Jueves 15 DE Noviembre DE 2018
Nación

Blanca Stalling paga fianza de Q300 mil… pero seguirá presa en el Mariscal Zavala hasta nuevo aviso

Suspendida magistrada entrega sus pasaportes particular y diplomático a jueza suplente que ordena su inmediata libertad por las medidas sustitutivas, excepto que haya otro proceso penal en su contra… que sí lo hay por haberse resistido al arresto en febrero.

Fecha de publicación: 25-04-17
Por: Tulio Juárez
Más noticias que te pueden interesar

Sonriente y sólo custodiada en forma “amable” por dos agentes de la guardia del Organismo Judicial (OJ) –y no por los del Sistema Penitenciario (SP) como correspondía–, la suspendida magistrada Blanca Aída Stalling Dávila llegó y se ha marchado esta tarde de la Torre de Tribunales donde cumplió dos diligencias.

La primera correspondió a Teresa Ampérez, jueza suplente del Séptimo de Primera Instancia Penal que sustituye al titular Adrián Rolando Rodríguez Arana –quien recibe una capacitación–, a quien la funcionaria de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) entregó sus pasaportes personal y diplomático.

Debido a que la Sala Tercera de Apelaciones reiteró la orden de cumplir las medidas sustitutivas que dictó a favor de Stalling, este día Ampérez instruyó que se ejecute la orden de libertad condicional, excepto que exista contra ella otro proceso penal, por lo que pese a que ya pagó los Q300 mil de fianza seguirá detenida por haberse opuesto a la captura.

La resolución de arresto domiciliario, arraigo migratorio, obligación de firmar de forma periódica el libro de asistencia en el MP, el pago de la caución económica y la prohibición para presentarse a la residencia o al despacho del juez Carlos Giovanni Ruano Pineda que en enero la denunció, aplican en el expediente abierto por tráfico de influencias.

Sin embargo, tiene pendiente cumplir la audiencia de primera declaración por el cargo penal de resistencia al arresto, debido a que cuando fue localizada por la Policía el 8 de febrero en un comercio de la zona 9 capitalina –disfrazada con una peluca rojiza y portando un arma de fuego–, pretendió impedir ser detenida.

Este último caso fue asignado al juez Rodríguez Arana, quien ante la imposibilidad de realizar la diligencia debido a una serie de maniobras y argumentos legales empleados por la defensa de la magistrada, la semana pasada terminó por excusarse de conocer el asunto y las instrucciones de la Sala Tercera.

Ruano Pineda, vocal del Tribunal Noveno de Sentencia que en enero comenzaría a resolver los procesos IGSS/Pisa e IGSS/Chiquimula presentó una denuncia contra Stalling en el Ministerio Público (MP) y la CICIG, porque según dijo intentó presionarlo para favorecer a su hijo Otto Fernando Molina Stalling, acusado en el primer proceso.

Etiquetas: