Martes 21 DE Mayo DE 2019
Nación

Recién nacida es declarada muerta por médicos y revive cuando conserje la lleva en brazos a morgue

¡Milagro de vida en Mazatenango! comentan los pobladores, mientras el papá de Eliza Ruiz –quien vino al mundo el 6 de junio–, dice: “No tengo palabras para agradecerle a Dios el milagro que hizo con mi hija (…) Los médicos tampoco tienen una explicación de qué le pasó a mi princesa. Estamos en oración para que su salud mejore”.

Fecha de publicación: 28-06-17
Por: Tulio Juárez

 

Eliza Ruiz nació mediante operación cesárea el martes 6 de junio en el hospital de Mazatenango. Pero siendo bebé prematura lo que más preocupaba era su bajo peso: 2 libras y 2 onzas, por lo que permanecía en la sala de intensivo. La mañana del lunes de esta semana los pediatras observaron que su estado era crítico, por lo cual fue desconectada de los aparatos que la sostenían.

Leonel Jabaloy, director del centro asistencial, ha informado ayer a la corresponsalía de Guatevisión que entonces le fue colocado un catéter central para alimentarla vía intravenosa, y que los médicos estaban en esa fase cuando la pequeña sufrió un paro cardiorrespiratorio irreversible. Entonces comenzaron a darle primeros auxilios. Fueron 12 minutos que les parecieron eternos.

Pero sus pupilas se dilataron y quedaron fijas. Ya no respondió a los medicamentos. “La pacientita” ya no respiraba ni latía su corazón. La temperatura corporal bajó. El diagnóstico, falla cardiaca a las 11:15 horas. Su fallecimiento, por ‘sepsis’ –infección con manifestaciones de respuesta inflamatoria sistémica (sris) como fiebre o hipotermia, taquicardia, taquipnea, leucocitosis o leucopenia–.

Y resucita

El doctor Jabaloy ha comentado al informativo televisado que, sin embargo, “sucedió un hecho sorprendente y extraordinario (del) que no tenemos clínicamente una información”. El personal médico certificó mediante acta el fallecimiento de la bebé, y a las 17:15 horas uno de los conserjes la llevaba envuelta en sábanas hacia la morgue del hospital mazateco.

Caminaba con Álvaro Ruiz. En eso, el trabajador sintió que el cuerpecito se había movido. O al menos eso le había parecido. O había sentido. Se lo dijo al desconsolado papá y entonces procedieron a destaparla. ¡Sorpresa de vida. Eliza estaba viva! Ambos corrieron de regreso a la Pediatría dando cuenta de la novedad y pidiendo rápida atención para la vuelta a nacer.

Los doctores estaban verdaderamente sorprendidos. Lo inmediato fue devolverla a la cama donde permaneció hasta un par de horas antes cuando certificaron su muerte por “sepsis”. Don Álvaro ha dicho a Guatevisión que “Los médicos tampoco tienen una explicación de qué le pasó a mi princesa…”.

La felicidad lo embarga. “No tengo palabras para agradecerle a Dios el milagro que hizo con mi hija, ahora la están cuidando más de lo normal”, dijo el padre, quien agrega que “estamos en oración para que su salud mejore”. Así, aunque la condición de salud de Eliza continúa siendo muy delicada, se abre mucho más la posibilidad de salir avante.

¡Milagro en Mazate!