que la justicia decretara el desembargo de sus bienes –incluidos Q8 millones 100 mil en cuentas bancarias suyas y de la esposa, todos congelados a raíz de su captura el 16 de abril de 2015 al desvelarse el caso La Línea de defraudación aduanera– ya que la Jueza de Extinción de Dominio, Ana Isabel Guerra, resolvió dar dos años más al Ministerio Público (MP) para concluir la investigación sobre el origen de los mismos.

El extitular de la SAT en el gobierno patriota de Otto Fernando Pérez Molina, solicitó a través de sus abogados el levantamiento de las medidas dictadas en contra de las propiedades, pero la resolución de este martes ha sido otorgarle a la fiscalía al menos 24 meses a cuyo plazo final deberá entonces informar si es procedente acceder a lo requerido por el sindicado, o hay acciones por desarrollar dentro del mismo proceso penal. Al igual que el expresidente, también está en la cárcel el sucesor de Muñoz en la SAT, Álvaro Omar Franco Chacón.

La Línea, el expediente abierto por el MP y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), constituye a estas alturas el caso más emblemático de la lucha contra la corrupción en el país, y por el cual decenas de personas –léase exaltos funcionarios entre quienes se incluye a la ex vicemandataria Ingrid Roxana Baldetti Elías y su exsecretario privado Juan Carlos Monzón Rojas, funcionarios medios, empleados menores como vistas de aduanas, empresarios, gestores y particulares–, siguen privados de libertad y pendientes del juicio penal.