Martes 23 DE Abril DE 2019
Nación

Exfuncionarios y empleados del MP, y un oficial de juzgado, son capturados por filtrar información al crimen organizado

Los sindicados habrían trasladado ilegalmente información del caso AMSA y a los grupos criminales. Con allanamientos domiciliares, autoridades realizan el operativo Cisne Blanco II en Quetzaltenango, San Miguel Petapa y la capital.

Fecha de publicación: 05-05-17
Por: Rony Ríos rrios@elperiodico.com.gt

La Policía Nacional Civil y el Ministerio Público (MP) realizan ocho allanamientos para capturar a exmiembros del personal y trabajadores de la entidad responsable de la persecución penal en el país, por presuntamente filtrar información de las investigaciones que se llevaban a cabo. 

El auxiliar fiscal de la Fiscalía Contra la Trata de Personas, Leonel Humberto Cordón Sosa, fue detenido por las fuerzas de seguridad, ya que supuestamente facilitó información a abogados particulares de los casos que se manejaban. 

Gladys Eugenia del Cid Aguilar, oficinista de la secretaría general del MP, también ha sido aprehendida señalada de haber facilitado datos esenciales a su esposo Rigoberto Castañón, por lo cual es sindicada de incurrir en asociación ilícita y uso de información.

El exempleado del Ministerio Público y de la Dirección de Investigaciones Criminalísticas (Dicri), Carlos Antonio Cisneros Torres, también filtraba informes a Castañón, quien actualmente cuenta con medida sustitutiva, indicó el informe preliminar.

Asimismo, se ha arredtado al oficial del Juzgado Primero Pluripersonal de Ejecución Penal, Juan José Aguilar Sánchez, porque presuntamente facilitaba información a abogados, por lo cual se le sindica de asociación ilícita y tráfico de influencias. 

En noviembre de 2015, las autoridades judiciales ligaron a proceso a los sindicados de haber facilitado de forma ilegal información en el caso AMSA, que involucra a la exvicepresidenta Roxana Baldetti y a su hermano Mario, entre otros sindicados.

En esa ocasión fueron reproducidas escuchas telefónicas en las que se buscaba demostrar que Luis Enrique López Coronado, de 45 años, el abogado Castañón y su esposa Gladys del Cid trasladaban información a criminales para que pudieran evadir la acción de la justicia. 

Según el MP, los acusados se valían de su posición en la fiscalía para filtrar información privilegiada de varias investigaciones, la cual compartían con estructuras criminales.

Etiquetas: