Sábado 22 DE Septiembre DE 2018
Nación

Sala ordena investigar usurpación de millonario terreno de Empornac

La desmembración del inmueble fue autorizada en 2002, por el entonces alcalde de Livingston, Izabal, Byron Chacón, actual diputado de FCN-Nación.

 

Fecha de publicación: 26-04-17
El terreno fue desmembrado por orden de la corporación municipal de Livingston, entonces presidida por el ahora diputado Byron Chacón. Por: Ferdy Montepeque elPeriódico
Más noticias que te pueden interesar

La Sala Tercera de la Corte de Apelaciones del Ramo Civil y Mercantil de Guatemala ordenó la restitución a la Empresa Portuaria Nacional Santo Tomás de Castilla (Empornac), de un terreno de 7 mil 369 varas cuadradas conocido como El Varadero, situado en Livingston, Izabal, el cual se encontraba en un litigio desde 2001 cuando Sylvia Ileana Lemus Solórzano de Castellán reclamó que el inmueble –cuyo valor se estima actualmente en Q4.5 millones– era de su propiedad.

En la resolución detallada en el expediente 01049-2003-07817 se establece que el fallo deberá certificarse al Ministerio Público (MP) para “la investigación pertinente, por la posible comisión de un ilícito”. También refiere que el Registro de la Propiedad deberá cancelar la inscripción de desmembración sobre una finca, con lo cual Lemus Solórzano cedió el terreno que constituye El Varadero a su hijo, Francisco Arturo Castellán Lemus.

De acuerdo con una investigación de elPeriódico publicada en 2006, los primeros propietarios del terreno fueron inmigrantes alemanes que habitaban Izabal. Después, en 1896, El Varadero lo obtuvo la Compañía del Ferrocarril Verapaz (Ferropazco), pero en 1943 el Estado lo expropió en favor del entonces Ministerio de Hacienda; y finalmente en 1989 pasó a manos de la Empornac.

A partir de 2001 Lemus Solórzano inició un proceso sumatorio de desocupación y desahucio en el que pedía a la Portuaria que desocupara el inmueble porque aseguraba que El Varadero era de su propiedad. Después de eso Lemus Solórzano desmembró el inmueble, lo cedió a su hijo y lo inscribió en el Registro de la Propiedad.

Autorización municipal

Pero antes de eso Castellán Lemus solicitó a la Municipalidad de Livingston una inspección y remedición del inmueble para poder realizar la desmembración de la finca 4 mil 069, Folio 157 del Libro 48 de Grupo Norte. El Concejo de la corporación edil autorizó dicha acción el 12 de febrero de 2002, según el punto tercero del acta 007-2002, la cual fue firmada por el entonces alcalde de Livingston, Byron Juventino Chacón Ardón, actual diputado del Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación), y por Aníbal Neftalí Morales, quien fungía como secretario general de la comuna.

El terreno deberá ser devuelto a la Empornac, según el fallo de una Sala.

En el acta del Concejo se explica que quien realizó la inspección del área fue el entonces síndico primero de la Municipalidad de Livingston, José Nataniel Arreaza Campos, quien constató que el terreno a desmembrar era de 6 mil 287 metros cuadrados y que no se encontró ningún impedimento legal para realizar la acción; por lo que el Concejo acordó “dar su pleno reconocimiento del derecho de propiedad del terreno al señor Francisco Arturo Castellán Lemus, autorizando los trámites legales para proceder a su escrituración respectiva”, se lee en el acta.

Este medio intentó obtener la versión del legislador Chacón Ardón, pero no respondió las llamadas hechas desde la redacción. Mientras que la directora de Relaciones Públicas de la Empornac, Mircy Aguirre, aseguró que desconocía el tema y aunque ofreció realizar las consultas al respecto, hasta el cierre de esta edición no había trasladado información.

Según un experto en bienes raíces, el valor actual de un terreno ubicado en Livingston, Izabal, se estima en US$100 por metro cuadrado, por lo que el valor calculado del bien en mención es de aproximadamente Q4.5 millones.

Batalla legal

Por la disputa del terreno se han planteado al menos 10 acciones legales, entre estas varias de la empresa Livingston Club Internacional de Yates, S.A., que entabló una demanda contra la familia Castellán Lemus porque la Empornac le arrendó, en 1998, El Varadero a Tito Antonio Bassi, propietario de dicha empresa, pero nunca pudo utilizar el inmueble porque desde 2001 se inició el litigio. Bassi explicó que los demandados interpusieron un recurso de casación con el cual buscan revertir la sentencia en definitiva que emitió la Sala Tercera de Apelaciones.

7

Mil 369 varas cuadradas es la medida del terreno ubicado en El Varadero, en Livingston, Izabal.

“El fallo deberá certificarse al Ministerio Público (MP) para la investigación pertinente, por la posible comisión de un ilícito”,

Refiere la resolución  01049-2003-07817 de la Sala Tercera.

Etiquetas: