Lunes 19 DE Noviembre DE 2018
Nación

El opio que crece en los patios traseros de Ixchiguán y Tajumulco

Ante el despliegue militar y policial, la familia Zacarías volvió a la casa que abandonó, pero no encontraron las condiciones para quedarse.

Fecha de publicación: 18-05-17
Los soldados revisaron las trincheras y búnkeres que aseguran fueron construidos para los ataques armados. Se quedarán en esas áreas mientras dure el Estado de Sitio. Por: Evelyn Boche elPeriódico
Más noticias que te pueden interesar

La amapola es un elemento común en Ixchiguán y Tajumulco, los dos municipios de San Marcos que han librado una disputa territorial por más de 80 años. Las flores de color rojo, fucsia y coral son un cultivo de traspatio en muchas de las viviendas de ambas localidades. En otras zonas, la mancha rojiza se divisa en grandes extensiones montañosas.

No es necesario adentrarse en la montaña para observar las plantaciones en floración; estas abundan en las laderas de la ruta que conduce al centro de Tajumulco. Otros sembradíos se camuflan porque la planta aún es joven o porque ya fue cosechada. La amapola está por todos lados, pero a nadie le gusta hablar de ella.

Una conversación amena con los vecinos puede terminar abruptamente si se indaga por la amapola. Ninguno de los entrevistados en los últimos dos días relacionó la disputa del territorio con la extensión de los cultivos. La pelea por los pozos de agua para regar los sembradíos de la planta que produce la sustancia activa de la heroína, una de las drogas más adictivas, tampoco es identificada como la causa de los enfrentamientos.

Las fuerzas de seguridad señalan que estos son túneles para ocultar el movimiento de personas en los terrenos. Queda la duda si son parapetos o instalaciones para riego de sembradíos.

Hoy se prevé el inicio de la erradicación de amapola en no menos de seis puntos localizados por los equipos desplegados en la zona, indicó el subdirector general de Operaciones de la Policía Nacional Civil, Edwin Mayén,  sobre las acciones en Ixchiguán y Tajumulco.

“Será una erradicación sin precedentes”, puntualizó Mayén.

Mientras, en voz baja los comunitarios reclaman que el cultivo de la amapola es un modo de vida. Algunos vecinos se asustaron y se fueron, cuchicheaban unos vecinos en Tajumulco, adonde llegó ayer el despliegue de policías y soldados en el marco del Estado de Sitio.

Las fuerzas militares ingresaron a los dos municipios desde las 00:00 horas del jueves y subieron a las zonas montañosas donde se ubican trincheras y búnkeres, que según las autoridades fueron construidos por los vecinos para atacarse entre sí.

La familia Zacarías Rodríguez no siente confianza de volver a su casa, aseguran que el Ejército y la Policía se habrán ido al finalizar el Estado de Sitio y los ataques continuarán.

Unos disparaban desde la montaña y otros respondían el fuego desde trincheras a la orilla de la carretera, o desde supuestas fortalezas que evidencian tácticas militares, guerrilleras o de narcotraficantes, según las autoridades e investigadores en el campo.

Al observar la presencia militar, muchas familias fueron a verificar la situación de sus viviendas, que abandonaron por las frecuentes balaceras en ambas vías.

Sin condiciones para volver

La familia Zacarías Rodríguez huyó de su casa ubicada justo enfrente del terraplén en disputa, el pasado 5 de mayo. Ayer volvieron y encontraron imágenes desoladoras: la puerta había sido derribada y adentro parecía como si hubieran lanzado bombas incendiarias. La cocina de Juana, ubicada a un costado, había sido quemada, junto con el molino de nixtamal.

La PNC instaló un puesto de registro en la ruta principal.

Tampoco había agua ni luz, por lo que decidieron que aún no era momento para volver. “Venimos a ver cómo están las cosas, y es triste”, dijo Juana.

Varias comunidades de Ixchiguán tampoco tenían agua, pese a que los representantes del Ministerio de la Defensa como la Policía Nacional Civil le dijeron al presidente Jimmy Morales que trabajaron junto a los vecinos en la reconexión del agua.

Mientras se desarrollaba la reunión de Gobierno, Salomé, una vecina de Tuichán, comprobó que el servicio aún no había sido restablecido. Su casa también tiene varios impactos de proyectil de grueso calibre. Ella y sus hijos no se fueron, dice, porque no tienen adónde ir, solo les quedaba esconderse, contó.

Otros vecinos de Ixchiguán también llegaron solo a verificar la situación de sus casas y regresaron a refugiarse con amigos o familiares.

Algunos otros pobladores no saben cómo está su vivienda, porque no han podido regresar, como las 25 familias que fueron obligadas a desalojar el caserío Nuevo Mirador, de Tajumulco, según dicen, por vecinos de Villa Nueva, Ixchiguán. Varios de ellos están asentados desde hace tres años en la aldea San Sebastián, adonde llegaron pensando que sería por poco tiempo.

Además de la amapola, hay algo más en común entre los vecinos enfrentados: aseguran que están cansados de las balas, de huir, de tener miedo. Quieren que el conflicto territorial tenga por fin una solución definitiva.

En busca de armas

En las trincheras desde donde se efectuaban los disparos y en las viviendas en la mira de los ataques, se observaron municiones y cascabillos de armas de grueso calibre. Esas instalaciones en diferentes puntos estratégicos fueron ocupadas por los soldados e indicaron que tenían la orden de destruirlas. Los vecinos manifestaron que no es común ver a hombres armados en la zona. La búsqueda de armas forma parte de las acciones de las fuerzas de seguridad durante el Estado de Sitio.

Q35

El valor de cada mata de amapola, según las autoridades.

El mandatario y los ministros de la Defensa y Gobernación escuchan los resultados del operativo.

Buscan ejecutar 30 órdenes de captura

En la presentación del primer informe sobre las operaciones en Ixchiguán y Tajumulco, en San marcos, las autoridades aseguraron que ejecutarán 30 órdenes de aprehensión relacionadas a delitos cometidos durante el conflicto entre ambos municipios.

El jefe del Estado Mayor, Juan Manuel Pérez, y el subdirector general de Prevención del Delito, Ervin Mayén, presentaron los resultados preliminares del operativo a los titulares de la cartera de Defensa y Gobernación, Williams Mansilla y Francisco Rivas, y al presidente Jimmy Morales.

Nery Ramos, director general de la Policía Nacional Civil (PNC), dijo que las órdenes se ejecutarán conforme se tengan a la vista los objetivos, para lo cual también van a efectuar varios allanamientos. Como parte de esos operativos, la PNC capturó a Matías López Chilel, de 47 años, sindicado de homicidio.

La Policía busca detener a los supuestos responsables que coordinaron la detención ilegal de 17 agentes de la PNC en Tajumulco, el pasado 5 de mayo.

El presidente Jimmy Morales agregó que la intervención de las fuerzas de seguridad fue por la presencia del narcotráfico y el armamento de alto calibre en posesión de algunos grupos que atemorizaban a los habitantes.

Ramos aseguró que agentes antinarcóticos destruirán aproximadamente cinco millones de matas de amapola. Según el portavoz de la PNC, Jorge Aguilar, cada mata tiene un valor de Q35, por lo cual la estimación de destrucción sería de Q175 millones.

5

Millones de matas de amapola serán destruidas.

Etiquetas: