Jueves 20 DE Septiembre DE 2018
Nación

“El triángulo de la amapola se convirtió en un polígono” Óscar Dávila, viceministro Antinarcótico

Los cultivos de amapola aumentaron 65 por ciento en los últimos diez años, conforme información de la cartera del Interior. Los sembradíos que se concentraban en Sibinal, Ixchiguán y Tajumulco se extendieron fuera de esos límites, indica el funcionario mientras se desarrolla una “erradicación sin precedentes” de amapola en los dos municipios de San Marcos bajo Estado de Sitio. Esa situación especial también podría extenderse, según Dávila.

Fecha de publicación: 07-06-17
Óscar Dávila, viceministro Antinarcótico Por: Evelyn Boche elPeriódico
Más noticias que te pueden interesar

¿Aún se puede hablar del triángulo de la amapola?

– En 1991 el Estado empezó a darse cuenta de los cultivos en la región, que ya eran bastante fuertes. El triángulo de la amapola queda bien definido por los análisis efectuados entre 2003 y 2008. Por el tema de la conflictividad social en el área, los carteles mexicanos cobraron auge en la producción del opio y dejó de ser un triángulo para convertirse en un polígono irregular: se extralimita de Ixchiguán, en el área norte, hasta la unión de caminos en Piedra Partida; en el área de Sibinal, el cerro El Cebollín, ya colinda con el área de aldea de Tonimá; en Tajumulco, llega hasta el área llamada Las Nubes, entre otros.

¿Qué extensión ocupan los cultivos?

– No tenemos un dato exacto ahora. En aquel entonces, teníamos delimitado en 8 mil 500 hectáreas y con este nuevo desarrollo que ha tenido el cultivo ilícito de amapola en el polígono, podríamos hablar de un 65 por ciento más.

¿En diez años, casi se duplica el cultivo?

– Esto se debe a varios factores, el principal es la ausencia del Estado en el área; es muy difícil tener una estrategia de Estado puntual y pronta por la extensión y accesibilidad del territorio. Para ingresar a una de las aldeas, mayor productora de amapola, se tiene que pasar un camino de terracería bastante prolongado: nos han recibido con disparos, lanzan piedras, nos ponen barricadas. Al momento de ingresar se tiene que desplegar la fuerza operativa para hacer una disuasión, se hace la erradicación bajo disparos de arma de fuego. Otros gobiernos han estimado destinar una estación o una Comisaría de Policía en el área, junto con algún destacamento del Ejército. Sin embargo, es un área muy grande.

La presencia del Estado no debería ser solo coercitiva o de seguridad, sino una presencia integral para desarrollar alternativamente algo en pro de la región. El quinto Viceministerio, pese a que no le correspondería, está planteando un programa de desarrollo alternativo.

¿A qué cartel le venden el opio?

– Los transportistas los llevan a la frontera y a los carteles que son beneficiados, antes era el cartel de Sinaloa ahora está en auge el cartel Jalisco Nueva Generación, por la información que hemos tenido y hemos confrontado con autoridades mexicanas, pero no oficialmente.

¿Cuánta gente estaría involucrada en la recolección y transporte?

– No hemos logrado determinar eso. Se ha tratado de hacer inteligencia en el área, pero cualquier persona ajena a la comunidad es detectada y ya tuvimos dos compañeros que, gracias a Dios, lograron salir de ahí.

Se cultivaba amapola desde hace 40 años sin enfrentamientos armados, ¿qué pasó?

– Se las entregaron los carteles. Además, creemos que no todos los pobladores entregaron las armas (en alusión al conflicto armado). Para un desarrollo alternativo integral, se deben generar medidas y, durante el Estado de Sitio se garantiza espacio para que vayan todas las personas o instituciones que tienen que ir a hacer reconocimiento.

¿Cómo ingresó Jalisco Nueva Generación, fue algo violento?

– México es el país número uno en producción de amapola, según los datos que se tienen. La región que tienen de producción es la colindante con Guatemala, creemos que esa es la que tiene ese cartel, que es uno de los más jóvenes.

¿Operan desde México o se instalaron en Guatemala?

– Los guatemaltecos le llevan el opio a ellos. Es una región sin presencia de autoridades.

¿Se ha detectado un propietario que tenga una vasta extensión de cultivos?

– Lo que hemos analizado, es que no precisamente el que tenga una hectárea es el que va producir y el que va trasladar. Sino que en la comunidad hay alguien específico. Pero no sabemos quiénes son los que se encargan de toda la logística.

¿Cuál es el plan después de la erradicación? La planta se corta, pero volverán a sembrar.

– Para un desarrollo alternativo integral se deben generar medidas y durante el Estado de Sitio se garantiza espacio para que vayan todas las personas o instituciones que tienen que ir a hacer reconocimiento.

8

Kilogramos  de opio se obtienen por hectárea  de amapola.

1

Kilo de morfina o heroína se obtiene  de 10 kilogramos de opio.

Etiquetas: