Sábado 22 DE Septiembre DE 2018
Nación

Fondos en tres fideicomisos de comuna capitalina superan los Q1.5 millardos

Los informes de la Contraloría señalan hallazgos en la contratación de personal, deficiencias en la programación y ejecución presupuestaria, entre otros.

Fecha de publicación: 29-05-17
El Fideicomiso de Apoyo a la Planificación Urbana fue creado en 1999. Un segundo fideicomiso en 1997 y un tercero en el año 2000. Por: Redacción elPeriódico
Más noticias que te pueden interesar

La Municipalidad de Guatemala tiene concentrados aproximadamente Q1.5 millardos en tres fideicomisos. El Fideicomiso de Apoyo a la Planificación Urbana (FAPU) con un saldo de Q1.13 millardos fue creado en 1999; el Fideicomiso Metropolitano de Manejo de Recursos Naturales y de Recreación Cultural y Deporte (Marnrec) con un saldo de Q541 mil funciona desde enero 2000, en este fideicomiso se incluye a la Empresa Municipal de Agua (Empagua).

El tercer fideicomiso es el de Transporte de la Ciudad de Guatemala (Fidemuni) que fue constituido en mayo de 1997 y tiene un saldo contable de Q450 millones, según el informe de la Contraloría General de Cuentas de la Nación (CGCN).

El único fideicomiso que publica información en el Ministerio de Finanzas Públicas (Minfin) es el Fidemuni. En febrero de este año el reporte da cuenta de un monto de Q166.7 millones en disponibilidades y en otros activos Q90 millones, en total este fideicomiso reportó activos por Q256.7 millones que se administran en el Crédito Hipotecario Nacional (CHN).

Los datos están integrados en los informes de auditorías efectuadas por la CGCN, los que dan detalles del saldo que hasta diciembre de 2015 la Municipalidad de Guatemala reportó en tres fideicomisos.

Informes confirman la opacidad

El informe de auditoría de la CGCN indicó que al revisar las operaciones y registros financieros del Fidemuni “se determinó que existen gastos de mantenimiento a buses que están en arrendamiento financiero con opción a compra por el Fideicomiso de Apoyo a la Planificación Urbana, con fines similares al apoyo del transporte, para lo cual se suscribieron acuerdos de cooperación entre la Municipalidad y el Fidemuni, afectando el patrimonio fideicometido, lo que provoca falta de transparencia en la calidad del gasto”.

La Contraloría hace énfasis en que los dos contratos específicos señalados son por Q4.08 millones y Q4.21 millones con la empresa Técnica Universal, S.A., por servicio de mantenimiento de 28 buses articulados marca Volvo que son arrendados por el FAPU.

En el año del terremoto, 1976, es cuando el Gobierno acude a utilizar la figura del fideicomiso para darle más agilidad a la ejecución de los recursos para atender la emergencia. En la década de los noventa es cuando su uso se extiende y pasan de enfocarse en necesidades concretas y atención a casos específicos a la ejecución de obras, mientras que los vacíos en la legislación permitieron que cada entidad aplicara sus propios reglamentos.

En la administración del presidente Álvaro Arzú (hoy alcalde metropolitano), con la reforma de la Ley Orgánica del Presupuesto en 1997 se da la facultad al Estado para constituir fideicomisos públicos. A falta de regulación específica se utilizó el mismo mecanismo para constituir fideicomisos privados. Hasta 2005 se le delegó al Minfin la facultad de aprobar la constitución de fideicomisos del Estado.

Algunos fondos sociales que surgieron con la figura de fideicomiso son Fonapaz, Fonacyt, PNR, Fondetel, el Fideicomiso del Fondo Vial, el FIS, etcétera. Se estima que 22 fideicomisos se constituyeron bajo la presidencia de Arzú.

Otros hallazgos

Otro de los hallazgos señalados es que existe duplicidad en las funciones de las personas que prestan asesorías al Comité Técnico del Fidemuni y en algunos casos “no cuentan con el perfil del puesto”. Los salarios mensuales devengados según el reporte van desde Q22 mil 600 para algunos asesores profesionales y de Q4 mil para un perito contador que presta servicios de asesoría al fideicomiso.

Además, la CGCN determinó que de 16 personas contratadas para prestar asesorías técnicas o profesionales al Fidemuni, 12 cuentan con plaza permanente en la Municipalidad y cuatro laboran de forma permanente en la Empresa Municipal de Transporte.

El hallazgo, conforme la CGCN, se debe a que los contratos de servicios profesionales y técnicos, aunque no generan una relación de dependencia, son honorarios pagados con recursos del Estado debido a que el Fidemuni está constituido con recursos públicos.

Además, se identificó que cuatro de los profesionales contratados carecían de colegiado activo por periodos de tres o cuatro meses mientras prestaron los servicios al Fideicomiso.

Irregularidades en el FAPU

La Contraloría determinó que en febrero de 2015 de forma improcedente se amplió el plazo del fideicomiso (FAPU) que vencía inicialmente el 31 de diciembre de 2020 hasta el 19 de abril de 2024. Esta ampliación se hizo pese a la prohibición aprobada en el Decreto 24-2014 para ampliar fideicomisos constituidos con recursos del Estado.

Otro de los hallazgos es la ampliación aprobada en marzo de 2015 por Q1.4 millones del contrato de arrendamiento con opción de compra de vehículos de transporte y carga que suscribió en enero de ese mismo año por Q4.8 millones. Similar situación se señala con la ampliación por 24 meses más en el plazo original de 96 meses para arrendar ocho buses articulados. Al respecto la Contraloría considera que existe falta de transparencia en los procesos de cotización y licitación.

El informe da cuenta que se pagaron dietas durante 2015 a personal que no forman parte del Comité Técnico del fideicomiso. Las dietas que pagan son de Q1,250 por cada sesión.

De acuerdo con el investigador de Acción Ciudadana (AC), Marvin Flores, los múltiples gastos, como los contempla hoy la Ley de Contrataciones, generan dudas porque se deben ajustar a los reglamentos pero al crearse se regían bajo su propia regulación.

Incumplen con informes

La Contraloría evidencia en la auditoría del Fideicomiso Metropolitano de Marnrec  se incumple con presentar los estados financieros mensuales al Ministerio de Finanzas, al Congreso y a la misma CGCN. Tampoco se cumple con la publicación en los portales electrónicos. La Contraloría presentará  hoy el informe de 2016, con el que se actualizará la información de los fideicomisos.

Escasa transparencia

> En el portal del Ministerio de Finanzas Públicas solo se tiene información del Fidemuni. En un informe general se explica que dicho Fideicomiso tuvo un decremento de Q265.4 millones entre 2010 y 2013, año en que reportó una ejecución de Q175 millones. Al cierre de 2014, su inversión no reembolsable y gastos ascendió a Q198.9 millones, en tanto que en el 2015, ascendió a Q188.4 millones. Al 31 de diciembre de 2016 este fideicomiso mostró una disminución de Q59.5 millones, alcanzando su ejecución un total de Q128.9 millones. Para febrero 2017 reporta una ejecución de Q2.2 millones.

> Luisa María Salas Bedoya, presidenta del Comité Técnico del Fidemuni, en el informe narrativo anual de 2016 indica que el presupuesto vigente fue de Q175 millones con fuente de financiamiento el renglón de Obligaciones a Cargo del Tesoro.

> En el área de medidas correctivas a implementar, el informe indica que “se han llevado a cabo reuniones con el propósito de que se trasladen los recursos al Fideicomiso para no atrasar la ejecución de los proyectos” y “solicitar la ampliación del aporte anual al Fidemuni para ampliar la cobertura del servicio público de pasajeros”.

“Los fideicomisos tienen la obligación de hacer públicos todos sus actos. El informe con los hallazgos en los fideicomisos de la Alcaldía se presentará hoy”.

Carlos Mencos,  contralor general de Cuentas de la Nación.

Etiquetas: