Lunes 25 DE Junio DE 2018
Nación

Ha comenzado audiencia de primera declaración de Jabes Emanuel Meda Maldonado, por atropellamiento de estudiantes

El joven piloto, sindicado de cuatro delitos por el MP, arriba a la Torre de Tribunales con fuerte escolta armada y portando chaleco y casco blindados.

Fecha de publicación: 05-05-17
Foto: MP Por: Tulio Juárez
Más noticias que te pueden interesar

En el Juzgado Séptimo de Primera Instancia Penal ha dado inicio este viernes la audiencia de primera declaración de Jabes Emanuel Meda Maldonado, señalado por el Ministerio Público (MP) de ser el piloto que la tarde del miércoles 26 de abril atropelló con un carro a 11 alumnos y alumnas de la Escuela de Ciencias Comerciales número 2, cuando protestaban frente al edificio del plantel ubicado en la calzada San Juan y 33 avenida, zona 7.

El sospechoso de la tragedia –que pocos días después cobró la vida de la quinceañera Brenda Viviana Domínguez Girón, a quien le habían amputado la pierna derecha en el hospital Roosevelt–, fue llevado a la Torre de Tribunales por guardias armados del Sistema Penitenciario (SP) desde el Centro Preventivo de la zona 18, donde permanece desde el domingo último, equipado con un casco y chaleco blindado. En esta ocasión ha estado serio.

 

Meda Maldonado es acusado ante la jueza Teresa Ampérez de haber cometido los delitos de asesinato, maltrato contra personas menores de edad y lesiones gravísimas. Su defensa corre a cargo de Jaime Ernesto Hernández Zamora, quien ya ha presentado un recurso de reposición. Presentes en la diligencia se encuentran familiares de la víctima mortal, entre estos su abuela Susana del Rosario Ramírez, quien clama justicia.

En la fecha mencionada un grupo de cursantes de la Escuela de Ciencias Comerciales número 2 interrumpía el tránsito vehicular en el punto referido con el propósito de volver a exigir la destitución de José Chojolán, quien en ese momento era el director interino del plantel –que comparte instalaciones con el Instituto Nacional Carlos Federico Mora, de la jornada matutina– y de un supervisor de apellido Irungaray, por cuestiones administrativas presuntamente anómalas.