Viernes 12 Mayo 2017
Nación

La guerra de la amapola que se libra entre dos municipios de San Marcos

Armas de grueso calibre y edificaciones al estilo militar anuncian una pelea entre carteles mexicanos.

 

 

Desde ayer, el Ejército de Guatemala mantiene fuerte presencia en los municipios de Ixchiguán y Tajumulco, en San Marcos. Por: Cindy Espina [email protected]

Los municipios de Ixchiguán y Tajumulco, en San Marcos, son una zona de guerra y las montañas son las principales testigos del intercambio de disparos entre los comunitarios. Hace 83 años, Jorge Ubico dividió los terrenos que se encuentran en las faldas del volcán Tajumulco y desató un conflicto territorial que aún se encuentra vigente. Aunque ahora la disputa ya no es por la misma causa, sí tiene a los mismos combatientes –los pobladores–, los cuales son dirigidos por dos grandes carteles del narcotráfico en México, para tener el dominio de la siembra de amapola en el lugar.

El ministro de Gobernación, Francisco Rivas, indicó que aún no se determina cuáles son los carteles que operan en esa área, porque se realizan investigaciones sobre el caso con las autoridades mexicanas. No obstante, los originarios de San Marcos señalan que las personas de Tajumulco operan para el cartel de Jalisco Nueva Generación y en Ixchiguán trabajan para el cartel de Sinaloa.

El conflicto entre grupos del crimen organizado para el tráfico de drogas se intensificó el 28 de febrero y alarmó a las autoridades el 6 de mayo, cuando pobladores de Tajumulco secuestraron a 17 agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) ubicados en el área en disputa.

La zona de conflicto 

En ese momento el Gobierno, alcaldes de ambos municipios y comunitarios decían públicamente que el secuestro de los policías se debía a “una casa” que se construía en los terrenos en disputa entre las comunas, la cual es conocida como terraplén.

Sin embargo, ayer en conferencia de prensa el ministro de la Defensa, Williams Mansilla, y el vicepresidente Jafeth Cabrera dieron a conocer unas fotografías, en las cuales se observa que lo construido por comunitarios de Ixchiguán es una garita de control, además que en el territorio en disputa se ubican pozos de agua que se utilizan para regar la siembra de amapola, así como la elaboración de túneles que llevan a búnkeres que resguardan a pobladores durante los enfrentamientos.

Lo mencionado por las autoridades fue confirmado a elPeriódico por un poblador, quien ha tenido acceso a la zona de conflicto y que pidió que su nombre se mantenga en el anonimato por razones de seguridad. El originario de San Marcos explicó que la situación en Ixchiguán y Tajumulco es tensa y más en este último municipio, de donde escaparon las 30 familias que conformaban la aldea Las Brisas.

Según el poblador, la situación se intensifica porque los comunitarios de Tajumulco quieren expandir el cultivo de amapola a los terrenos de Ixchiguán.

Los otros dos frentes de Tajumulco se encuentran en las comunidades de Villa Real y Elevación 3,100. Mientras en Ixchiguán, el punto de conflicto está en Villa Nueva y Tuichán, en este último el Ejército y la PNC mantienen parcialmente el control.

La siembra de amapola es el principal modo de sobrevivencia en la región.

Las armas delatoras

Lo que para las autoridades de seguridad prueba que en la zona no se libra solo un conflicto territorial y que los comunitarios no operan solos, son las armas y su método de defensa, aseguró Mansilla.

El área parece una zona de guerra, ya que casas y caminos se encuentran protegidas por muros edificados con costales llenos de tierra. Los ministros de la Defensa y de Gobernación explicaron que el armamento utilizado es: M16, AK-47 y Mini USI y las balas son hasta de 5.56 milímetros. Los comunitarios de Tajumulco en combate también utilizan llantas, las cuales son roceadas de gasolina y les prenden fuego para ser lanzadas a Tuichán, que se encuentra en la parte baja de la zona.

Rivas señaló que se realizan pruebas balísticas para determinar el origen del material bélico.

El cartel de Sinaloa

Es el liderado por Joaquín Guzmán Loera, más conocido como el Chapo de Sinaloa, quien actualmente guarda prisión en Estados Unidos por tráfico ilícito de drogas. La organización Insight Crime perfiló en 2016 al cartel como el grupo criminal de narcotráfico más grande del hemisferio occidental, que fue fundado a finales de la década de los setenta. En una investigación realizada por Televisa se identifica a Dámaso López Núñez, el Licenciado, como la cabeza de ese cartel, quien además es un antiguo amigo de Guzmán Loera.

El cartel de Jalisco Nueva Generación

>Según publicaciones de la prensa mexicana, esta organización es actualmente la más poderosa de México, después de que el Chapo de Sinaloa fuera trasladado a Estados Unidos. El diario El País reporta que este cartel es el grupo criminal enemigo de la organización liderada por Guzmán Loera y que es dirigido desde prisión por José Luis Gutiérrez Valencia, mejor conocido como Don Chelo.