Martes 25 DE Junio DE 2019
Nación

Abrirán nuevo paso fronterizo entre Guatemala y México

Los principales acuerdos entre ambos países, están relacionados a la infraestructura en fronteras e intercambio económico.

Fecha de publicación: 07-06-17
Durante la actividad en el Palacio Nacional de la Cultura el Presidente mexicano realizó el cambio de la Rosa de la Paz.
Por: Cindy Espina cespina@elperiodico.com

Uno de los resultados de la reunión bilateral que sostuvo el presidente de México, Enrique Peña Nieto, con el presidente Jimmy Morales en su visita a Guatemala, es el de abrir un nuevo paso fronterizo entre ambos países. Este estará ubicado en Ingenieros, Quiché, del lado de Guatemala, y Nuevo Orizabal, Chiapas, en el territorio mexicano. Morales señaló que esta medida se tomó para aprovechar la construcción de la carretera en la Franja Transversal del Norte, y beneficiar a la agroindustria.

Estas acciones son parte de los acuerdos económicos suscritos entre ambos países y de la iniciativa que los Gobiernos de México y Guatemala tienen para “modernizar” las fronteras con más equipo tecnológico que mejore los controles y que faciliten el intercambio de productos.

Otra medida económica que se concretó es la apertura de la planta de producción de lácteos del Grupo Lala. Esta fábrica se instalará en Escuintla y el costo de inversión será de US$30 millones. El presidente Morales indicó que generará más de 3 mil empleos directos y 12 mil indirectos, que permitirán incrementar la producción de leche en el área.

“Iniciaremos operaciones en el primer trimestre de 2018 y nos proveerán 1,500 productores guatemaltecos. Trabajaremos para mejorar la productividad y crear un campo sustentable y saludable. Guatemala fue hace 12 años donde empezó la expansión internacional de Lala”, dijo Eduardo Tricio Haro, presidente del Grupo Lala.

Por la tarde, se realizó un foro empresarial en el cual participó Peña Nieto, miembros del sector privado de ambos países y el mandatario Jimmy Morales. Durante la actividad se insistió en la necesidad de aprovechar más a fondo el tratado de libre comercio vigente. Marco Augusto García Noriega, vicepresidente del CACIF, destacó que se habló con los empresarios mexicanos de temas sobre el contrabando, infraestructura y transporte. Tenemos que salir adelante con nuestro propio esfuerzo y no depender de donaciones que al final son préstamos que nos dan organizaciones internacionales y se deben pagar a veces hasta por 40 años y con condiciones que pueden afectar a nuestros intereses, dijo García Noriega.

Promete respeto a los migrantes

Los mandatarios también acordaron establecer un convenio para la migración segura de guatemaltecos y mexicanos, tal como permitir un intercambio laboral especial para los médicos, el cual consiste en que los profesionales de ambos países puedan realizar su residencia en el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) y el Instituto Mexicano de Seguro Social (IMSS).

La Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA), Fundar y la Casa del Migrante de Saltillo: Frontera con Justicia, señalaron que entre 2014 y 2016, cuando se implementó el programa Frontera Sur, México, se aumentaron las detenciones y deportaciones, para lo cual las autoridades mexicanas dejaron a un lado el cumplimiento y respeto de los derechos humanos de los migrantes centroamericanos, a través de “abusos y medidas severas”.

“Los refugios de migrantes siguen documentando secuestros, extorsiones, robos y otros abusos en todo el país, muchos de ellos a manos de funcionarios corruptos’’, establece el reporte de WOLA y otras organizaciones.

En su comunicado a los representantes de los medios de comunicación, Peña Nieto indicó que su Gobierno trabajará para proteger las garantías de los migrantes guatemaltecos y así reducir la cultura de odio y discriminación que envuelve a la región.

Una visita  de Estado

La agenda del mandatario mexicano inició a las 9:00 horas de ayer, con la visita a la escuela Benito Juárez, en la zona 2 de la ciudad, en donde Peña Nieto saludó a alumnos y a maestros. Posterior a esa actividad, el Presidente mexicano presenció una ceremonia en su honor en el Palacio de la Cultura y realizó el cambio de la Rosa de la Paz, para después firmar una serie de memorándums relacionados a asuntos económicos, migratorios y diplomáticos. Al finalizar el encuentro entre mandatarios, Peña Nieto se trasladó al Congreso y al final de la tarde fue atendido por Nery Medina, presidente de la Corte Suprema de Justicia, y luego recibió las Llaves de la Ciudad de parte del alcalde Álvaro Arzú.

US$30

millones  es el costo de la inversión del Grupo Lala.