viernes 19 mayo 2017
Nación

“Diputránsfuga” Ferdy Elías es denunciado por su esposa en el MP: lo acusa de amenazas de muerte y violencia intrafamiliar

María José Bran afirma ser víctima del congresista, el mismo al que la justicia despojó de la inmunidad y arraigó por racismo contra una gobernadora, y el mismo criticado por cazar animales silvestres pese a que en este organismo se vanagloria o jacta de defenderlos.

 

Por: Tulio Juárez

Ferdy Ramón Elías Velásquez,  de 40 años, diputado tránsfuga integrante de la bancada FCN-Nación, está a punto de sumar otro proceso legal en su contra: su esposa María José Bran lo ha denunciado este viernes en el Ministerio Público (MP) sindicándolo de amenazas de muerte y violencia intrafamiliar.

La querellante ha explicado al informativo Guatevisión que durante bastante tiempo le fue sumamente difícil decidirse al respecto de lo que debía hacer. El congresista ha sido representante por Quiché durante los últimos seis años. Accedió a la curul con la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) en enero de 2012, y en 2016 migró al oficialismo.

Por lo tanto, es uno de los numerosos ‘diputránsfugas’ al progubernamental Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación). En esta legislatura presidía la Comisión Extraordinaria de Modernización de Puertos y Aeropuertos creada antojadizamente por los oficialistas y sus aliados con otras salas más, pero las que la CC recién prohibió.

El parlamentario ha estado antes en el ojo del huracán ya que la justicia le despojó de su inmunidad como consecuencia de haber participaqdo en una ‘encerrona’ hecha por ocho de los diputados ‘efecenistas’ a la gobernadora de Alta Verapaz, Estela Ventura, quien los sindicó de haberla agraviado mediante discriminación y racismo.

Aunque la funcionaria terminó por retirar la querella planteada en el Ministerio Público (MP) –supuestamente porque “los perdonó”–, el grupo acosador y vituperante sigue sujeto a procedimiento penal, sin derecho de antejuicio por lo que la fiscalía los investiga y, además, cada uno de ellos –siete hombres y una mujer– arraigados.

Pero Ferdy Ramón Elías Velásquez más recientemente recibió otro golpe publicitario negativo: un medio escrito de comunicación social reveló sus correrías como cazador –con armas de fuego–, a pesar de que en el Legislativo ha sostenido y se ufana de ser uno de los defensores de la vida de ejemplares de la fauna guatemalteca.