Viernes 16 DE Noviembre DE 2018
Nación

Capturan a presunto asesino de concejal y de presidente de Cocode

Supuesto líder de la desarticulada estructura criminal Los Canches fue detenido en Torre de Tribunales.

 

Fecha de publicación: 30-05-17
Chinchilla Morales camina custodiado por las autoridades. Por: Rony Ríos rrios@elperiodico.com.gt
Más noticias que te pueden interesar

Víctor de Jesús Chinchilla Morales, de 38 años, fue detenido mientras realizaba unas diligencias en la Torre de Tribunales, sindicado del asesinato de Lisandro Bonifacio Jax Solís, concejal segundo de río Bravo, Suchitepéquez, y de Santos García Juárez, presidente del Consejo Comunitario de Desarrollo (Cocode) de la comunidad agraria La Campesina.

Los asesinatos, que presuntamente perpetró Chinchilla en junio del año pasado, habrían sido ejecutados la finca La Memoria, cerca de la comunidad.

Sindicado de desaparición

Asimismo, es sindicado de liderar la extinta estructura criminal denominada Los Canches, que operaba en Escuintla y Suchitepéquez, la cual fue desarticulada en 2013.

Desde el viernes pasado, el Juzgado Pluripersonal de Instancia Penal, Narcoactividad y Delitos contra el Ambiente del departamento de Suchitepéquez giró la orden de captura en contra de Chinchilla, quien también fue detenido por la Policía Nacional Civil (PNC) por tenencia ilegal de armas en 2012 y en noviembre del año pasado.

Además, en septiembre de 2003, Chinchilla fue acusado públicamente por Floridalma Toledo de Reyes de la desaparición de su esposo y administrador de la finca Nueva Linda, Héctor René Reyes Pérez.

En esa ocasión, Toledo de Reyes aseguró que a su esposo le habían retirado una escopeta que tenía asignada para cuidar la finca, y dos días después, por la noche, Chinchilla llegó a traer a su cónyuge y después no lo volvió a ver. Posterior a la desaparición, Toledo recibió el apoyo del Cocode, por las continuas amenazas de muerte en su contra.

Representantes del Cocode acamparon durante varios días en la finca que hasta su desaparición era administrada por Reyes. En ese entonces se llevó a cabo una disputa legal que pretendía evitar que los 2 mil 500 campesinos fueran desalojados.  Sin embargo, el 27 de agosto de 2004, se ejecutó la orden para desalojar a los miembros del Cocode, después de un enfrentamiento en el que fallecieron diez personas, dos de ellos agentes de las Fuerzas Especiales de la Policía y uno de la sección de Explosivos.

Durante el operativo, la Comisaría 34 reportó 22 policías heridos por armas de fuego, 34 campesinos aprehendidos, 12 de ellos heridos, según detalla el informe del 31 de agosto de 2004 de la Comisión de Derechos Humanos del Congreso de la República.

Etiquetas: