Jueves 13 DE Diciembre DE 2018
Nación

Fallecido había denunciado amenazas de Byron Lima Oliva

Carlos Heraldo Cermeño Espina relató hace dos años cómo operaba la red de corrupción en el Sistema Penitenciario. El expresidiario fue asesinado el viernes pasado.

 

Fecha de publicación: 31-05-17
Carlos Cermeño Espina ya había declarado que se sentía amenazado desde que integraba la estructura de Byron Lima en prisión. Por: Evelyn Boche elPeriódico
Más noticias que te pueden interesar

El 28 de mayo de 2015, Carlos Heraldo Cermeño Espina, relató ante el Juzgado de Mayor Riesgo B la forma en la que operaba la estructura liderada por Byron Lima Oliva y funcionarios del Sistema Penitenciario (SP), la cual cobraba miles de dólares en sobornos a cambio de gestionar traslados de reclusos en distintas cárceles del país.

“Yo no me dedicaba a hacer los traslados, Samuel Reyes (suegro de Lima Oliva) y los subdirectores, tenían el negocio de los traslados”, expresó Cermeño Espina ante el juez Miguel Ángel Gálvez.

El Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) señalaban a Cermeño Espina como el intermediario entre Lima y Camargo para efectuar los traslados. En su declaración de hace dos años, el sindicado manifestó que era víctima de “ataques y amenazas”. De hecho, fue herido en su ojo izquierdo “por las mismas presiones de Byron Lima”, según reportó hace dos años este medio.

El 26 de mayo pasado, el cuerpo de Cermeño Espina fue abatido a tiros tras descender de un taxi, en las afueras de la colonia Bella Vista, San Juan Sacatepéquez, de acuerdo con el MP. La fiscalía municipal de esa localidad investiga el caso.

Debía estar hospitalizado

Cermeño fungió como agente de la Policía Nacional Civil (PNC) y como asesor del Ministerio de Gobernación durante la gestión de Mauricio López Bonilla. Posteriormente fue sindicado en el caso Corrupción en el Sistema Penitenciario y gozaba de medida sustitutiva desde el 12 de enero del 2016. “La medida fue otorgada por salud mental, el juzgador dictó internamiento sin vigilancia en un centro de asistencia privada”, informó la vocera del MP, Julia Barrera.

Cuatro días después, Cermeño abandonó el Preventivo para Hombres de la zona 18, donde fue sujeto de presiones, según relató ante el juez Gálvez. Una noche que fue a ver televisión con Roberto Barreda, en el Sector 12, regresó a su celda y lo acusaron de tener una botella de licor.

De acuerdo con escuchas telefónicas presentadas en audiencia por la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI), Lima Oliva se comunicaba con Cermeño para indicarle sobre los traslados y este se los comunicaba al entonces director de Presidios, Édgar Camargo, alias el Vikingo.

“No sé qué tentáculo mueve Byron Lima en todos los penales”, declaró Cermeño ante el juez que controlaba la causa.

La CICIG aclaró que Cermeño Espina “nunca tuvo la calidad de testigo o colaborador eficaz en la investigación en la  que fue ligado a proceso el 22 de octubre de 2014, ni en ningún otro caso de la FECI y la CICIG”.

Otros antecedentes

>Carlos Heraldo Cermeño Espina  tuvo un primer ingreso en prisión en 2003, por procuración de impunidad y comercio, tráfico y almacenamiento de drogas.

>Durante una de las audiencias del caso Corrupción en el Sistema Penitenciario, en 2014, Cermeño golpeó a José Ávila, otro de los sindicados.

>En su cuenta de Instagram, Cermeño muestra una foto de su juventud como cadete, además exhibe a varias de sus mascotas.

Etiquetas: