Viernes 21 DE Septiembre DE 2018
Nación

“La retórica antimedios es el descrédito que pone en mayor riesgo a la prensa”

En entrevista para elPeriódico, Edison Lanza, Relator Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) expone sus preocupaciones respecto de la situación y ald trabajo de los periodistas en Centroamérica y México, donde las agresiones en contra de los comunicadores se han incrementado. El relator estará en el país en agosto pasando lista al cumplimiento de las obligaciones del Estado para con la prensa.

Fecha de publicación: 01-07-17
Por: Óscar F. Herrera elPeriódico
Más noticias que te pueden interesar

¿Cuáles son las principales amenazas y riesgos que corren los periodistas en América Latina?

– Distintos tipos de amenazas en todo el hemisferio. Por un lado, la retórica antimedios calificándolos de deshonestos, es un descrédito y los expone a un mayor riesgo. Este está presente en muchos gobiernos de todo el mundo. En segundo lugar, están las fuentes de violencia directa contra periodistas como el crimen organizado, agentes estatales locales, o los propios ejércitos o fuerzas de seguridad, en definitiva, autores de asesinatos, desapariciones, amenazas, agresiones de distinto tipo, y grupos armados de la región.

En Honduras, México y Guatemala, el tema nos preocupa porque es un continente que no está en guerra y tiene el segundo índice de asesinato de periodistas, después de los países árabes.

Actualmente existen denuncias por amenazas, entre las que figura la de la periodista guatemalteca Marielos Monzón. ¿Cómo ve este caso y qué riesgos supone para la libertad de expresión en Guatemala?

– Ella me hizo llegar la denuncia. Distintos sectores de la sociedad civil de Guatemala me hicieron saber que se trataba de una periodista con larga trayectoria, valentía y coraje. Sabemos de una lista donde resultaba involucrada de participar en acciones guerrilleras ocurridas algunas cuando ella aún no había nacido. Además, publicar el listado en Facebook y entregarlo a los narcos, es como para estigmatizarla. Debería ser pública la solidaridad y el llamado de atención al gobierno en cuanto a la investigación seria de estas amenazas y en encontrar a los autores para desactivar este tipo de prácticas.

¿Cómo se afecta el derecho de libertad de expresión con las campañas de difamación y calumnia contra periodistas?

– Justamente cuando los poderosos están en un cargo político para el cual pidieron el voto, y hay periodistas como Jose Rubén Zamora que van a revelar la verdad de la información, el descrédito abierto busca dejarlos en situación vulnerable y expuestos a la violencia. Obviamente un periodista se defiende con la palabra, con la verdad, con no callarse. Todo el mundo tiene derecho a informar y expresarse y cuando algún poderoso es aludido por una investigación periodística, recurren a este tipo de hostigamiento bárbaro, con lo que generan una vía para que se actúe con violencia contra los comunicadores, socavando el centro de la democracia como lo es la labor periodística.

En países como Guatemala, donde existe un contexto de impunidad y se da la convergencia del narcotráfico, crimen organizado y procesos contra exmilitares vinculados a graves violaciones a derechos humanos, y el ejercicio del periodismo se percibe como un riesgo para los intereses de estos grupos. ¿Cómo se afronta ese riesgo?

– Hay algunas medidas positivas que se pueden adoptar por los Estados. Estaremos de visita con la comisión en Guatemala en agosto. Queremos ver cómo está cumpliendo el Estado con sus obligaciones para prevenir la violencia y cómo protege a los periodistas que enfrentan riesgos, así como la procuración de justicia, el papel de la fiscalía y los jueces. Cómo se ha sancionado este tipo de violencia y si se tienen cuerpos especializados para abordar las investigaciones.

En Guatemala hay que tener mecanismos de protección especial para periodistas donde participen la sociedad civil en coordinación con órganos de Estado que prestan protección e investigan estos casos para proteger a periodistas que puedan estar amenazados.

Etiquetas: