Jueves 20 DE Septiembre DE 2018
Nación

Matan a médico del Roosevelt en la zona 2 capitalina

Fecha de publicación: 23-05-17
Por: Óscar F. Herrera oherrera@elperiodico.com.gt
Más noticias que te pueden interesar

 

El jefe de Enfermedades Infecciosas del Hospital Roosevelt murió la noche de este martes cuando circulaba a bordo de su vehículo por la 2a. calle y 2a. avenida de la zona 2 capitalina.

Sobre el hecho violento hay dos versiones. La primera es que el galeno fue impactado de una bala perdida cuando pasó por el lugar, al momento que un grupo de pandilleros se enfrentaba a tiros con agentes de la Policía Nacional Civil (PNC).

La Policía le dio persecución a los delincuentes quienes a bordo de un vehículo se encaminaron por el Periférico hacia el sector de la colonia Betania en la zona 7 capitalina, donde les perdieron la pista.

Mientras tanto, los cuerpos de socorro trasladaron hacia la emergencia del Seguro Social al agente Juan Carlos Rodas González, de 41 años, quien presentaba una herida de arma de fuego en el cuello.

Sin embargo, la versión de la PNC es otra. Según Pablo Castillo, portavoz de dicha institución, se trató de un ataque directo en contra del galeno, al momento en que dos agentes realizaban patrullaje a pie por el sector, por lo que accionaron sus armas en contra de los atacantes, quienes huyeron a bordo de un vehículo con rumbo desconocido.

El agente Juan Carlos Rodas resultó con un rozón de bala en el cuello y otro en el brazo, según indicó el vocero policial.

Un médico reconocido

Carlos Soto, director del hospital Roosevelt, expreso su pesar ante el crimen que, según dijo, viene a enlutar al cuerpo médico de ese nosocomio. “La violencia siempre la condeno, pero la muerte de un gran médico como Carlos Mejía, duele”, expresó en su cuenta de Twitter minutos después de conocerse el deceso de Mejía.

El galeno aportó significativos logros para la medicina guatemalteca y contribuyó en la investigación sobre los primeros casos del VIH/sida en el país. Fundó la Clínica de Enfermedades Infecciosas del Hospital Roosevelt.

Etiquetas: