Miércoles 14 DE Noviembre DE 2018
Nación

Mujeres son las principales víctimas de violencia a nivel nacional

En los dos primeros meses de 2017, los jueces resolvieron 178 sentencias por violencia contra la mujer, de las cuales, 73 fueron absolutorias y 115 condenatorias

 

Fecha de publicación: 22-04-17
Por: Julio E. Santos jsantos@elperiodico.com.gt
Más noticias que te pueden interesar

María Antonia, originaria de Sololá, se casó a los 17 años de edad, obligada por sus padres porque esperaba un hijo. Marcelino –su marido– tenía 22 años cuando contrajeron matrimonio, y se dedicaba a la ebanistería. Ahora, 16 años después, María ha denunciado en cuatro ocasiones las agresiones físicas y verbales, así como el maltrato psicológico de la que era víctima por parte de su marido alcohólico.

La primera vez que Marcelino le pegó a su esposa fue dos meses después de la boda, solamente porque no estaba en su casa cuando él regresó del trabajo.

“Pasé todos esos años recibiendo golpes, insultos y maltratos por parte de él, nunca me atreví a denunciar, y la primera vez que lo hice la golpiza fue peor, eso fue hace dos años, y me animé porque la esposa del pastor de la iglesia a la que asisto me motivó a hacerlo”, relata.

Según el informe del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif), los golpes que su esposo le dio a María la última vez le ocasionaron una fractura de muñeca, le dejó la mandíbula dislocada y varias contusiones.

Pese a la constante violencia que padecía, tres de las cuatro denuncias fueron desistidas por María por miedo a que su cónyuge actuara en contra de alguno de sus cinco hijos, la cuarta ocasión se armó de valor y la sostuvo, y ahora Marcelino guarda prisión.

Cifras en rojo

Según el Centro de Información, Desarrollo y Estadística Judicial (CIDEJ) del Organismo Judicial (OJ), durante 2016 ingresaron a los juzgados de Primera Instancia a nivel nacional 8 mil 153 casos de delitos relacionados a femicidio, de los cuales se lograron 3 mil 356 sentencias, de ellas, 860 absolutorias y 2 mil 505 condenatorias.

Es decir, que solamente el 42 por ciento de los casos ingresados fueron llevados a un tribunal para obtener una sentencia, el resto, en un 80 por ciento fue desistido por la víctima, para los demás, se declaró falta de mérito debido a que no existieron suficientes pruebas o argumentos para sostener la acusación.

María asegura que el peor obstáculo que tuvo para decidirse a denunciar los hechos, fue que sus propios familiares la convencieron durante años de que esa era la condición de la mujer en el área rural.

“Cada viernes era para mí el inicio de un calvario, porque a él (Marcelino) le pagaban por semana, y al recibir su sueldo se iba a la cantina y yo ya sabía que llegaría a la casa a maltratarnos, pegarme y a tratarme mal, eso era todos los fines de semana. Y cuando se lo dije a mi mamá me dijo que me tenía que dejar porque para eso éramos las mujeres, que teníamos que aguantar a los hombres”, explica.

Esa cultura inculcada por su madre y sus hermanas, provocó que María se mantuviera en silencio durante 14 años de matrimonio soportando el maltrato. Pero en realidad esa condición de sufrimiento la padeció desde su nacimiento.

“Cuando me animé a denunciarlo y mantener mi denuncia, logré que lo metieran preso y mis hijos y yo conocimos lo que era la paz y la tranquilidad, pero a la vez se vino el recuerdo de que he sido víctima desde niña, porque mi papá le pegaba a mi mamá y a nosotros, entonces entendí que eso es un patrón, una herencia que tenemos que romper y no quedarnos calladas”, contó María con lágrimas en los ojos.

En crecimiento

En el departamento de Sololá durante 2016 se registraron 877 casos ingresados a los juzgados por delitos de violencia contra la mujer y femicidio, la cifra más alta a nivel nacional –luego del departamento de Guatemala–. De esos expedientes se lograron 2 mil 118 sentencias, 48 absolutorias y 170 condenatorias.

En 2008 el Congreso de la República votó a favor de la creación de la Ley contra el Femicidio y otras Formas de Violencia contra la Mujer (Decreto 22-2008). Sin embargo, el reporte obtenido en las estadísticas solicitadas al OJ, dan cuenta que de 2013 en adelante las cifras han aumentado.

Durante ese año los juzgados a nivel nacional recibieron 5 mil 193 casos; en 2014 fueron 7 mil 374; en 2015, 7 mil 971; en 2016, 8 mil 153 y a febrero de 2017 se reportan 1,053 procesos ingresados.

El actuar del agresor

El psicólogo Julio César Méndez explica que la mayoría de agresores de mujeres y niños inician sus ataques de forma psicológica y verbal, y de allí aumenta progresivamente. La última acción que toman es la agresión física y las amenazas hacía familiares de las víctimas.

“El agresor inicia con mensajes intimidatorios, de desprecio, amenazas, y busca que la víctima crea que es inferior a él, y sobre todo que no tiene que denunciar porque tendrá graves consecuencias, posteriormente, golpea y agrede, de esa forma confirma su condición de agresor y demuestra que es capaz de hacerlo, por último, amenaza en agredir o matar a familiares si la víctima llega a denunciarlo”, puntualizó.

Las cifras de 2017

En los dos primeros meses de 2017, los jueces resolvieron 178 sentencias, de las cuales, 73 fueron absolutorias y 115 condenatorias. Los principales delitos son violencia física contra la mujer, violencia sexual, y psicológica, además, femicidio en grado de tentativa y violencia económica.

Etiquetas: