domingo 28 mayo 2017
Nación

La política se mezcla en el fútbol

Diputados atrasan discusión de ley que busca que la FIFA regule el fútbol en Guatemala.

Por: Enrique García

La discusión sobre el futuro del fútbol en Guatemala pasó al terreno político. Desde noviembre del año pasado, el proyecto de ley que busca que las Federaciones deportivas nacionales se rijan bajo los estatutos de las Asociaciones y Federaciones internacionales ha generado dudas entre los congresistas.

Reformar a la actual normativa –Ley Nacional para el Desarrollo de la Cultura Física y del Deporte– fue una recomendación de la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA), luego que en el 2015 trascendiera una acusación del Buró Federal de Investigación (FBI) en contra de directivos del fútbol nacional, por sobornos y corrupción. En el ‘Fifagate’, como fue conocido el caso, resultó involucrado Brayan Jiménez, quien en esa época ocupaba la presidencia de la Federación Nacional de Fútbol (Fedefut).

A raíz de ello, FIFA intervino el fútbol nacional, recomendó un cambio en la actual legislación del deporte y nombró una Comisión Reguladora en la Fedefut integrada por Adela de Torrebiarte, Stuardo Ralón, Roberto Aldana, Hugo Maúl y Juan Carlos Barragán. En el Congreso el tema ha sido impulsado por el diputado Carlos Chavarría protegido de De Torrebiarte. Sin embargo, el proyecto que está pendiente de aprobarse en tercera lectura y redacción final, ha sido bloqueado en las últimas semanas por la Confederación Deportiva Autónoma de Guatemala (CDAG), quien tiene dentro de sus miembros a la Fedefut.

 Tras la Fedefut

“Anduvieron haciendo ‘lobby’ los de la CDAG”, declaró en el programa radial ‘Mundo Deportivo’ el presidente de la Comisión de Deporte del Congreso, Julián Tesucún, al manifestar que existe “mala fe” en poner en riesgo el fútbol guatemalteco. En tanto otros diputados y expertos en deporte, coincidieron en que la CDAG no quiere perder el control de una de las federaciones que genera más ingresos. “Quiere seguir teniendo esa jerarquía”, refirieron.

Ante las dudas, el Congreso pidió una consulta a la Corte de Constitucionalidad (CC), en la que preguntaron si el contenido del proyecto en discusión violenta los principios contenidos en la Constitución Política, pues dentro de su redacción invoca la superioridad de normas internacionales. La respuesta de los magistrados es que las regulaciones internacionales no violan las disposiciones constitucionales.

En el momento que se apruebe la ley, también cambiarán algunos estatus. Dentro de ellos, la elección de la Presidencia de la Fedefut, que en anteriores gestiones ha sido cuestionada por la compra de votos, por cantidades que van de los Q75 mil a los Q100 mil. Se amplía, además, el padrón de electores, y los integrantes de la Federación de fútbol subirían a nueve miembros.

“Ya está consensuada. Hay que aprobarla para poder competir a nivel internacional”, refirió el diputado, Sandino Reyes, que integra la Sala de Trabajo. Aunque la FIFA fijó como plazo el 31 de mayo para que el tema entre a discusión en la asamblea internacional y se levante la suspensión, este no se cumplirá y podría incluirse en la agenda legislativa hasta la segunda semana de junio.

Torneos que Guatemala se ha perdido por estar intervenido:

– Copa de Oro, Concacaf

– Selección Sub 20 –premundial Costa Rica–

– Torneo Uncaf Sub 20 –Panamá–

– Copa de Naciones

– Premundial de Playa –Bahamas–

– Futsal Grand Prix –torneo Brasil–

– Selección Femenina Sub20 –Costa Rica–