Miércoles 17 Mayo 2017
Nación

Ejército y PNC se alistan para operativo en Ixchiguán y Tajumulco

El ambiente en los lugares cercanos a los municipios de San Marcos donde se decretó Estado de Sitio desde la semana pasada, se mantiene tenso. El PDH pidió no cometer excesos y abusos contra comunitarios.

 

Los integrantes del Ejército preparaban ayer el equipo que utilizarán en el operativo previsto en dichos municipios. Por: Ferdy Montepeque elPeriódico

El Ministerio de la Defensa Nacional (MDN) desplegó ayer 1,500 soldados a Ixchiguán y Tajumulco, San Marcos, con el fin de retomar el control en dichas localidades tras el Estado de Sitio decretado por 30 días en ambos municipios. Además de los soldados, fueron enviados 300 agentes de la Policía Nacional Civil (PNC), quienes juntos tendrán el objetivo de evitar que continúen los enfrentamientos armados que se incrementaron en los últimos días.

El vocero del Ejército, William García, explicó que los soldados fueron movilizados desde Huehuetenango y Mazatenango, Suchitepéquez. Agregó que en la incursión a la zona de conflicto también participarán personeros de la Procuraduría General de la Nación (PGN), fiscales del Ministerio Público (MP) y delegados de la institución del Procurador de los Derechos Humanos.

Explicó que después de que el Congreso ratificó el Estado de Sitio decretado por el Ejecutivo la semana pasada, el Ejército tomará el control de las acciones en Ixchiguán y Tajumulco donde hasta el pasado lunes se reportaron enfrentamientos armados entre supuestos comunitarios. Según García, el MDN cuenta con protocolos de acción para no hacer uso excesivo de fuerza y aseguró que los soldados han sido entrenados para poder estabilizar la situación “sin realizar un solo disparo”. El vocero aseguró que se tiene contemplado que el Ejército ingrese al área en las próximas horas.

El vocero del Ejército aseguró que están listos para estabilizar la situación sin realizar un solo disparo.

El primer objetivo de las fuerzas combinadas de seguridad será lograr recuperar el orden en la zona, principalmente en las comunidades Tuichán (Ixchiguán) y Villa Real (Tajumulco), donde se agravó la situación el pasado 28 de febrero, cuando un enfrentamiento armado entre supuestos pobladores de ambas comunidades dejó como consecuencia una persona fallecida y varios heridos. Los comunitarios también explicaron que el pasado lunes se registró otro fallecido, lo cual niegan las autoridades.

Ambiente tenso

Según el auxiliar de la oficina del PDH en San Marcos Luis Morales, la situación en las aldeas cercanas a Ixchiguán y Tajumulco es tensa, porque hasta ayer era imposible para las autoridades ingresar a la zona del enfrentamiento. Aseguró que en la comunidad Villa Nueva, un grupo de al menos 20 policías se mantienen “rodeados” por los comunitarios que realizan disparos con el fin de alejarlos del lugar.

El vicepresidente Jafeth Cabrera calificó como “una guerra y un conflicto armado” la situación que se vive en los municipios donde se decretó el Estado de Sitio debido a la conflictividad en la zona por un problema limítrofe entre ambas comunidades, además de diferencias por la propiedad de las fuentes de agua y lucha por territorios para la siembra de amapola, a la cual estarían asociados carteles del narcotráfico.

Guillermo Mejía, general de Brigada, habló ayer del operativo.

Cabrera aseguró ayer que, si el Gobierno logra retomar el control en Ixchiguán y Tajumulco, el Ministerio de Agricultura intervendrá a fin de “cambiarles la mentalidad” a los comunitarios para que, además de sembrar maíz y frijol, realicen cultivos alternativos que puedan ser comercializados en los municipios cercanos, “allí la amapola nace sin necesidad de sembrarse”, dijo el Vicepresidente. Algunos pobladores de ambos municipios optan por el cultivo de amapola porque les genera más ganancias que otro tipo de sembradíos.

PDH pide protección

En un comunicado, el procurador de los Derechos Humanos Jorge de León Duque exigió a las fuerzas militares y de la PNC que “solo en caso de necesidad haga uso racional y proporcional de la fuerza. Que se abstenga de cometer excesos y abusos que provoquen daños a personas, comunidades y patrimonios”. También solicitó brindar especial protección a los habitantes, además de evacuarlos del área brindarles seguridad.

Tras la entrada en vigor del Estado de Excepción, en Ixchiguán y San Marcos, quedaron sin vigencia los derechos ciudadanos de: libertad de acción, detención legal, interrogatorio a detenidos o presos, libertad de locomoción, derecho de reunión y manifestación.

Las entradas a dichos municipios tienen vigilancia de la Policía
y del Ejército.

El ministro de Gobernación, Francisco Rivas, aseguró que se buscará retomar el control en los municipios de San Marcos, y aunque actualmente hay 300 agentes desplegados en el área, en los próximos días podrían incrementar la presencia policial. Agregó que se llevarán a cabo acciones de prevención y de respeto a los derechos de los comunitarios de San Marcos. El Ejército de Guatemala estima que en Ixchiguán y Tajumulco viven más de 100 mil personas.

Operativo a gran escala

El general de Brigada, Guillermo Mejía, aseguró ayer en una conferencia de prensa en la cabecera departamental de San Marcos, que en las próximas horas prevén iniciar un operativo a gran escala apoyado por la Fuerza Aérea Guatemalteca (FAG) y el Comando del Sur, cuyo fin es neutralizar los enfrentamientos entre comunitarios de Ixchiguán y Tajumulco, para lo cual buscarán destruir las trincheras construidas por los habitantes para resguardarse de bombardeos y para poder realizar ataques contra sus oponentes.

100

Mil personas se estiman, viven en ambos municipios.

17

policías  fueron tomados como rehenes por varias horas el pasado  5 de mayo.