Domingo 23 DE Septiembre DE 2018
Nación

“El Mercadito de Lola” busca una alimentación consciente

Fecha de publicación: 04-06-17
La tienda está ubicada en la zona 15 capitalina y vende productos preparados sin químicos para mejorar la salud de sus clientes. Por: Luisa Paredes* lparedes@elperiodico.com.gt
Más noticias que te pueden interesar

Si El Mercadito de Lola no tuviera un letrero en la puerta y no se estacionaran varios automóviles afuera se podría pensar que es una casa más de la zona 15. En su interior se encuentra una tienda que vende productos lácteos preparados sin uso de químicos, pollo y huevos de patio, alimentos artesanales y un restaurante en donde el menú es preparado con ingredientes orgánicos.

La historia del proyecto es la de una familia que creció con la costumbre de consumir productos frescos provenientes de la granja del abuelo y decidió compartir ese gusto con los demás. Iniciaron vendiendo leche y quesos en la casa familiar en una “tiendita” a puerta cerrada que se dio a conocer de boca en boca y en agosto de 2015 decidieron convertir el espacio en un café-restaurante.

Alimentación consciente

Carlos Molina, quien se refiere a sí mismo como protector de la experiencia del proyecto, dijo que el concepto que manejan es el de una “alimentación consciente” y buscan fomentar en sus clientes un cambio de estilo de vida hacia un consumo de productos naturales más beneficiosos para la salud y que también se preocupen por el impacto ambiental.

Molina añadió que en la granja practican una agricultura agroecológica que protege la biodiversidad de la zona. El trato a los animales no es agresivo, no están en jaulas con iluminación artificial ni son engordados a base de hormonas.

El restaurante tiene la particularidad que mantiene la estructura de una casa. A la vista de todos está la cocina abierta, en donde los clientes pueden observar cómo son preparados los platos. “Nos describieron como un restaurante transparente” dijo la chef Jeniffer Whitehead, al hablar del comedor.

Ubicación
El Mercadito de Lola cuenta con sucursales en la 3a. calle “A” 23-85, zona 15 y en la 3a. calle 9-96, zona 10, Edificio Fabra.

Mensaje de bienvenida
Con un mensaje en la pared en donde se lee “No empieces una dieta que terminará algún día, comienza un estilo de vida que dure para siempre”, se le da la bienvenida a los clientes en la tienda-restaurante El Mercadito de Lola.

*Con información de Paola Mendía

Etiquetas: