viernes 19 mayo 2017
Nación

Machetes en mano, agentes antinarcóticos siguen eliminando plantaciones de amapola en Ixchiguán y Tajumulco

Incluso cuentan con protección de tropas militares para lograr en varios días la erradicación de unos cinco millones de esta planta en por lo menos seis áreas de ambos municipios.

 

 

Por: Tulio Juárez / Evelyn Boche

Tajumulco – “Tírele alto, así no dañan las mangueras de riego”, fue la orden que uno de los jefes policiacos dio a los agentes antinarcóticos que con machetes en manos participan desde este viernes en el corte de plantas de amapola en la aldea Tunichún, como cuarto paso del plan para su erradicación en esa región del país que junto al vecino municipio de Ixchiguán permanecen en Estado de Sitio.

Las operaciones de eliminación de la flor –de la cual se extrae el opio, base de la heroína– cuentan con apoyo de tropas del Ejército que, junto a la Policía Nacional Civil (PNC), por la mañana informaron del acompañamiento proporcionado a varias familias del caserío Nuevo Amanecer, de esta localidad, que fueron desplazadas hace tres años a raíz de la violencia imperante por una disputa de límites territoriales.

Como es del dominio público, son alrededor de dos mil 500 uniformados –entre militares y policías– los que intervienen en la toma del control de ambas poblaciones desde el jueves último al amparo del Estado de Sitio impuesto por 30 días el pasado día 10 por el presidente Jimmy Morales y su Consejo de Ministros, medida que el Congreso refrendó el lunes anterior.

Hasta la tarde de hoy no habían ocurrido incidentes. El alcalde tajamulquense Israel Ramos ha indicado a enviados especiales de medios de comunicación que la calma vuelve entre los comunitarios, muchos de quienes están regresando a casa paulatinamente. Se esperaría que las clases en escuelas públicas se reanuden la semana que viene, si todo sigue su curso normal.