Miércoles 19 DE Septiembre DE 2018
Nación

Claus Marvin Mérida, el amigo y asiduo visitante de la Casa Presidencial

El ex Comisionado en temas de migrantes asistió en 45 ocasiones a la residencia de Jimmy Morales. Varias de sus visitas fueron para participar del gabinete.

Fecha de publicación: 04-07-17
Morales indicó en abril pasado que se había cancelado el acuerdo del nombramiento de Mérida. Por: Pavel Gerardo Vega pvega@elperiodico.com.gt
Más noticias que te pueden interesar

Ha pasado solo un año y medio desde que Jimmy Morales tomó posesión del cargo como jefe del Organismo Ejecutivo y ya su círculo cercano se ha desgranado. Es el caso de su amigo y expromotor de espectáculos, Claus Marvin Mérida, quien luego de exponerse por librar una clara batalla contra el embajador saliente de Estados Unidos, Todd Robinson, fue destituido como Comisionado de Asuntos de Migrantes con rango diplomático en abril pasado.

Ahora el presidente Morales desconoce el actuar de su amigo y exasesor tras haber firmado un contrato de cabildeo en EE. UU. por US$960 mil con la firma Barnes & Thornburg. Sin embargo, durante poco más de un año, Mérida fue un invitado especial de la Casa Presidencial en 45 ocasiones, algunas de ellas asistió a reuniones de gabinete.

Pero Mérida no tenía un perfil alto, no era un personaje público. Actuaba más bien a la sombra. Aunque era una pieza importante del andamiaje de apoyo del presidente Morales. Fue por esto que, así como Herbert Armando Melgar Padilla dirigió la seguridad del gobernante desde que era candidato; el exembajador aseguró su puesto desde el 30 de noviembre de 2015 como comisionado con rango diplomático durante la administración del expresidente Alejandro Maldonado Aguirre por petición de Morales.

Así es como Mérida obtuvo un pasaporte especial otorgado por la Cancillería que le permitió salir por primera vez de Estados Unidos, en donde reside ilegalmente. Y aunque su trabajo consistía en desarrollar estrategias para mejorar la situación de los migrantes, el tiempo que el ex Comisionado visitaba el país del norte era menor al que pasaba en Guatemala.

Sus salidas al exterior suman 16, 13 de ellas hacia aquella nación. Sin embargo, según documentó elPeriódico, el viaje más largo se registra del 1 de julio al 24 de agosto del año pasado, como se detalla en su registro migratorio. Es decir que sus labores se asentaban en Guatemala con mayor frecuencia.

Un amigo en casa

Según consta en el detalle de ingresos a la residencia del mandatario, solicitado por la bancada de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) a la Secretaría de Asuntos Administrativos y de Seguridad (SAAS), las 45 entradas de Mérida durante la gestión de Morales comenzaron el 15 de febrero, un mes después de la asunción al poder del excomediante.

Esa no solo fue la primera visita, sino la primera vez que Mérida asistía a la reunión del gabinete, donde solo los llamados por el Presidente pueden llegar para tratar asuntos de suma relevancia para la dirección del país.

Sin embargo, Mérida asistió en 12 ocasiones al gabinete. A pesar de carecer de contrato. Era un comisionado ad honorem que aprovechó su cercanía con el mandatario para enviar una carta al senador Mike Lee en la que se quejaba del embajador Robinson.

Una misiva que sirvió como eco de distintos sectores que se han visto acorralados por la persecución penal por delitos de corrupción, incluidos el hijo y el hermano de Morales. Una lucha contra los desmanes en el gobierno que Robinson ha abanderado junto a la Comisión Internacional Contra la Impunidad y el Ministerio Público.

Las visitas del ex Comisionado duraban, algunas por una hora o menos, mientras que otras tardaban hasta cuatro o cinco horas. Una peculiar, que el portavoz presidencial, Heinz Heimann no supo aclarar si era personal o de trabajo, comenzó a las 17:58 horas y culminó a las 00:22 horas del próximo día. Fue el 28 de junio del año pasado, en el contexto de las amenazas contra la fiscal general Thelma Aldana y del nombramiento ese día de la embajadora guatemalteca en Washington, Maritza Ruiz de Vielman.

Consultado la semana pasada sobre las reuniones de Mérida, Heimann declaró que él no tenía oficina en Casa Presidencial. Y enfatizó que “como era del tema migrantes, sus reuniones eran más hacia afuera que acá. Seguramente hoteles o salones”. Ayer, cuestionado de nuevo, el vocero indicó que desconocía la agenda del exembajador.

Del ex Comisionado no se tienen registros de informes que haya elaborado a raíz de sus funciones. Tampoco se tiene certeza, o no se quiere dar certeza, de con quién se reunió en sus 45 visitas a Casa Presidencial. Claus Marvin Mérida fue un asesor presidencial casi fantasma que dejó huella solo por el registro de seguridad de los ingresos a la residencia.

Tampoco se conoce el detalle de quién pagó por los boletos aéreos cuando viajaba al exterior, pues, aunque el acuerdo de asignación de funciones establece que el gobierno se haría cargo de esos gastos, las autoridades no dan cuenta de ello. Se le pidió a Heimann que consultara con las autoridades si hubo algún desembolso desde el Ejecutivo para pagar esos periplos, el vocero se limitó a decir que le dijeron que buscara en los portales de transparencia.

Asesores caídos

Así como Claus Mérida trabajaba supuestamente sin remuneración, el ahora diputado Herbert Armando Melgar Padilla también lo hacía de esa forma mientras fue asesor de seguridad del presidente Morales. Aunque no es la única característica en común entre ambos. Los dos han sido señalados de delitos cometidos en nombre de la Presidencia. Melgar fue denunciado por un agente de la SAAS por dirigir una red de espionaje a opositores y periodistas desde esa entidad. Mientras que Mérida está siendo investigado por usurpación de funciones, tráfico de influencias, abuso de autoridad por la carta enviada al senador Lee para quejarse de Robinson.

45

Visitas  de Marvin Mérida están registradas entre las visitas a Casa Presidencial desde 2016  a la fecha.

Etiquetas: