Jueves 18 DE Julio DE 2019
Nación

BAM trae seguro en dólares

BAM Life está dirigido a personas entre 18 y 75 años y ofrece sumas aseguradas desde US$100 mil con plazos de diez, 20 y 30 años. Es un producto flexible pues permite incrementar la suma asegurada en la misma póliza. Con cobertura en caso de fallecimiento por enfermedad, hecho de violencia o accidente, planes por edad alcanzada y con retiro del 25 por ciento en caso de diagnóstico de enfermedad terminal, entre otros beneficios.

Fecha de publicación: 26-06-17

 

“Hay un mercado muy competitivo” Frederick Melville, presidente de la Junta Directiva de Seguros Agromercantil.

 

¿Cuál es la expectativa para este año en el mercado asegurador?

– Estamos muy optimistas y como aseguradora tenemos los mejores índices en el país. La calificación de Fitch para BAM es de AA+, la mejor calificación en Guatemala, y eso es un orgullo por el trabajo fuerte que se ha logrado realizar a pesar de la fuerte competencia que se tiene. Además, contamos con el respaldo de Bancolombia, nuestros accionistas mayoritarios. Estamos creciendo mucho en un mercado competitivo donde hay varias aseguradoras extranjeras fuertes.

¿A qué se debe que en el país los seguros de vida tienen menor crecimiento que otros productos?

– Es cuestión de cultura, en muchos lugares del mundo es como un rito tener un seguro, por ejemplo, el seguro de automóviles es indispensable si se tiene un auto y aquí en Guatemala eso va evolucionando. Los seguros médicos son muy útiles y en el caso de los productos de BAM tienen una cobertura interesante, que puede ir cambiando conforme el asegurado crezca en edad, en posición y en sus metas, es un seguro que inicia en US$10 mil, luego puede aumentar a US$30 mil y hasta el límite que uno quiera, además lo puede adquirir una persona de 75 años o lo puede tomar un joven e ir incrementándolo.

¿Se ha incrementado la aceptación a contratar seguros en Guatemala?

– Usualmente el guatemalteco es bastante conservador cuando se trata de tomar un seguro, y más cuando la cobertura no es para uno sino para la familia, como ocurre con un seguro de vida. Uno no está aquí de forma permanente y en los casos cuando se va el jefe de familia algunas veces quedan préstamos, créditos y un montón de cosas en las que quienes se quedan tienen que asumir ese papel y es algo difícil. En Guatemala empieza ya esa cultura.

“Los seguros médicos son muy útiles y en el caso de los productos de BAM tienen una cobertura interesante”.

 

“Nos diferenciamos con nuestros productos”  Julián Presa, gerente de Vida y Gastos Médicos Mayores de Seguros Agromercantil.

¿Como se destaca BAM en un mercado con más de 20 competidores en seguros?

– La estrategia de crecimiento es con los productos que se ofrecen. Desde hace cinco años se empezó con el producto de gastos médicos mayores en alianza con una empresa en EE. UU., luego el BAM HealthONE, un producto de gastos médicos mayores local y ahora con el producto BAM Life que nació como propuesta desde 2010 con el cambio en la Ley de Seguros, que tenía como uno de los objetivos regular la venta de seguros offshore y vimos la oportunidad de abarcar un nicho de mercado importante.

 ¿El tipo de cambio es un factor dentro de la propuesta de BAM Life?

– Sabemos que el tipo de cambio siempre genera incertidumbre, pero en este caso no nos preocupa porque en Guatemala se mantiene estable y no consideramos que sea un problema en el caso de que el beneficiario haga uso del mismo. Sabemos que hay muchos guatemaltecos y empresas que tienen compromisos en dólares y esa es una de las opciones y razones por las que se tiene el producto en dólares, por lo que esta opción es  muy buena.

¿Cuál es el crecimiento que esperan tener con BAM Life?

– Estimamos vender en el primer año entre 200 y 300 pólizas. El producto va dirigido al segmento de familias jóvenes o en etapa de crecimiento, hasta empresarios que le apuestan a que su negocio crezca. Hasta ahora la oferta de seguros en quetzales ofrece una suma asegurada limitada y el segmento de mercado al que le apostamos es distinto.

“Cada vez hay más productos y más innovación en el mercado y eso es bueno, porque nos hace mantenernos alerta para poder competir con el resto”.